null: nullpx
Cargando Video...

Hasta Que el Dinero Nos Separe Capítulo 157

Alejandra y Rafael temen perder su dinero ahora que fueron despedidos de Autos Siglo y le piden a Beltrán que les dé un mes para irse. Pepeto le queda mal a Carmela en la cama. Marco trata de convencer a los Álvarez del Castillo de que vendan la hacienda.
2 Sep 2021 – 12:01 AM EDT
Reacciona
Comparte

presentador: televisa presenta. arcadia: ay, no lo puedo creer,no lo puedo creer. solamente porque estuve aquípresente y escuché a esos dos muchachos, puedo creerlo que acaba de pasar. francisco: yo estoy devastado.esos dos ya eran como mis hijos.los veía y mi presión arterial se equilibraba al saberque producían bastante mony, mony, mony.arcadia: oye, beltrán, ¿no nos habremos precipitadoal correrlos? francisco: ¿usted cree,profesora arcadia? arcadia: es que tambiéneres muy "seredina", digo, muy "seredino".ay, a ver, ¿qué vamos a hacer ahora?no tenemos gerente de ventas-- [puerta]arcadia: perdimos a nuestro mejor vendedor.edgar: -- profesora arcadia, qué gustoverla. y más en estos momentostan complicados de la empresa. qué guapa se ve el día de hoy.arcadia: bla, bla, bla, bla. edgar: licenciado, ¿me permite?francisco: sí-- edgar: ¿qué ha sucedido?¿estuve en un error en lo qué le comenté?arcadia: ah, y todavía preguntas.francisco: no, no, no, no estabas maly ya llevé a cabo los correctivos que procedían.edgar: ¿correctivos? disculpe, licenciado.no me diga qué nada más le dio una regañadita a medina,una palmadita en la espalda y lo mando de nuevoa su oficina. francisco: no, no.acabo de despedirlos. edgar: ¿despedirlos?¿y a quién más? francisco: a la licenciadaálvarez del castillo. edgar: [ríe]no me diga, perdone. ¿la licenciada?ay, eso sí me sorprende. ay, perdóneme, licenciado,entonces eso quiere decir que, bueno, me supongoque yo voy a asumir de alguna manera, usted sabe.arcadia: ¿qué vas a asumir qué? ¿qué vas a asumir qué?¿qué? ¿qué--qué?edgar: profesora, con todo respeto.pues el departamento de ventas, ¿o van a dejar la gerenciade ventas sin cabeza? o cómo diría ramirez--francisco: señor, haz que se lo imagine.marino, sal de aquí.edgar: sí, pero-- francisco: ahora no estoyde humor para hablar de eso. edgar: tiene toda--arcadia: que te vayas, hombre. que te vayas.edgar: por supuesto, profesora. qué bien le queda ese sombrero.arcadia: ándale, lárgate. edgar: permiso, licenciado.arcadia: oye. oye,te hablo, ¿cómo aguantas este bombo?francisco: no lo aguanto. alejandra: por favor,no se quede callado. ¿qué misterio se trae, medina?hable. rafael: mire, su no--su no-- no, no, no, no, no.mire, lo importante es que nos acaban de correr,licenciada. eso es lo que importa ahorita,nos echaron a la calle. alejandra: sí, pues no podemosdejar que nos corran, medina. los millones que debió pagarme,ahora están metidos en forma de camiones, en los talleresde esta empresa. y si usted no los vende,¿qué vamos a hacer? beltrán se va a quedarcon el negocio. ¿y sabe cuándo nos vana devolver esa cantidad-- rafael: no, no, no, no, no,ni me lo diga, ni me lo diga. porque esa lanototota,no se va a quedar aquí enterrada.alejandra: pues no, no se puede quedar enterrada.no se nos puede quedar enterrada, medina.por favor, yo tengo que pagar las deudas de mi casa,no tengo ni dónde vivir. rafael: ah, sí, sí, claro,claro, necesita la lana para su boda.no se le puede echar a perder la fiesta, la pachangonacomo dice usted. alejandra: ¿y qué?ay, no me diga que su boda le va a salir gratis, ¿o qué?ah, no, claro, a usted le pagan todo, el carnicero.rafael: eh, claro, pedime porque el papá de vicky dice,que el papá de la novia siempre paga la fiesta.como en su caso. alejandra: mire, medina--rafael: mire, igual esa lana no se puede quedar aquí.alejandra: ah, claro que no, medina, porque tieneque pagármela. ¿y ahora qué voy a hacer?además de eso me voy a quedar sin sueldo.rafael: ni hablar, yo también. pero le aseguro una cosa,yo veré cómo le respondo con la mensualidad,no se preocupe. alejandra: sí, sí, claro,la cuota de cada mes. ay, medina, por favor,esto es un problema mucho más grave.rafael: y sí, ya lo sé, hombre, por favor.cálmese, licenciada. mire, los dos no nos podemospelear en este momento. estamos juntos en esto,tenemos que darnos apoyo. bueno, o por lo menos ustedpuede contar con mi apoyo, pero cálmese.cálmese, por favor, licenciada. mire, aquí hay un hechoy es que ni usted ni yo nos podemos salir de autossiglo. no, por lo menos, en estemomento. alejandra: sí.y ya cuando todo esto, al fin, estaba por terminarse.rafael: ¿quiere que le traiga algo de tomar?¿un café, un vaso con agua, un té?a lo mejor con eso se calma un poquito.alejandra: no, gracias, no, gracias.si usted quiere algo vaya, vaya.rafael: no, hombre, yo que voy a querer.licenciada, mire, escúcheme bien.no podemos irnos los dos y yo voy a pelear porque ustedsea la que se quede. yo hablo con beltrán,le entrego mi cabeza, pero le voy a decir que ustedse queda porque usted necesita su trabajo.alejandra: no, no, no, no. no, medina, es preferibleque usted se quede. hay que sacar ese dinerode aquí y usted tiene que producir.rafael: no, no, no, no, no. a ver, licenciada, espéremetantito. yo ya se lo dije varias veces,yo la necesito a usted aquí. que usted se encarguede los vendedores, que vendan. y yo veré cómo saco adelanteel otro negocio, pero yo lo saco.alejandra: mire, cómo bien lo dijo usted.los dos estamos en esto, ambos necesitamos el trabajo.o nos vamos los dos o nos quedamos los dos.rafael: así es. mire, le voy a proponer algo,a ver qué opina. alejandra: a ver, a ver,lo escucho. rafael: ahí va.mire.claudia: pásenle, por favor, a mi cubículo.enseguida las voy a atender-- edgar: claudia, claudia,¿me permites? ¿los acompañas, por favor?sí. [chistea]disimula, disimula. te tengo una excelente noticia.cálmate. acaban de correr al taradode medina y a la licenciada álvarez del castillo.claudia: [resuella] ¿qué?¿entonces era cierto lo del currículum?edgar: ajá. claudia: qué alivio vera esa mujer, por fin, fuera de esta empresa.edgar: [chistea] claudia: me merezco esas 3camionetas, ¿o no, marino? edgar: por supuesto, cariño,disimula. en cuanto cierre el negocio,te las traspaso, ¿vale? claudia: eh.sin trampas, marino. edgar: suéltame.y en primer lugar, claudia, no soy marino.soy el señor marino o el licenciado o tu jefe.ya se terminaron esas confiancitas, se acabó,eh, ubícate. claudia: uy.ay, dios mío, he creado un monstruo.francisco: ah, son ustedes, pasen, pasen, pasen.>> con permiso. rafael: pase.francisco: [tose] ¿traen sus cartas de renuncia?rafael: no vamos a renunciar. francisco: ¿cómo?rafael: que no-- arcadia: ¿cómo está eso?se van a poner a -- ¿o qué?alejandra: no, no, no, no, profesora arcadia,¿cómo se le ocurre? lo que queremos decires que, por ahora, no podemos renunciar.rafael: mire, déjenos seguir trabajando este mes, licenciado.profesora, por favor, tenemos negocios muy grandes.alejandra: uh. rafael: mire, por ejemplo,tenemos el negocio de los camiones, que tenemosentre autos siglo y yo. alejandra: y ustedes no puedendejar sin cabeza el departamento de la noche a la mañana.necesitan que alguien siga al frente del departamento,también necesitan tiempo para buscar nuestros reemplazos.rafael: correcto, sí. déjenos seguir.mire, hasta fin de mes, licenciado.por favor, profesora, ¿sí? mire, los dos necesitamos llegara finales de este mes. y después, este--y después nos vamos, ¿qué tal? ¿eh?francisco: ya tomamos una decisión, rafael.alejandra: no, no, sí, sí, sabemos.no nos estamos oponiendo a su decisión.si usted quiere de que nos vamos, nos vamos.rafael: sí. alejandra: solo les estamospidiendo, por el bien de todos, que nos permitan estar hastafinal de mes. francisco: ay, que mancuernatan siniestra hacen estos dos, eh.hasta final de mes. ¿qué le parece, profesoraarcadia? arcadia: pues no sé, tal vez.a lo mejor, quizás. aunque lo más seguroes que-- ¿quién sabe?¿tú como lo ves. guero? francisco: bueno, ya que me dejatomar la decisión a mí, profesora.mira, voy a ser claro contigo, medina, si de aquí a fin de mesno has vendido esos camiones, el negocio es--bueno, es un hecho, que todas las utilidades se quedanpara autos siglo. y, naturalmente, se te devuelvetu dinero. el capital que aportastecuando alguno de esos vendedores venda esos camiones y la verdad,yo no sé cuánto tiempo va a tardar eso, pero bueno.¿bueno qué? lo tomas o lo dejas.rafael: no, no, lo tomo, lo tomo, licenciado.mire, yo vendo esos camiones antes de que termine el mes.me canso que los vendo. alejandra: se cansa.francisco: bueno. entonces está bien,se pueden quedar los dos. alejandra: [resuella]francisco: a trabajar, vámonos. rafael: ah, sí, sí, sí.alejandra: sí, sí, sí. rafael: a fin de mes,a fin de mes. francisco: a fin de mes.rafael: vámonos, vámonos a trabajar antes de que paseotra cosa. ah y todavía faltan muchos díaspara fin de mes, eh. va a ver mucho mony, mony, mony.[balbucea] arcadia: ay, güero.eres grande, güero. qué "langanon" eres, eh.nosotros no perdemos ni un peso.francisco: ni uno. arcadia: qué bárbaro.ambos: [resuellan] alejandra: gracias, medina,gracias. rafael: no es nada.alejandra: oiga, ya estuvo, ¿no?rafael: eh, sí, perdón, perdón. perdón, perdón.eh, licenciada, de la que nos salvamos,de la que nos salvamos. alejandra: creí que ahora síno íbamos a salir de esta. nos toca trabajar muy duro.rafael: sí, muy, pero muy duro. y los dos lo lograremos.mientras que estemos juntos, lo vamos a lograr.alejandra: ¿qué dijo? rafael: que lo vamos a lograr.alejandra: ¿mientras qué? rafael: mientras que estemosjuntos lo vamos a lograr. pepeto: rafita, ¿podemos hablar?rafael: ¿eh? pepeto: ¿podemos hablar?rafael: eh, sí, claro. alejandra: ay, claro.ay, mire, pepeto, por favor, enciérrense en la salade juntas. los dos --compadres, para que le dé la clase erótica.y después de que hablen, por favor, riega un pocode agua bendita en la sala, a ver si así se le limpiael espíritu. medina, entonces trabajamosduro, para salir cuanto antes de esto.rafael: sí, sí, claro. pepeto: eh, ¿qué--qué pasó?rafael: ¿qué pasó con qué? pepeto: pues --rafael: ¿pues qué me encargaste? ¿o qué rollo?susana: no, nelson. hoy no quiero que hablemos,déjame tranquila. mañana hablamos, ¿sí?alejandra, ¿cómo te fue? alejandra: mejor hablamosen mi oficina. rafael: dandy, a la salade juntas. susana: ándale, ¿qué esperas?ve, tus compadres te están esperando.córrele, no puedes faltar. nelson: después.susana: [resuella] nelson: jiménez, jiménez---- jiménez.ramiro: ¿qué pasa, dandy? nelson: rafael nos necesita,ven comigo. ramiro: el juicio de las sietenecesidades, ¿qué pasará? trapito: oiga, don jiménez.sí, ya sé, no es tema. susana: sí, ya sé que me pedisteque mantuviera la calma con nelson, pero, alejandra,necesito de verdad una noche de meditación y de yoga,para poder manejar esto. alejandra: yo también.susana: bueno, ¿y para qué te necesitaba beltrán?alejandra: para correrme. sí.para corrernos a mí y a medina. susana: pero ¿cómo?alejandra: alguien le contó que el currículum de medinaes falso y ahí caímos los dos. lo que quiere decir--susana, tenemos un enemigo muy grande aquí adentro.[música][música]rafael: no me cabe la menor duda de que fue claudida.el abogaducho ese debió haberle pasado la información.nelson: pero ¿para qué? rafael: ¿cómo que para qué?pues para hacerme pedazos y para separarnos.se ha de andar muy nerviosito porque yo ando muy cercade la licenciada. ramiro: ay, dios mío,pero ese mono está jugando ya muy duro, ¿no?digo. rafael: tienes razón, jiménez.yo no puedo bajar la guardia ni un segundo o me va a acabarantes de que yo acabe con él. y el tiempo se me está acabando,beltrán me la puso muy, pero muy difícil.nelson: pero ¿por qué? ¿de qué hablas, rafael?rafael: ah, luego les digo a ver qué onda con eso.mira, por ahora, hay que seguir adelante.a ver, ¿tú qué onda? leeme informes.¿cómo te fue con la tal carmela? ¿eh?¿ya la tienes rendida a tus pies?¿totalmente enamorada? ¿o qué pasó?pepeto: ese asunto no va a funcionar conmigo, hermano.rafael: ¿cómo que no? ¿por qué?si la última vez que me llamaste ibas rumbo a un hotel,pues ¿qué pasó? pepeto: no, pues hubo broncas.rafael: ¿broncas? a ver, a ver, ¿qué problemashubo? no me digas que esa mujerdescubrió quién eres y qué pretendías con ella.pepeto: no, no, no, no, no fue eso.rafael: ¿entonces? pepeto: lo que pasó fue, que--bueno, entramos al motel, ella me pidió que sacaralos artículos orientales que sirven para la intimidad--rafael: sí, sí. pepeto: [balbucea]carmela: oye, ¿eso es todo? pepeto: ¿querías más?carmela: esto es una estafa, --de aquí. fuera.pepeto: pero ¿estás bien? carmela: esto es un fraude.fuera de aquí. fuera de mi vista.antes de que te quite lo poco que tienes.fuera. [llora]pepeto: y se puso a probarlos. se dio cuenta, que ni eranorientales, ni afrodisíacos, ni nada de esas cosas.es más, se enteró de que eran piratas y de muy mala calidad.y entonces, pues se puso furiosa y me echó.ramiro: ¿qué? ¿entonces ni siquiera alcanzastede hacerle cositas? hacerle, "cuchi-cuchi".pepeto: no, hermano. si hubiera alcanzado a hacerlecositas, hacerle "cuchi-cuchi". mira, la tendría comiendode esta mano. todos: [resuellan]pepeto: sí. yo las vuelvo locas fácilmente.pero, desafortunadamente, no alcancé.no me dio chance de nada y, pues echó a perderesa oportunidad por mi lado. amigo mío, lo siento.nelson: uy, señores, no nos queda de otraque cambiar la estrategia. hay que buscar otra formade averiguar, qué está haciendo ese abogado con la hacienday olvidarnos de la carmela-- rafael: no, no, no, párate,¿cómo se te ocurre, hombre? si no hay otra estrategia.mira, ya sabemos que la mujer esta carmela y el abogado,tienen su tranza y la única forma de saberqué es, es insistir en sacarle la información a esa mujer.hay que insistir, no hay de otra, hombre.ramiro: pero, rafalito de mi alma, por amor de dios.ya se agotaron todas las posibilidades.ahí estuvo tu cuñado, ya fue pepeto y tampoco.¿sabes una cosa, hermano? ya olvídate de eso.rafael: no, no, no, ¿cómo olvídate de eso?no, no, no. todavía--todavía me queda una última posibilidad.nelson: no, rafa. no, no, no, no, rafa.no, rafa. rafafafa.no, por favor. rafael: ¿qué?nelson: no me podés pedir eso a mí.yo tengo novia y encima se está tambaleando mi relacióncon todo esto, y más con la llamadaque te cachó haciendo la licenciada.sí, ella ya me tiene en la mira.así que no me vayas a pedir que me meta en ese infierno,cuando yo ya me estoy quemando. rafael: dandy.hermano, por favor. mira, ya estamos cerca.yo no te estoy pidiendo que te acuestes con ella.vamos a buscar otra forma de que le llegues,pero no me abandones en este momento.ramiro: sí, por favor. pepeto: eres la última cartaque le queda, por favor. ramiro: no seas así.rafita es muy buena onda con-- nelson: sí, no, no, está bien,pero también puede ser que me quede lo últimoque me queda de vida. si es que me cachami noviecita. rafael: hermano, mira.después de esa llamada que escuchó la licenciada,quedamos todos "enlodados" hasta el cuello.ramiro: ¿hasta yo? rafael: no, tú un poquito más,pero luego te digo. ramiro: ay, dios mío.santo, santo, santo, santo. yo --rafael: tú no le puedes ir a contar a susanalo que estamos haciendo. nelson: no.rafael: aguas. porque inmediatamentelo va a saber la licenciada y todo lo que estamos haciendose va a ir a la basura. la única forma que tenemospara lavar nuestra imagen, y que dejen de pensar malde nosotros, es llegando al fondo de esto.llegándole a esa mujer, desenmascarando al abogado.ramiro: sí. rafael: cuando la licenciaday susanita sepan lo que estamos haciendo.mira, te aseguro, que nos lo van a agradecer.¿eh? oye, dandy, por favor.no creas que eres el único que te estás sientiendo malcon esto, hombre. imagínate lo que estoy sintiendoyo, para mi también es terrible estar pensandolo que la licenciada está creyendo de mí.alejandra: ay, después de tanta dulzura,de tanta amabilidad, de tanta solidaridad de medina.ay, ya se me estaban poniendo los ojos de borrego a mediomorir otra vez. [ríen]alejandra: y justo cuando-- [resuella]susana: ¿qué? alejandra: ahí apareció pepeto.susana: ah, ¿ya llegó? ¿y dijo dónde andaba?alejandra: ay, no, qué iba a decir.pero por la cara que traía, seguramente venía de estarcon una mujer. susana: [resuella]alejandra: no e imagínate, quién sabe con qué tipo de mujerse está enredando. llegó a rendirle cuentasa medina, que asco. susana: y nelson está ahícon ellos. rafael: piénsalo bien, dandy.mira, aunque no tienes mucho tiempo para hacerlo,pero eso sí, te pido una sola cosa.tomes la decisión que tomes, júrame, dame tu palabrade hombre, de que no me vas a delatar con ella.dandy. --el bichito. ¿qué pasó?nelson: está bien. lo juro.todos: [aplauden] [música][música] marco: sí, sí.como lo oye. es un completo desastreun verdadero desastre como ese tipejo,dejó la hacienda. rosario: pero ¿qué pasó?el tipo ese que-- chávez le robó.marco: bueno, yo no diría tanto como robar,pero sí fue una pésima administración la de chávez.pues para agarrar a los acreedores, vendióganado. arrasó con la producciónde la leche. no permitió que la haciendadiera un solo peso para su mantenimientoy para producir como se debe. [resuellan]marco: por eso tuve que pasar --al juzgado y pedir que lo destituyeran en el acto.ese tipejo no volverá más a la hacienda.jorge: ¿y quién responde por lo que hizo?rosario: hay que demandarlo. ese buitre acabópor arruinarnos. marco: sí, sí, sí,pero tranquilos, tranquilos. yo ya me estoy haciendocargo de eso, así que no se preocupen.van a ver, le voy a hacer pagar todos los dañosque nos hizo. rosario: pero hasta dóndesabemos, ese pobre diablo no tiene en qué caerse muerto.marco: bueno, así sea con cárcel,yo lo voy a hacer pagar. van a ver.alejandra: [resuella]hola, familia, buenas noches. marco: hola, hola.jorge: mi princesa. siéntate.siéntate, que estamos hablando con macario.marco: eh, marco. marco.jorge: bueno, con él. alejandra: hola, tía,¿y quintana? rosario: está visitandoa sus hermanas en monterrey. anastasio ¿y qué va a pasarcuándo ya seas parte de la distinguidisísimafamilia álvarez del castillo. quintana: mira,te dije que jorge ya tiene un pie en la tumba y el otroen una cáscara de plátano para--[ríe] y como rosario no sabecomo apuntar la hacienda, hablaré con mi cuñado jorge,para que me otorgue un poder y sea yoquién se haga cargo de todo. anastasio: bien.mozo: sus bebidas. whisky y tequila.anastasio: gracias. quintana: gracias.anastasio: oye, ¿y la hija alejandra no cuenta o qué?quinta: tengo entendido que se va a casar también.el tal marco no creo que represente ningún obstáculo.lo podríamos acusar de malversación de la hacienday por falsear información. así que más le vale guardarsilencio y dejar que yo tome posesión de la hacienda.oye, únicamente te voy a pedirque vayas al juzgado, que llega el asunto del embargoy solicites una copia de la liberación.y que veas cual es la situación exacta de la casa.tengo que cuidar mis futuras propiedades.anastasio: [ríe] quintana: ¿brindamospor el triunfo? mi estimado y nunca bienponderado, anastasio "rendolf". anastasio: brindamos.>> yo también brindo con ustedes, salud.quintana: salud, sí, hombre. anastasio: por cierto,seguimos con lo del asunto de siempre.quintana: [ríe] rosario: bueno, de cualquiermanera, nena, nosotros nos vamos a casar despuésde ustedes. hay que darle prioridada tu boda, desde luego. alejandra: hola, marcario.ay, no yo estoy como mi papá, perdón.jorge: macario. alejandra: macario.jorge: se llama marco. [ríe]alejandra: bueno y-- ¿qué?¿qué pasó? rosario: pues aquí marquito,contándonos del pésimo manejo que hizo el malandrín,ese tal chávez con la hacienda. jorge: sí.nos acabó de rematar el muy miserable.marco: sí, así es. lamentablementepor razones del distanciamiento, que tú y yo tuvimos,por esas crisis, pues no pude volvera la hacienda y estar al frente de ella como antes.y el tipejo ese chávez, hizo un pésimo manejode los recursos, pero ya estoy al frente de todo,lo hice destituir de inmediato y voy a iniciar un procesodisciplinario contra ese vivales.alejandra: ay, qué bueno. al fin salimosde esa alimaña. rosario: sí.por algo nunca lo soporté. alejandra: ay, yo tampoco.[ríe] ¿y ahora qué sigue?marco: bueno, las cosas no están nada fáciles.me reuní con los trabajadores y con chucho el capataz.alejandra: sí, chucho. marco: y se viene un mesmuy duro en pagos, pero vamos a trabajarmuy fuerte. mira, yo mismo voy a estaral frente del manejo de los dinerosy de la producción, pero no está nada fácilla situación. y si a eso le agregamosque están rumoreando, que en la hacienda rondaun fantasma. no, pues imagínense.rosario: ¿qué? jorge: ¿un fantasma?rosario: ay, dios mío. dios mío.marco: pero, rosario, son solo chismes.tonterías de los pueblerinos, de los trabajadores.no puede haber fantasmas y menos uno sin cabeza,imagínense. alejandra: ¿un fantasma?jorge: ¿sin cabeza? marco: [ríe]alejandra: ¿en la hacienda? marco: sí.ellos le dicen ánima, pero les digo,es una tontería. son mitos y leyendasde los pueblos. alejandra: ay, dios.jorge: yo no estaría tan seguro de que fuera un mito.marco: -- ¿por qué lo dices, jorge?alejandra: ¿qué? jorge: porque, mira,no recuerdo si fue en el año 46 o 58, 57.pero el caso, es que en aquel tiempo,una mañana fría y lluviosa, apareció el cadáver de un hombredecapitado. allá, cerca de la haciendao adentro de la hacienda, no recuerdo.estaba entre los matorrales. fue algo espantoso desde luego.[música]jorge: ¿qué le faltaba un brazo o la cabeza?miren, no recuerdo muy bien creo que lo operaronde la vesícula. alejandra: ¿no tenía vesícula?jorge: ay, hija, si lo operaron de la vesícula,se quedó sin vesícula. pero la cabeza todavíala tenía y también estaba-- queda hacendado,don felipe, felipe, felipe, felipe esquivel.ese perdió la cabeza. marco: sí, sí.jorge: pero la perdió por una chamacona que estababuenísima. ay, qué piernas tenía.rosario: ay, jorge. bueno, ¿te acuerdaso no te acuerdas? porque yo no me acuerdode nada de eso. jorge: sí, sí, rosario.te digo que apareció sin cabeza, en aquel tiempo.y desde entonces, hasta ahora, no había vuelto oir nada de eso.alejandra: [resuella] jorge: yo creoque sea un fantasma o su ánima de ese descabezado.ambas: [resuellan] rosario: dios mío,que dios nos haga reconfesados.alejandra: sí. marco: bueno, bueno, bueno,si hay eso o no. yo también me voy a encargarde resolverlo, eh. rosario: ay, bueno,pues ojalá no sea demasiado tarde para remediar las cosas,incluyendo al descabezado ese. alejandra: yo no lo quiero ver.marco: bueno, jorge, ¿ya terminastecon las historias, verdad? jorge: sí, sí, sí,pero afortunadamente, ya no se volverá a dareso de que dejes la hacienda abandonada.porque me imagino que seguirás al frente, hasta que la saquesa flote nuevamente. marco: sí, jorge,por supuesto. no te preocupes.alejandra: pues yo también les tengo una noticia.es un hecho que finaliza este mes,me retiro de autos siglo. no regreso más.marco: qué bien, mi amor, pero qué bueno.te adoro. alejandra: entoncesno vas a estar solo en la hacienda.si dios quiere, quedo libre de deudas,recibo una comisión importante de un negocio y podré dedicarmetodo el tiempo a la hacienda. marco: [resuella]alejandra: ¿qué pasó? jorge: qué noticiatan maravillosa, hija. qué bueno, que al fin, puedasencargarte de lo que es tuyo. rosario: y gracias a diosque terminas con ese ciclo de autos siglo.ay, ojalá pudieras retirarte antes.alejandra: uy, no, no, no. eso sí ni lo sueñen,no puedo, no puedo. ah, marco.marco: sí. alejandra: me urge ira la hacienda, a ver qué hizo esa serpientede chávez. y bueno, ya veremosque se puede hacer con ese fantasmao esa ánima en pena. marco: alejandra, ¿tú sabes--alejandra: no, no, no, no. no, marco,ni me vayas a hablar del juzgado y de esa señoranefasta que me presentaste el otro día, eh.y que prácticamente, me prohibió regresara la hacienda. [se burla]jorge: [ríe] alejandra: sí,no voy a permitir que esa mujer me siga poniendo obstáculos.y menos ahora, con el resultado de la gestióndel señor chávez. si esa señora se llegaa oponer, marco, voy a hacerla investigar.les voy a armar un problema gigante.no se le van a acabar porque ese juzgado va a tenerque responder por la porquería de gestión del señor chávez.marco: bueno, ya, tranquila, alejandra.no hay necesidad. mira, yo voy a hablarcon ella y te voy a asegurar, que no te va a ponermás problemas, eh. pero es que el asuntono es solo ese. alejandra: ¿ah, no?¿cómo? ¿pasa algo más?marco: miren. la verdad es que yo tengoque ser totalmente sincero con ustedes.tengo que decirles que lo que se avecinaes muy duro y no sé que tanto valgala pena el esfuerzo y la dedicaciónporque, como les dije, las cosas no están nada fácilespara la hacienda. alejandra: sí,pero ¿no hay otra opción? hay que sacarla adelante.¿o qué otra salida le ves tú? marco: bueno, no sé.habría que pensar en todas las posibilidades, ¿no?este, no sé, subarrendarla, darle concesióno quizá hasta venderla. todos: ¿qué?alejandra: ¿cómo? marco: pues sí,si se decide esa última acción,hay que venderla cuanto antes. alejandra: ¿vender la hacienda?jorge: ¿venderla? rosario: ¿venderla?marco: sí, eso dije. hay que vender la hacienda.rosario: madre santísima. jaime: --bien ebrio. y un poquito, poquitito.un poquito más. poquito más,¿qué tanto es tantito más? pilón, pilón.ahora sí. "école".rafa: buenas noches. jaime: ¿qué pasó, mi hermano?rafael: ¿qué hubo? se emborrachó.jaime: [balbucea] rafael: ¿qué estás tomando?jaime: ay, si es una copita nada más, una copita.rafael: no, no, no. eso es un vaso.qué copita ni que ocho cuartos. jaime: un vaso, hermano,cómo lo ve, ¿no? medio vacío, medio lleno.es una bebida espirituosa esto, espirituosa.rafael: sí, y por lo que veo es de el que ataranta, ¿no?porque ya estás medio "atarantadito"por favor, ¿qué te pasa, jaime? suéltalo, jaime.jaime: ay, mi hermano. estoy mal, estoy mal,¿sabes? estoy preocupado, estoypreocupado, rafita, estoy preocupado.rafael: pues yo también estoy preocupado,te tengo noticias, siéntate. y escucha, eh.porque quiero ver qué opinas. ándale.siéntate. jaime: [resuella]rafael: siéntate, hombre. siéntate, hermano.siéntate. fíjate que ya dedujimos,que el abogaducho lleva el proceso de una haciendaque tienen los álvarez del castillo.y adivina en qué juzgado está el caso.jaime: ¿en el 67? rafael: ajá.jaime: no. ¿dónde está la tal carmela?rafael: exactamente, sí. sí, ¿cómo no?estamos prácticamente seguros, de que sí.mira, ya atamos cabos y no hay duda.ahora solo lo que necesitamos es saber qué se traen entremanos el "aboga--gangster" ese y la tal carmela.mira, mandé a pepeto a averiguar.jaime: ¿a pepeto? rafael: sí, a pepeto,pero fracasó. jaime: pepeto, es pepeto,¿vos qué esperabas? pepeto siempre fracasa,mi hermano, siempre. rafael: pues sí.la bronca es que la tal carmela se dio cuenta de que eraun falso vendedor de productos eróticos.jaime: ay, ¿no pensarás enviarme a mí de nuevocon esa mujer, verdad? no, no, no, mi hermano,perdona, pero no me puedes utilizar--rafael: ay, no, no, hombre. ambos: [hablan a la vez]rafael: que no, hombre. oye, estoy convenciendoal dandy, para que me haga la balona.pero necesito que él vaya directo al grano.la pregunta es, ¿cómo buscar? ¿en dónde?¿cómo? ¿y qué buscar?mm. jaime: en ese juzgadohay un cuarto de archivos. ay, dónde casi me violaesa mujer. [música]alejandra: ¿cómo vamos a vender la hacienda,si está embargada? jorge: sí.y nosotros no podemos ir a estafar a nadie,vendiendo una hacienda embargada.somos personas muy honestas. marco: a ver, por el amorde dios. ¿cómo se te ocurreque voy a proponer yo algo así? ¿qué no sabes con quién estáshablando? con marco valenzuela.jorge: disculpa "maclovio", pero yo no voy a dudar de ti,pero ni siquiera le encuentro lógica a tu planteamiento.marco: jorge, yo creo que hay posibilidad,de que podamos encontrar una empresa grande.una empresa de lácteos que tenga, pues capitalsuficiente para inyectarle a la hacienda y que amplíesu producción. y ya se haga cargode las deudas porque a nosotros solos, nos va a costarmuchísimo trabajo. alejandra: a ver,a ver si entiendo. ¿tú estás proponiendoque le entreguemos la hacienda a una empresa del sectory nos olvidemos de ella? marco: y de un problemaque cada vez se pone más y más grave.porque si la hacienda no logra solventarse sola,es posible que traiga consecuencias peores.miren, yo no sé si el juzgado extienda sus accionesy de pronto les pueda llegar a involucrar otros bienesde don jorge. jorge: no me digas que vana embargar la casa definitivamente.diles que está destruida, que la están arreglando,que toda la cañería está descompuesta, que tenemosgoteras en todos los techos. lo que sea,pero que no vayan a quitarnos esa bendita casadefinitivamente, macario. alejandra: no, no, no, papá.marco. jorge: no, no, no, carambas.no puede ser que me vayan a dejar completamenteen la calle. alejandra: no.a ver, espérate, papá, tranquilo.ramiro: ay, dios mío. [resuella]ay, qué cansado estoy. ah.[grita] ay.ay, dios mío. >> ¿cómo te fue?¿ya conseguiste un trabajo extra para que tengamosmás dinero? ramiro: no, mi pichurrita.la cosa está muy difícil. fíjate, el desempleo estátremendo y el poco que hay está muy mal pagado, mi vida.>> no puede ser, no puede ser. uy, pero si desde que salistede la agencia hasta ahorita, han pasado más de 3 horas.ramiro: pues sí, mi amor. >> te dije que es un inútil.>> [resuella] ¿qué tienes en las patas?ramiro: ay, me duele mucho, mi amor.es que estuve camina y camina. ¿tú no me puedes calentartantita agua con sal y darme un masajitoen mis piecesitos, por favor? >> hm.más bien, quiero que tú me lo des a mí.ramiro: ¿yo? ¿por qué?>> porque se me antojó nomás porque lo dijiste.ramiro: pero, mi amor, ya estuviste toda la tardecharota en la cama viendo la tele, mi amor.yo anduve trabajando-- >> no me retobes,ramiro nepomuceno. te espero en el cuartopara que me lleves el agua caliente y me des el masajeen mis patitas, eh. ramiro: sí, mi amor.>> nos vemos mañana-- ambas: [hablan a la vez]>> ay, a ver si en mañana se pone más abusado,piojo panzón. [resuella]ramiro: a mí se me quita lo panzón,pero ¿a usted lo guacamaya cuándo?>> ¿qué dijo? ramiro: que hasta mañana,que, qué gusto que venga a visitarnos.[ríe] sí, descanse.descanse, descanse. qué descanse, pero en paz.no, no me voy a dejar vencer ni por estas condenadasviejas ni porque no he tenido suerte buscando trabajo honesto.ay, rafael medina me enseñó a mí.me enseñó a mí a buscar y a luchar contra todosy contra todo. tengo que echarle muchas ganascomo él. cómo rafael medina.sí, voy a conseguir un buen trabajo, claro que sí.a darle duro como el buen rafael medina.si él ha podido salir adelante, yo por qué no.yo también puedo, yo puedo. yo puedo salir adelante.yo voy a recordarle a doña arcadia,lo de la oferta de trabajo que me hizo.sí. [grita]alejandra: cuando yo reciba una gran comisión,le voy a inyectar todo eso a la hacienda.y no voy a permitir que la perdamos,no la vamos a perder, no se preocupen.jaime: [tose] rafael: ya, hombre.ya, ya, tranquilo, hombre, ya pasó.olvídalo, ya no pienses más en esa mujer, hombre.jaime: sí, sí. ya, ya.bueno, tú entiende. ahí, al ladito del despachode esa mujer, mi hermano. está el archivo.ahí está y ahí tiene que existir un expedientede la hacienda. así que tu amigotiene que encontrar la forma de entrar a ese lugar.rafael: ay, mañana mismo lo convenzo de que se meta ahícomo sea. hermano, el tiempo siguecorriendo en mi contra. mi única esperanzaes que el dandy logre algo porque esa mujer está--no, no, no, ¿cuál es esa mujer? ya estoy pensando en otra cosa.el abogado ese me está atacando por todos los frentes,está muy metido en la hacienda y en la casa también.ay, ojalá que pueda pararlo a tiempo, si es que puedopararlo. alejandra: sí, ya no estoyde acuerdo con lo que dices, marco.a mí no me gusta esa salida. no, no nos podemos rendirtan fácilmente y dejar que mi papá pierda todoel trabajo de su vida. marco: mi amor, nena.me estás hablando como si yo fuera el culpablede toda esta situación. o como si yo fuerael que les estuviera comprando la hacienda.jorge: ay. marco: miren, simplementeles estoy dando un consejo, una idea, pero ustedes quierenque yo no opine, pues ya me callo y ya.rosario: no, marco, no digas eso, por favor.nadie está insinuando nada de eso.jorge: sí, sí, por favor. ay, ¿cómo se te ocurre esto,macario? al contrario, eres un almade dios al estar al frente de esto y haberle puestotanto empeño. es más, nosotros te debemosmucho dinero que nos has prestado,te debemos tus honorarios, sin contar, que ahora nos tienesaquí en tu casa, en tu departamento.pensaba quedar al día contigo, ahora con la bodade mi hijita alejandra. tal como lo habíamos acordado.marco: no, no. por mi dinero no se preocupen.es lo que menos importa ahora. alejandra: mira,te lo agradecemos, pero mira, marco, cómo te digo.yo entiendo tus inquietudes y--mira, no quiero que te ofendas, pero no vamos a hacer nadahasta después de la boda y después de que yo salgade autos siglo, ¿de acuerdo? marco: bueno, como tú digas,mi amor. yo, miren, obedezco sus órdenes.jorge: mira. mira, macario, yo me comprometía entregarte parte de la hacienda cuandote cases con alejandrita. [ríe]es una forma de pagarte lo que te debo.mi promesa sigue en pie y te la voy a cumplir.tú y la nena ya verán que hacen con ella.ay, bueno, con permiso. estoy cansado, me voy a dormir.marco: jorge. es por allá.jorge: ay, ¿cómo me voy a dormir en la calle, verdad?hasta mañana, hijita. marco: qué descanses.rosario: disculpen, yo voy a estar con él.marco: nena. mira, discúlpame,no pensé que fuera a convertime en el ave de mal agüerode la familia y menos pretender que tu padrese pusiera así, pero es que consideré,que después de ver el estado en el que se encuentrala hacienda, lo mejor era decirle la verdad.alejandra: no, hiciste bien. no te preocupes.es preferible que nos digas la verdad a que nos ocultesla situación real. marco: ahora, como dicetu padre, nosotros podríamos tomarla decisión de qué hacer con la hacienda despuésde nuestra boda, ¿no crees? alejandra: sí.¿sabes qué? pero antes quiero ira la hacienda. sí porque quiero constatarcon mis propios ojos en la situaciónque se encuentra. bueno, perdón,pero es que quiero ir a ver a mi papa,quiero estar con él. marco: sí, claro,por supuesto. eh, pero, nena.em, estaba pensando que dentro de la posibilidadde vender la hacienda, pues si quieres que lo averigüepuedo ver si alguien, pues ofrece una cantidadimportante o así sea poca, para que tu papá no se sientamal y te quede algo para ti. alejandra: esa es tu decisión,marco. te advierto que yo no te voya apoyar. [resuella]de todas formas, muchas gracias por todo.hablamos mañana, ¿sí? discúlpame por dejarte así.marco: no te preocupes, eh.marco: tengo que conseguirle un comprador ficticiolo más pronto posible a la hacienday así me aseguro que queda a mi nombre, aunque alejandrase vuelva a arrepentir de casarse conmigo.lo tengo que hacer lo más pronto posible.[música]

Cargando Playlist...
Default

Default