null: nullpx
Salud

Hispanos acuden a clínica para revisión y el personal médico los abandona en el lugar

Un padre acudió con su hija a la clínica Family Healthcare Network de Visalia para una consulta médica, pero nunca se imaginó que todo el personal se iría y los dejarían solos.
16 Jul 2021 – 12:05 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Una hija y su padre, ambos hispanos, pasaron varias horas en una clínica esperando ser atendidos antes de que se dieran cuenta de que el personal médico ya se había ido a su casa.

Esto fue lo que le ocurrió a Audreanna Oviedo y a su padre Julio Torres, quien sufre diabetes y padecía una úlcera en un pie.

El sábado 10 de julio, Audreanna y su padre acudieron a una la clínica de Family Healthcare Network ubicada en el 401 de E School Avenue, en Visalia.

La mujer contó a Univision 21 Fresno que había llevado a su padre a revisión.

Después de registrarse con los asistentes médicos y pasar a consulta con un doctor, enviaron a su padre a otro piso para que le tomaran radiografías y así asegurarse si era necesario llevarlo a la sala de urgencias.

El hombre y su hija acudieron a donde les dijeron y esperaron a que los llamaran. Pero nunca los llamaron.

“¿Hay alguien aquí?”

El padre se percató que de pronto comenzaron a apagar las luces y poco después ya no había nadie en la clínica.

“Pasó un tiempo y notamos que las luces se apagaban y mi papá dijo que habían recogido sus cosas y se habían ido a casa”, contó Audreanna.

Audreanna le pidió a su papá que la esperara, ya que iría a buscar a alguien para que les explicara qué pasaba y por qué no los atendían.

“Bajé las escaleras donde las luces también estaban apagadas y llamé a alguien y me di cuenta de que estábamos solos. Me aseguré de que las puertas se pudieran abrir. Fui a buscar a mi papá y grabé un video en el que decía ‘¿hola?, ¿hay alguien aquí? Realmente nos dejaron allá arriba’”, dijo Audreanna.

El padre y su hija se fueron después de casi dos horas de espera.

Se complica la salud de don Julio

El padre de Audreanna desmejoró al día siguiente y lo tuvo que llevar a la sala de emergencias para que recibiera atención.

En este punto los antibióticos ya no le hacían efecto al señor y los médicos hallaron que la infección ya le había llegado a los huesos, por lo que decidieron amputarlo.

“Los antibióticos no eran suficientes y decidieron que lo mejor era una amputación parcial. Fue operado el 13 de julio y está en recuperación y esperando volver a casa”, dijo.

Sobre esta denuncia, un representante de Family Healthcare Network se comunicó con Univision 21 Fresno para ofrecer una postura, pero al momento de publicarse esta nota no fue recibida.

“Es hora de rendir cuentas”

Audreanna dijo que su caso no es el único que ha ocurrido en la clínica, por lo que decidió hacer público lo que le pasó a ella y a su padre.

“Sabemos que no estamos solos en esto, hay docenas y docenas de otras personas con historias similares que simplemente nunca hablaron o sintieron que no podían hacer nada o en la mayoría de los casos los ignoraron o no tienen los recursos para comunicarse”, dijo.

“Mi familia en su conjunto quiere ver que algo bueno salga de esto, no solo para hacer un mejor seguimiento de los pacientes, sino para un mejor tratamiento para los pacientes”, agregó.

Audreanna criticó a los asistentes médicos de la clínica y los calificó como groseros. Dijo que no tienen empatía y son descuidados.

“Nos gustaría ver un cambio en la forma de hacer las cosas”, dijo.

“No somos los únicos con historias de terror de este lugar, es hora de rendir cuentas”, añadió.

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default