publicidad
Como periodista cree que tiene la verdad.

Marcela Mar es Laura Montesinos

Marcela Mar es Laura Montesinos

Como periodista cree que tiene la verdad olvidando que el ser humano sólo alcanza a tener puntos de vista.

Como periodista cree que tiene la verdad.
Como periodista cree que tiene la verdad.

Periodista. Proveniente de una familia numerosa, tuvo que estudiar en colegio del gobierno y su carrera hacerla en una universidad pública. Toda la vida ha sido una mujer combativa con la palabra lo que le ha traído más problemas que soluciones. Como periodista cree que tiene la verdad olvidando que el ser humano sólo alcanza a tener puntos de vista.

Como consecuencia de su forma de ser le ha quedado difícil establecer relaciones duraderas. Los novios apenas sienten que ella está por encima en conceptos e ideas huyen a los brazos de mujeres más sencillas y sin tanta complicación lo que ha hecho de la vida de Laura muy solitaria en una búsqueda constante de compañía.

En su profesión es excelente. Investigadora nata. Con una ética profesional incuestionable. La verdad por encima de todo. No es amiga de las prebendas y menos si vienen de personas sospechosas. Obsesionada con su trabajo.

publicidad

Su forma de vestir es diferente. Nada que ver con modelos de revista. Es auténtica y su ropa ídem, con tendencia a lo autóctono artesanal y original.

publicidad
publicidad
El presentador nos adelantó varios detalles de lo que será uno de los programas más hermosos en los que ha participado y todo a bordo de un crucero.
No solo estuvo dedicada a la televisión, también se destacó como una de las actrices más reconocidas en el teatro y el cine. Alma Muriel del Sordo supo aprovechar cada momento de su vida en lo que le apasionó desde pequeña: la actuación. 
Desde su Instagram Stories, la cantante colombiana le hablaba a sus fans sobre su “ingratitud” por no pasar a desearles Feliz Año, sin embargo, el cambio de tema fue inmediato al ver que algo en su cuerpo no lucía como de costumbre.
A la historia pasará Ricardo Aldape Guerra, un regiomontano que después de pasar 15 años condenado a muerte en Texas por un crimen que no cometió, recuperó su libertad y hasta intentó hacer una carrera como actor pero murió de forma inesperada.
publicidad