Elecciones 2018

Beto O'Rourke, el demócrata de Texas que enfrenta la difícil tarea de sacar del Senado a Ted Cruz

A O'Rourke, de 45 años, le espera un camino cuesta arriba. Pero hay indicios de que al menos podría mantener estrechos los resultados de los comicios de final de año, poniéndole difícil la contienda a Cruz y a los republicanos en un estado tradicionalmente rojo.
7 Mar 2018 – 10:11 PM EST

El congresista Beto O'Rourke se adjudicó este martes la nominación demócrata para enfrentar al senador republicano Ted Cruz en las elecciones de noviembre.

O'Rourke, de 45 años, un congresista que ya tiene tres períodos, todavía enfrenta una batalla cuesta arriba. Pero hay indicios de que al menos podría mantener estrechos los resultados de las elecciones de noviembre, incluida una impresionante participación de votantes demócratas en las elecciones primarias del martes, informes de recaudación de fondos y encuestas que muestran descensos en la popularidad de Cruz y el presidente Trump.

En los primeros 45 días del año, O'Rourke recaudó $ 2.3 millones frente a los $ 800,000 de Cruz. O'Rourke se jacta de que no está tomando ningún dinero de PAC, sino que confía en las contribuciones de $ 25.

En una entrevista con el canal CNN, el senador Cruz dijo sentirse confiado de que mantendrá su curul al asegurar que los texanos no quieren "el regreso de los altos impuestos" ni de los tiempos de Barack Obama, pese a que muchos puedan "odiar a Donald Trump".

La carrera de Cruz-O'Rourke se convertirá en un choque de ideología y estilo, analiza el diario The Washington Post. Cruz fue el único senador que votó en contra de lanzar un debate formal sobre la política de inmigración el mes pasado mientras que O'Rourke es un defensor de una reforma exhaustiva de la inmigración. Cruz defiende los derechos relacionados con las armas de fuego, mientras que O'Rourke ha firmado un nuevo proyecto de ley que restablecería y construiría sobre la prohibición expirada de las armas de estilo militar.

O’Rourke se ha salido del marco convencional de hacer campaña y ha tratado de aprovechar al máximo el poder de las redes sociales. Hace transmisiones en vivo de cada evento local, cada recorrido, sus viajes por carretera, sus almuerzos en la ruta, sus conversaciones informales con seguidores, e incluso las llamadas a su esposa Amy, para averiguar por proyectos escolares de sus tres hijos

Al votar el martes por la mañana en Dallas, Bonnie Kobilansky, de 64 años, dijo que cree que Beto O'Rourke es "un buen tipo" y que estaba emocionado por darle su voto.


Ella dice que quiere ver cambios en el gobierno y agrega que "eso comienza en el nivel local, en el nivel estatal".

Katie Newsome, de 27 años, pastora de United Methodist, dice que está entusiasmada por la "frescura" y la "visión" que aporta O'Rourke. Ella dice que quiere ver cambios tanto en los EE. UU. como en Texas también.

Ella dice que le encantaría ver a Texas "ponerse azul". Ella dice: "No sé si eso sucederá, pero sería emocionante".

La brecha entre republicanos y demócratas en el estado se ha venido cerrando poco a poco y eso fue evidente en las elecciones presidenciales de 2016. Hillary Clinton obtuvo 600,000 votos más que los que sacó Barack Obama cuatro años antes, aunque Trump ganó el estado con una diferencia del 9%.

El gobernador Greg Abbott también se adjudicó la nominación republicana para gobernador y participa en las elecciones generales como un gran favorito contra quien sea que salga de las primarias demócratas.

Texas celebra las primeras elecciones primarias del 2018

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TexasPolítica
Publicidad