null: nullpx
asesino serial

Identifican a asesino serial de Miami dos décadas después de los crímenes, murió en 2005

El brasileño Roberto Wagner Fernandes fue identificado como un asesino serial de Miami. Mató a tres mujeres hace más de 20 años, pero apenas la policía pudo confirmar su identidad. Él murió en un accidente aéreo en 2005.
4 Sep 2021 – 07:05 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Tras más de 20 años de investigación, la Oficina del Alguacil del Condado de Broward, en coordinación con la policía de Miami identificó a Roberto Wagner Fernandes, un ciudadano brasileño, como un asesino serial.

Fue el alguacil de Broward, Gregory Tony, quien anunció la identificación de Fernandes como el asesino serial, al que se le seguía la pista desde el año 2000.

Aunque realmente tenían algunas pruebas, no se estaba plenamente identificado al asesino serial, ya que había algunas piezas sueltas, lo que llevó a la policía casi 21 años de investigación para poder identificar al criminal.

Roberto Wagner Fernandes asesinó a tres mujeres en Miami

"Este sospechoso, Roberto Fernandes, fue de hecho responsable del brutal asesinato de estas tres mujeres", declaró Tony recientemente durante una conferencia de prensa.

De acuerdo a las investigaciones, Fernandez llegó a Miami en la década de los 90, luego de huir de su natal Brasil, donde se le acusó del asesinato de su esposa en 1996, pero después las autoridades de su país lo absolvieron.

Así que decidió iniciar una nueva vida en Miami, donde se desempeñó como piloto de aviones, además de chofer de autobuses de turismo.

Pero fue el año 2000 cuando presuntamente inició su historial criminal en Estados Unidos, donde se le investigó por el asesinato de tres mujeres, aunque las autoridades creen que es responsable de otros más, por lo que las investigaciones siguen abiertas.

Las tres víctimas de Fernandes

La primera víctima de Fernandes, de la que tiene conocimiento la policía fue Kimberly Dietz-Livesey, quien apareció muerta dentro de una maleta en Cooper City, en junio de 2000.

Días después, Fernandes cobró su segunda víctima, quien fue identificada como Sia Demas. Su cuerpo fue encontrado dentro de una bolsa de lona, que fue abandonada en una carretera de Dania Beach.

Y la tercera mujer asesinada por Roberto Fernandes fue identificada como Jessica Good. El asesinato se registró en agosto de 2001.

El cuerpo de Good fue hallado flotando en la Bahía de Biscayne.

La policía encontró patrones similares en los tres crímenes. En las investigaciones trabajaron la oficina del alguacil y la Policía de Miami.

Dos de la víctimas tenían huellas dactilares del sospechoso, y la evidencia determinante fue el ADN encontrado en las tres víctimas, era del mismo sospechoso, pero aún no era identificado.

"Desafortunadamente, los métodos tradicionales para enviar ese perfil y esas huellas digitales a los sistemas gubernamentales automatizados para ver si alguien era compatible, regresaron sin nada", recordó el alguacil de Broward, Zachary Scott, durante el anuncio de la identificación de Fernandes.

Cuando la policía comenzó a sospechar de Fernandes, huyó a su país antes de ser interrogado.

Pruebas de ADN

Fue en 2011 cuando las pruebas fueron contundentes contra Fernandes, tanto del ADN como las huellas dactilares, y es que estas coincidían con las tomadas al brasileño luego del asesinato de su esposa.

Durante las investigaciones, se descubrió que Fernandes murió en Brasil en 2005 durante un accidente de avión, pero las investigaciones siguieron su curso.

Fue hasta que a finales de 2020 y principios de 2021, se exhumaron los restos de Fernandes para tomar muestras de ADN, gracias a un trabajo de colaboración entre la Policía Nacional de Brasil, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y del Buró Federal de Investigaciones ( FBI, por sus siglas en inglés).

Después de obtener los resultados, la policía confirmó que el ADN pertenecía al encontrado en las tres mujeres asesinadas en Miami.

“Pudimos confirmar finalmente que el señor Fernandes había fallecido, el cuerpo fue exhumado, se tomó el ADN y todo coincidía con el perfil”, precisó Nikolai Trifonov, sargento de la Policía de Miami.

Las autoridades indicaron que las víctimas de Fernandes tuvieron problemas de drogadicción y de prostitución.

La policía dejó claro que la investigación sigue abierta, ya que cree que Fernandes también es responsable de otros asesinatos en el sur de Florida.

"Creo que hay otros casos por ahí, y eso es parte de nuestra investigación en curso", dijo el detective del condado Zachary Scott.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default