null: nullpx
Cargando Video...

La Desalmada Capítulo 17

Fernanda corre a Rafael del rancho al enterarse de que es hijo de Octavio. Leticia le reclama a Octavio por regalarle ganado a una mujer.
17 Sep 2021 – 12:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

[música] octavio: ¿qué hacíasen el encino alto? rafael: bueno, fui a venderganado, pa, en serio. pero se me hace muy rarono haberte visto si tú también estabas ahí.octavio: bueno, es que... seguramente porque yo estabacon los compradores importantes. pero no me cambies el tema,venga. rafael: ok, mira.el ensayo me daba lo mismo al igual que todos los arreglos,así que me fui a una comida y como la estaba pasandomuy bien, pues se me fue el tiempo.octavio: ah, pues entonces la pregunta no espor qué no llegaste, sino por quién fueque no llegaste.¿quién es ella, mi hijo?fernanda: gabo, ¿todo bien? gabriel: todo bien, patrona.mire. ahí están todas.fernanda: perfecto. gracias.pachita: buenos días. ¿se le ofrece algo?fernanda: hola, buenos días. estoy buscando al señor octavio.pachita: mi patrón, el señor toscano, está ocupado.pero si quiere le puede mandar razón conmigo,a ver si la puede recibir. fernanda: claro que sí.dígale que la mujer de los novillosestá aquí. pachita: ¿cómo, así nomás?fernanda: sí, no se apure. él va a entender.por favor, muchas gracias. pachita: con permiso.maría: ¿qué onda tú? ¿qué haces aquí?gabriel: ey, aquí vinimos a dejar esto.maría: ¿qué es? gabriel: mira, asómate.rafael: ayer me preguntaste si de verdad quería casarme,¿no? hoy, la verdad,no estoy tan seguro. octavio: entonces hayotra mujer. rafael: algo así.pero no quiero contarte de ella hasta que sepa por quéme estoy sintiendo así. sí, no sé, igual es miedoa casarme o tal vez es algo importante.no sé. octavio: oye, mi hijo,¿y la conozco? rafael: no, no, lo dudo.o igual, ahí está mi problema. déjame aclararlo que estoy sintiendo y te cuento con más detalles,¿no? octavio: está bueno, mi hijo.nomás recuerda lo que te dije. tú te aceleraste, mi hijo,cuando le propusiste matrimonio a isabela porque, pues,una cosa es tener duda y otra muy distintaes que sea una mujer quien te las provoque.me tienes intrigado, mi hijo, porque no cualquier mujerte haría dudar. pachita: patrón.lo busca una señorita. que la de los novillos dijo.octavio: mi hijo, después seguimos hablando.dile que pase, pachita. pachita: claro que sí.claro que sí. rafael: te veo al rato.piero: don gabino. gabino: te estaba esperando.porque hay que entregar estos paquetes.piero: ok. gabino: a estos dos grandesse le cayó la etiqueta, pero este va para tu papáy el otro para la señorita isabela gallardo,que ahora vive en el centro del pueblo.aquí está la dirección. piero: no, mejor mándemelapor mensaje, don gabino. gabino: ¿y cómo hago eso?piero: híjole, lo tengo que traer al siglo xxi,pero mire, ahí se lo enseño. gabino: bueno,pero ya vete corriendo, porque yo puedo estarpasado de moda, pero la puntualidad no,así que ándale. piero: a mi papá y a isabela.gabino: ándale. piero: nos vemos.gabriel: no, pues sí está regrande la hacienda.maría: uh, y eso que no has visto nada.está bien grande. oye, a ver, ¿conoces asía una chava retebonita, que pues estaba el otro díaen la fiesta bailando con un chavoasí como de cabello negro, con ojos azules,que se llama rafael? gabriel: pues es que para mítú eras la bonita de la fiesta. bueno, pero no me hascontestado, maría. ¿trabajas aquí o qué?maría: pues aquí vivo. y no seas igualado, fíjate.gabriel: ¿pues cuál igual? tú eres mujer y yo soy hombre.y esa es una buena combinación, ¿no?maría: a ver, por empezar, ¿qué haces aquí?gabriel: pues vine a buscarte. ¿qué más?no, ya en serio. pues vine a devolverunos novillos que el dueño de la haciendale regaló a mi patrona. pues si ya los viste.maría: [chista] contigo no se puede, de veras.gabriel: [resopla] pachita: es por aquí.pásele, señorita. fernanda: gracias.octavio: hola, fernanda. qué gusto verte.fernanda: igualmente. octavio: ¿gustas tomar algo?fernanda: no, no, nada. muchas gracias.octavio: pachita, por favor. pachita: sí, claro.entonces no traigo nada, ¿verdad, señor?permiso. fernanda: adelante, gracias.octavio: por favor, fernanda, siéntate, estás en tu casa.fernanda: no, no te preocupes. así estoy bien.no le voy a quitar mucho tiempo, nada vine a devolverlelos novillos que dejó en mi rancho.octavio: pero ¿qué no te dijo tu socia juanitaque esto es un regalo? fernanda: sí, claroque me lo dijo. y se lo agradezco,pero no los puedo aceptar. octavio: ya me imaginéque ibas a decir eso y por esa razón,pues yo no te quise ofender dándote las graciascon una flor o con una joya. porque esos regalos, fernanda,pues no son para una mujer como tú.fernanda: perdón, no entiendo. ¿qué quiere decir con eso?octavio: pues que la vida de una persona no tiene precio.al igual que agradecimiento por haberme salvado.y yo supuse, pues, que ibas a preferiralgo práctico, ¿no? tú eres de esas pocas mujeresque bien saben apreciar una buena cría.o una gran oportunidad cuando llega.fernanda: mire, en verdad sí, son muy, muy finos sus novillos.octavio: sí. fernanda: pero aun asíyo no recibo regalos. octavio: mira, como le dijea juanita... qué bien me cayó, por cierto.fernanda: ¿verdad que sí? octavio: sí, sí.tú dispón de ellos como quieras. fernanda: bueno, en ese casoseguimos en lo mismo. dispongo devolvérselos.y ahí se los dejo.germán: me dio mucha tranquilidad saberque no faltaste al ensayo por tu voluntad.siempre te he visto muy feliz con rafael,pero si en algún momento dudaras de casarte--isabela: pa. ¿cómo crees?tranquilo, que nada de eso va a pasarporque yo sí me voy a casar con rafa.mejor dime qué onda. ¿qué onda con el trabajoque octavio te ofreció? germán: me citóla semana que viene a la empacadora.isabela: qué bueno. aunque ojalá y no tuvierasque trabajar para él. no sé, es raro.incómodo, ¿no? germán: trabajo es trabajo,hija. y siempre es digno.ahora menos que nunca puedo despreciarlo.aunque no tendremos millones como antesyo sé que te vas a sentir orgullosa de mí.ya lo verás. julia: ay, qué escenatan conmovedora. casi lloro.¡tere, tráeme un café! me extrañó muchoque rafael no llegara al ensayo porque se le fue el tiempoen una comida. espero que no esté mintiendo.isabela: claro que no. ya te dijeque la boda sigue en pie. es más, hoy debe llegarmi vestido de novia.[suspira]candela: ¿ya le recordaste a luis que hoy vence el plazopara que se decida por cualquiera de nosotras tres?rosalina: es que la mera verdad me da miedo preguntarle.si no me elige a mí te juro que me muero.piero: por mí sigan hablando, total, no es ningún secretoque todos estamos a disgusto en esta casa.candela: ¿para quién es ese paquete?piero: para mi papá. ahí les encargo que se lo den,¿no? rosalina: sí.candela: ¿será un regalo para miriam?rosalina: pues no sé. candela: vamos a abrirlo,y así salimos de dudas. rosalina: no, espérate.¿qué tal si luis se enoja? candela: pues yo no veoque tenga etiqueta, ni dice para quién es.ay, ándale, lo abrimos y después le decimosque lo sentimos, ya está. rosalina: sí, ¿verdad?al fin que entre dos el regaño no pesa tanto.[ríe] a ver.¿qué es esto?candela: está lindísimo. ¿y este vestido de novia?¿será que luis anda con otra? rosalina: no, claro que no.esto significa que luis se decidió por mí.¡quiere que nos casemos! [grita]¡sí! ay, no, no, no, espérate,que no se caiga. velo, qué bonito está.octavio: es poca la gente que tiene tu determinación.ese es un rasgo de carácter que me gusta.fernanda: bueno, pues creo que me parezco a ustedporque su insistencia en que aceptara el regalotambién fue bastante. octavio: [ríe]ya no sigo porque lo último que quieroes molestarte. fernanda: gracias.octavio: pero de todo corazón yo te agradezco que me salvaras.fernanda. te debo la vida.fernanda: oiga, ¿y ya supo qué pasó con la camionetaque le robaron? digo, aunque por lo que veo,tampoco es que le haga falta. octavio: todo esto que veses fruto de mi trabajo y me enorgullece mucho.y aunque no me haga falta, nadie le debe quitar a otrolo que le pertenece. fernanda: es exactamentelo que pienso yo. y quien lo hace se mereceel peor de los castigos.octavio: estoy a tus órdenes, fernanda, para lo que necesites.recuérdalo. fernanda: gracias.rafael: ¿fernanda?[música][música]ángela: [gime] qué bueno que ya lo trajiste.seguro es el vestido de novia de mi amiga.ya moría porque llegara. piero: oye, ¿y sabes si ya tienequién le tome las fotos para la boda?es que yo soy fotógrafo profesional.ángela: ay, qué padre. yo no soy profesional,pero me encanta la fotografía. ya he tomado miles de fotosporque hay tantos lugares para ver aquí.piero: oye, pues cuando quieras vamos juntos.yo conozco lugares padrísimos, te puedo llevar.mira, ¿te doy mi tarjeta? ángela: sí, claro.piero: aquí la tengo, que se me cae.ángela: te tomo la palabra. piero.piero: buenísimo, pues mándame mensaje, ¿va?ángela: va. gracias.piero: a ti. ángela: ¡isa!mira. isabela: mi vestido, ángela.¿qué es esto, ángela? ¿dónde está mi vestido?¿dónde? ángela: ¡piero!isabela: ¿qué? ángela: ¡amigo!isabela: ¡ey! ¡mi vestido!¿qué es esto, ángela? no lo puedo creer.rafael: ¿qué haces aquí? fernanda: vine a--vine a verlo, ¿y tú? rafael: bueno, yo vivo aquí.es mi papá. octavio: bueno, ¿qué?¿ustedes dos se conocen? rafael: sí.fernanda: bueno, yo me voy. con su permiso.rafael: no, no, espera. ¿no quieres quedarte y--?fernanda: no, no, no. de nuevo, señor toscano,gracias. rafael: no, oye, espera.¡ey!gabriel: el camión está afuera. rafael: ¡fernanda!gabriel: ya dejé los animales donde me dijiste.fernanda: vámonos, vámonos. rafael: ey, fernanda, espérate.¿por qué te vas así? gabriel: te espero en el camión.fernanda: ¿por qué no me dijiste que vivías aquí?rafael: porque nunca hemos tenido tiempo de platicar mucho.pero sí te dije que mi padre tenía una hacienda ganadera.fernanda: sí, rafael, pero no la haciendamás importante de toda la región.rafael: ¿pero eso qué tiene que ver?fernanda: si piensas que me estás haciendo un favoro un acto de caridad al trabajar en el nuevo amanecerconmigo estás muy equivocado. rafael: a ver, ¿de qué hablas,fernanda? yo estoy trabajando contigopara pagar la deuda que tengo contigo.y honestamente no entiendo tu enojoporque ayer estábamos bailando, pasándola muy bieny hoy te pones como loca. fernanda: no, no te preocupes.no tienes que entender nada. rafael: ey, a ver.¿qué pasa? ¿a qué viniste?fernanda: pregúntale a tu papá. y por la deuda no te preocupesporque ya está más que saldada. así que no vuelvaspor el rancho.candela: es de mala suerte que el novio vea el vestidoantes de la boda. te lo digo en buen plan.aunque mejor para mí, así me dejas el camino libre.rosalina: [gime] mi luis no es supersticioso.y yo quiero que me vea con el vestido puestopara que se ilusione más con nuestra boda.ya ves, eso de que luis le guarda un lugar muy especiala miriam en su corazón ya se acabó.ahora yo voy a ser la única mujer en su vida.su esposa.está hermoso, ¿no? pachita: te vi platicandocon el joven que vino. ¿lo conoces?maría: ya, no empieces, abuela. ayer lo vi en la fiestay nomás lo saludé. pachita: te lo preguntoporque también vino una muchacha con él buscando al patrón.maría: ah, es que vinieron a devolver unos novillosque don octavio le regaló a su patrona.una chava que está bien bonita. leticia: ¿a quién le hizoese regalo mi marido? ¿quién es esa mujer?rafael: [resopla]octavio: no, pues por la cara que traes piensoque no te fue nada bien con la fernanda, ¿verdad?rafael: me desespera cuando se pone de necia.octavio: oye, mi hijo, ¿de dónde la conoces o qué?rafael: con ella perdí la apuestacuando competí con marajá. o sea, pa, no sabesde qué manera corre, de verdad. o sea, parece--octavio: ¿de cuánto fue la apuesta?rafael: bueno, la verdad es que aposté tu caballo.octavio: ¿marajá? ¿y me quieres decircómo se te ocurrió esa estupidez?rafael: a ver. octavio: por eso no aparecía.rafael: sí, pero jamás pensé que ella me fuera a ganar.y como obviamente no le iba a dar a marajá,estoy pagando mi deuda trabajando en su rancho.octavio: ¿y esa es la única relación que tienen?rafael: si a eso se le puede llamar "relación".o sea, nos la pasamos discutiendo todo el tiempo.¿tú qué tratos tienes con fernanda?¿de dónde la conoces? ¿a qué vino?octavio: esa mujer, mi hijo, fue la que me salvó la vida.[música]leticia: ¿por qué octavio le regaló unos novillosa esa mujer? maría: no, pues quién sabe.leticia: ¿y quién es ella? maría: es una vaquerade la región. estaba en la fiesta de ayer.me acuerdo rebién, porque llamaba la atenciónde todos. está bien bonita.pero segurito que ya debe de tener novio.capaz que hasta el mismo gabriel,el que trabaja con ella. leticia: ¿sabes cómo se llamaesa mujer? maría: no, no, señora.ahí sí le fallo. leticia: gracias, mari.pachita: [gime] ahora sí la regamos.maría: no, la regaste tú. pachita: la regamos las dos.lo que menos necesita la señora es problemas con su marido.maría: ¿y tú crees que el patrón le esté poniendo el cuernocon esa chava? pero pues si yo la vi en la--pachita: ¡ya! mejor no digas nada,que no es nuestro asunto. nosotros no tenemospor qué andar de metiches y menos de chismosas.maría: uh, pues sí es cierto lo que me imagino,entonces a esa chava no solo le gusta don octavio--pachita: ¡que no le sigas! maría: bueno.pachita: todo lo que pasa en esta casa tú nada másve, oye y ¡mm!, calla. maría: está bueno pues.pachita: a ver, mírame. cuidadito con hablarcon alguien más de esto. callada pues.y ya, no hables más de esto y no quiero hablar másdel asunto porque tengo mucho trabajoque hacer. rafael: a ver, no entiendo nada,papá. ¿dónde tuviste ese accidente?octavio: muy cerca del rancho donde fernanda vive.rafael: ¿y qué hacías tú por allá?octavio: pues nada, estaba yo viendo unas tierrasque me interesa comprar. pues de repentese disparó mi arma, caí al río, la corrienteme empezó a arrastrar y mira, pues gracias a ellame echó una lazo, me sacó y aquí estoy vivito y coleando.rafael: ¿cómo crees, en serio? o sea que además de todole debo que te haya salvado la vida.no puede ser. voy a estar en deuda con ellapor siempre.octavio: mi hijo, esa deuda es mía.rafael: ¿por qué te vino a ver? octavio: pues es que le mandéun regalito por agradecimiento. lo recibió su socia.pero fernanda, pues, ya sabes cómo se las gasta.es muy orgullosa esa chamaca. rafael: bueno, si de algote consuela, a los dos nos trataigual de mal. octavio: mi hijo,dime la verdad. ¿ella es la mujerde la que me hablaste? la que te está haciendo dudarde que te cases. leticia: ah, perdón, no sabíaque estabas ocupado. rafael: ya terminamos de hablar,ma. y si no se les ofrece nada más,bueno pues, me voy. leticia: sí, pero no te vuelvasa desaparecer como ayer, hijo, por favor.rafael: ¿cómo crees? cuídate.octavio: por favor, dime que el obispo ya se fue.no vaya ser que ahora quiera-- leticia: ¿quién es esa mujera la que le regalaste unos ovillos?rosalina: ¿podemos hablar? por favor.a solas.octavio: ¿de cuándo acá te tengo yo que dar cuentasde lo que hago con el ganado? leticia: no, no es eso.pero tú siempre has dicho que tus animalesson muy valiosos y que así te los deben de pagar.y ahora resulta que le regalaste novillosa una mujer. octavio: ¿me estás haciendouna escena de celos a estas alturas de la vida,leticia? cuando jamás, escúchalo bien,jamás te he faltado el respeto. te constaque me la paso encerrado trabajando.leticia: dime una cosa... ¿tengo motivos para estarcelosa? porque me parece muy raro,que rafael y tú, estuvieron en el "sino alto"vendiendo ganado y no se vieran. octavio: ah, leticia,no digas tonterías, ¿eso qué tiene que ver?fuimos en distintos momentos, eso es todo.leticia: la verdad es que más allá de eso...hace mucho que no me demuestras interés.octavio: o sea, ¿no te demuestro interés?regresarme desde el sino alto para estar contigoen una [...] comida con el obispo,¿no te estoy demostrando mi cariño?la única razón por la cual lo hice...fue por ti. y si ese tipo de detallesno te demuestran el amor por ti, no sé lo que esperas.leticia: lo siento, lo siento. es que últimamente estásdistante. no hemos estado juntos desde...octavio: claro, pues entonces perdóname por estar tan cansadoen las noches. si sabes que todo lo que trabajoes para que tú y mi hijo estén bien.leticia: perdóname, ¿sí? no quise dudar de ti,es solo que te amo y no quiero que perdamostodo lo bonito de nuestra relación.octavio: eso nunca, mi amor. ay, yo me casé contigopara toda la vida, pero no me gusta que dudesde mí... no me des con tus reproches,mi leti.rosalina: aquí estoy, nomás espérame tantitoque quiero estar segura de que candela no andede metiche. miriam: pues entoncesvas a tener que esperar toda la vida para que hablemos.rosalina: ahí sí tienes razón. bueno...pues yo nomás quiero decirte que...pues que no tengo nada en contra de ti y tampocoquiero tener problemas. miriam: ¿y por quélos tendríamos? rosalina: como que no es buenaidea que haya en esta casa otras mujeres, que fueron partede la vida de mi luis. miriam: si lo que quiereses que luis me saque de aquí, háblalo con él porque además,por si no lo sabes, la casa, el bar, el restaurant,son míos. así que...tú dirás.pachita: señora, la estaba buscando.ay--ay, pero ¿está usted bien? leticia: ay, pachita,la verdad no, pero ya no quise seguirdiscutiendo con mi marido. pero, aunque lo niegue,estoy segura que anda con alguien más.pachita: señora, ya sabe cómo son los hombres.ay, y la he visto así de triste otras veces...pero el patrón nunca la va a dejar, de veras.leticia: sí, pero ninguna había tenido el descarode venir hasta mi casa. pachita: no se mortifique,señora, -- leticia: [resuella]te juro que a veces quisiera no amarlo tanto.pachita: [ríe] qué barbaridad.carmelo: eh--eh, perdón, perdón, patrona...eh, perdón, yo estoy buscando al patrón.leticia: está aquí en el despacho, pasa.carmelo: gracias. eh, seño, aprovechandoyo le compré unas cosas, ahí en el mercado,entonces al ratito se las doy. permiso.[puerta] carmelo: patrón.patrón. patrón.na más pasé a decirle que ya mandamos todas las redesallá, al resto de la empacadura. octavio: ta bueno.carmelo: ¿y a qué hora quiere que nos váyamos para el nuevoamanecer? octavio: ya no vamos a ir.¿ya no viste que fernanda me devolvió los lomillos?carmelo: no, no, no, patrón, yo no sabía,yo vengo de la empacadura. octavio: pero me preocupamás otra cosa... ¿tú sabías qué cuandodesapareció marajá fue por qué el tarado de mi hijose lo apostó a fernanda? carmelo: a--a ver, ¿cómo--cómo?¿el joven la conoce? octavio: corrieron juntos,carmelo. se conocieron en mis narices...ese día que la vimos en la carrera, rafael estabaahí con ella. carmelo: no, no, patrón,pues el mal ahora se cruzó en su camino.mire, ahora con mayor razón, ni la vuelva a ver, patrón.octavio: y lo peor es que...¿cómo puede ser? no se lo voy a permitir.-- carmelo: no, no, no, no, patrón,cálmese. cálmese--cálmese, por favor. calmado...no, no, calmado, patrón, cal-- octavio: ¡lárgate!carmelo: sí, sí, sí, ya--ya me voy.-- octavio: [resuella][balbucea] esto--esto no se va a quedarasí... esto no se va a quedar así.piero: no y ahora sí, don gabino, por fin entreguétodos los paquetes. gabino: te tardaste"bastandito". piero: no,pues es que en la bici está "canijo", hombre.[golpe] isabella: no puede serque en este maldito pueblo de tercera,nadie haga las cosas como se debe.¿ese es el imbécil qué llevó el paquete, verdad?¿todos son tontos en esta tienda o qué?¿cómo es posible que dejaran este paquete en mi casa,qué obvio no es para mí? piero: perdón, con "permisito".gabino: perdóneme, señorita, pero yo no--a grito no entiendo.isabella: a ver, el paquete que esperaba, señor,es mi vestido de novia de italia y estos son purosinstrumentos de pesca, ¿dónde está mi vestido?¿dónde? gabino: piero.piero: a ver, ya, perdón, ¿ok? perdón, fue mi culpalos paquetes no tenían etiqueta, yo me confundí--isabella: no me importa, no me importa lo que pasó.yo quiero mi vestido importado de italia, para hoy mismoo los voy a demandar y les van a cerrareste changarro de tres pesos. piero: no, eso sí no, por favor.por favor, este es el único sustento de don gabino.mira, si quiere-- isabella: ¿dónde estámi vestido? ¿dónde?rosalina: candela, ¿me puedes abrochar por favorel vestido? está un poco entallado.candela: mm. [ríe]perdóname que te lo diga, pero pareces un tamalmal amarrado. rosalina: ay, ya quisieras.además, a mi luis le gusta que use la ropa así.candela: bueno, te ayudo, pero me tienes que decirde qué hablaste con miriam. ¿te aliaste con ellapara correrme? rosalina: ay, no...ándale, ayúdame. candela: ahí voy.¿qué más? rosalina: le dije que cuandosea la señora de vazquez, no quiero que nadie viva aquímás que luis y yo. candela: ajá.luis: ay, a ver. a ver, ¿qué--qué?ey, ¿qué está pasando? ¿qué pasa aquí?rosalina: mi amor, mi amor, este...es el mejor regalo del mundo y sí--sí, claro que aceptocasarme contigo. [resuella]leticia: [llora]leticia: [resuella] ¿qué pasó, carmelo?¿necesitas algo? carmelo: no, no, señora.como le dije, yo pasé al pueblo y me tomé la libertadde comprarle esto. leticia: [suspira]gracias, carmelo, tú siempre tan atento.están hermosas. carmelo: me dijo el del puestoque los tulipanes rojos son...que es que del amor eterno o algo así, la verdadque no le entendí muy bien y que las gardenias...significan que amarla... qué--qué amar a alguna personalo hace feliz a uno, aunque sea un amor"retesecreto". leticia: ay.dámela. carmelo: perdone, señorita.-- qué--qué bruto soy...ahorita, ahorita le--le consigo otra.leticia: sí.leticia: lástima que el amor eterno no exista.[música][música] candela: eres un desgraciado,¿cuándo pensabas decirme que la habías escogido a ella?luis: a ver, ¿de qué están hablando?yo no he escogido a nadie. rosalina: ¿qué?¿cómo que no? ¿entonces para qué me mandasteel vestido de novia? luis: yo no tengo la menor idea.yo no lo pedí. candela: ¿entonces todoes un error? luis: no, a ver.no, no, no, mi amor, no, no, no. a ver, a ver, a ver,no, llorar no. bebé, no, no, todo menos llorar,por favor. no llo--¿no le dijiste estoa miriam, verdad? rosalina: sí, ¿por?luis: porque-- [teléfono]hijo. qué bueno que llamas.¿qué? ¿un vestido?voy para allá. piero se equivocó de paquete,voy a tener que regresar ese vestido.por favor, cámbiate... y que quede claro,que aquí nadie se casa, nadie.¡absolutamente nadie!candela: ¿ya ves? te dije qué era de mala suerteque el novio viera el vestido. además,¿viste qué la que le preocupó fue miriam?rosalina: [llora]gabriel: ¿ya me vas a decir qué te pasa?desde que salimos del -- no has abierto la boca.¿a poco te pusiste tan de malas por devolverlos animales? fernanda: ay, no seas tonto,claro que no. gabriel: ¿entonces?no me digas que de nuevo fue el rafael,¿te hizo algo? bueno, cuando menos dimequé hace ahí. fernanda: ay, ahí vive...es su casa, ¿contento? gabriel: órale.ok, entonces sí es "riquillo" y no payasadas.¿y por qué le gusta jugar al campesino, eh?¿está aburrido de su vida perfecta o qué?fernanda: ay, deja de decir tonterías.vamos a trabajar que nosotros no tenemos la vida resuelta.gabriel: no, pues entonces la maría sí que trabaja ahí.--maría: ♪ enamorada por siempre de tienamorada por siempre de míenamorada por siempre-- leticia: ay.maría: [resuella] leticia: [gime]maría: [gime] leticia: ¿estás bien?maría: señora, perdón--perdón, es que me agarró en curvay me espanté. leticia: ay, dios mío.maría: pero ahorita lo--lo pego si quieres--leticia: no, no te preocupes. hoy todo el mundo está tirandocosas, ¿te duele? maría: gracias, patrona,pero no se preocupe, ahorita le digo a mi abuelaque me cure-- leticia: a ver, no, no,no pasa nada. a ver.dios mío, a ver y cuéntame, ¿cómo te fue ayer en la fiesta?maría: ay, muy bien...gracias por dejarme ir y prestarme a tomáspara que me llevara. leticia: me alegra,lávate un poquito. maría: sí, señora.leticia: mari, tengo que pedirte un favormuy grande, pero no lo puedes comentarcon nadie. maría: dígame, sí.isabella: sí, sí, mamá, ya lo tengo y pesa mucho.no, no sabes lo estúpidos que son en este lugar--ayúdame. sí, nos vemos en la boda,bye. ángela: oye,pobre del señor gabino y ese chavo,tampoco era para tanto, ¿eh? isabella: ¿qué?¿cómo que no, angie? o sea, imagínate que le hubierapasado algo a mi vestido, me muero, me muero.maldito pueblo -- ya me urge largarme de aquí.ángela: ay, ya, no hagas coraje. a ver, te ayudo, te ayudo.isabella: ay, qué emoción. ángela: hermoso.oye, ¿no te ha llamado rigo? isabella: no, gracias a dios no.parece que ahora sí logré que se tranquilizara.ángela: "saber cuánto le dura", pero, amiga, en serio...piensa qué quieres. ¿te das cuenta qué tu felicidadesta de por medio? no sé...más allá del dinero, ¿no crees qué merecesser feliz?rafael: fernanda, quiero hablar contigo.fernanda: [resuella] yo pensé que era necia,pero tú me ganas por mucho. rafael: ey...lo digo en serio. fernanda: yo también.no te quiero aquí de nuevo y me vale si faltan díaspara cumplas lo que me ofreciste.yo no soy tu proyecto de caridad.rafael: de aquí no me muevo, hasta que tú y yo hablemos.ey-no, espérate, fernanda. solo vine a aclararte dos cosas,la primera... es que no vine aquí a ayudarpor caridad... me devolviste un caballopura sangre que vale millones y si hay alguien que te quieradeber... soy yo, ¿eh?y por si fuera poco, le salvaste la vidaa mi padre... eso sí nunca terminaréde pagártelo. fernanda: de acuerdo.me doy por bien pagada, adiós.rafael: ey, espera. el punto más importantees aclarar lo que está pasando entre nosotros.fernanda: entre nosotros no pasa nada.rafael: fernanda, ¿en verdad no te has dado cuentade qué me estoy muriendo por ti?[música][música] isabella: ¿estás lista?ángela: sí. isabella: ok.abre los ojos. "tarán".ángela: [resuella] isabella: [ríe]ángela: isa, se te ve increíble, estás hermosa.rafael se va a desmayar cuando te vea.isabella: ¿de verdad? ángela: totalmente.si no fueras mi amiga, moriría de envidia,que es lo que van a hacer todos en tu fies--ambas: [ríen] ángela: ya sé, ya sé,espérame. isabella: angie,¿qué vas a inventar? ángela: espérame.isabella: ¿qué? ángela: espera.isabella: ay, no lo puedo creer. ¿si te gusta?ángela: me encanta. [música de casamiento]isabella: no... ambas: [ríen]isabella: con flor-- ángela: ven.imagínate que vas caminando hacia el altar.isabella: ok. ay, qué emoción.ángela, no lo puedo creer. ángela: --isabella: gracias. ambas: [ríen]germán: ¿en qué momento dejaste de ser una niñapara convertirte en mujer? hija.mírate, estás preciosa. isabella: gracias.germán: pareces una princesa. isabella: [resuella]germán: ¿bailamos? isabella: sí...ok.germán: ¿te acuerdas... la primera vez qué bailamosasí?era tú cumpleaños y lo qué más ilusión te hacía,era bailar con tu vestido de princesa."eso". isabella: [ríe]germán: [tararea]hija... te voy a extrañar tanto.te me vas a ir lejos.princesa... perdóname, he cometido muchoserrores, pero... al menos creo que quedó --y mi cariño, y mi apoyo, jamás te faltará.vas a ser feliz porque te lo mereces,¿sí, mi amor? isabella: sí.sí. sí.rafael: te juro que... que nunca creí que algo asíme pasaría. siempre me burlé de mi madrecuando me hablaba de amor y de lo que yo creía que eran"cursilerías", pero no...esto es real y según yo, mi vida estabadecidida, pero tú eres aguerrida,fernanda, eres necia, eres trabajadora, eres hermosa.eres admirable, me gustas, sí, me gustas mucho.fernanda: pues... pues tú a mí no.rafael: ¿por qué te niegas a aceptarlo?¿te molesta qué mi familia tenga dinero?yo jamás te lo oculté. fernanda: no, no, no,neta lo sé-- rafael: bueno,¿entonces qué pasa? la fortuna que tengoes de mi padre, no es mía.yo tengo mi dinero, sí, pero es ahorrado.[resuella] fernanda...ese no es el tema. fernanda: es...qué bien por ti, muy bien, pero--rafael: pero ¿qué? fernanda: [resuella]rafael: pero ¿qué, fernanda? no busques más pretextos,reconoce que también sientes algo por mí.mírame a los ojos y admite que no sientes nada.y creeme que no estoy alucinando.ayer estábamos bailando... y estuvimos a punto de besarnos,yo lo sentí... no solamente aquí,sino en todo el cuerpo. fernanda: es que no entiendes,es que no entiendes. rafael: ayúdame a entender.yo sé que tienes un "dolor"... desalmado,un lado muy duro, pero... pero tienes un ladomuy tierno, un lado maravilloso.por favor... --por un momento todas las barreras que has puesto,déjate llevar por todo lo que sentimos...vamos a darnos esa oportunidad.germán: ahorita vengo, tengo algo para ti.isabella: ok. ángela: ay, qué increíblemomento con tu papá, ¿eh? ambas: [ríen]ángela: ay, lo bueno es que ya había aprendidocon lo que pasó, ¿no? isabella: ay, no lo puedo creer,no lo puedo creer. ¿qué haces aquí?ey, ey, ey, ey. rigoberto: pues nomás vinea hacerte una preguntita. isabella: ¿qué quieres?rigoberto: ¿estás segura qué rafael te ama tantocómo tú crees? isabella: claro que sí,¿por qué lo dices? rigoberto: ¿ah, sí?isabella: ajá. germán: rigoberto,¿qué haces aquí?rafael: mi madre un día me dijo, que cuando te enamorasno tienes dudas... que ni siquiera puedes pensaren otra opción, que no sea esa pensaren esa persona... pero que esa clase de certezas,solamente se vive una sola vez y eso, fernanda,es lo que me está pasando contigo.nunca en mi vida había estado tan seguro de algo,como con esto, ¿eh? y no me importa no sabertu pasado... simplemente sé que quieroformar parte de tu presente y parte de tu futuro.pero también quiero que tú seas parte de mi vida...creeme, creeme que no me imagino sin ti.[música]

Default

Default