null: nullpx
Vacunas

Peligra el objetivo del 4 de julio por la caída del ritmo de vacunación en EEUU

El presidente Joe Biden prometió que en el día de la fiesta nacional el 70% de los estadounidenses tendrían al menos una dosis de la vacuna del covid-19, sin embargo ese porcentaje está todavía en el 63% y, lo que es más preocupante, solo ha aumentado un punto en la última semana.
7 Jun 2021 – 01:42 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La campaña de vacunación contra el coronavirus en Estados Unidos se ralentiza semana a semana y es incierto que se alcance la meta de tener al 70% de la población con al menos una dosis para el Día de la Independencia, como marcó el presidente Joe Biden.

La semana pasada se alcanzó un mínimo en el avance de la inminuzación: entre el último jueves y el anterior el salto fue solo del 62% al 63%, según informaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)

El total de dosis diarias está ahora en menos de 1 millón, lo que supone una bajada de más de dos tercios respecto al máximo alcanzado en abril, con 3.4 millones, según un análisis de datos elaborado por The Washington Post.

Y esto ocurre teniendo en cuenta que ahora hay más población elegible para recibir la inmunización, con la aprobación de la vacunación a partir de los 12 años.

Preocupan los estados del sur y el medio oeste

La ralentización es nacional, es decir, que cada estado tiene al menos dos tercios menos de dosis diarias que en su máximo. Pero preocupa sobre todo la situación en el sur y en el medio oeste, como puede observarse en este gráfico de la Johns Hopkins University, que es la referencia para el seguimiento del coronavirus y su vacunación.

Un total de 12 estados, entre ellos Utah o West Virginia, han visto cómo sus datos han bajado de las 15 dosis diarias por 10,000 residentes. En Alabama la situación es aún peor: 4 dosis por 10,000 habitantes.

Otro puñado de estados, entre ellos Tennessee, están todavía en el 50% o menos de vacunación, por lo que es muy improbable que alcancen el 70% marcado por Biden a tiempo para el 4 de julio.

Los datos son mejores en las costas este y oeste, donde una treintena de estados han vacunado al 70% de sus residentes adultos, y otros 15 estados más el Distrito de Columbia, están por encima del 60% y con toda probabilidad lograran el objetivo de Biden.

Los que querían vacunarse ya lo han hecho

El descenso de la vacunación comenzó a medidados de abril y continúa desde entonces. Solo 2.4 millones de adultos se pusieron su primera dosis la semana pasada, mientras que las autoridades consideran que el ritmo debe ser de casi el doble (4.2 millones por semana) para cumplir el objetivo de Biden.

La dificultad estriba en que todas las personas que estaban decididas a vacunarse ya lo han hecho. "La fruta que estaba al caer", según lo expresó el principal epidemiólogo del país, Anthony Faucy, en una llamada con líderes comunitarios el pasado viernes.

Ahora el gobierno afronta la parte más díficil de la vacunación: convencer a quienes no quieren vacunarse y llegar a aquellos que solo lo harán si se les insiste, es decir, que no se desplazaran a propósito a un centro de vacunación.

"Lo que nos queda es un grupo para el cual quizás necesites...mensajeros con credibilidad que salga ahí fuera y les expliquen que esto es vital para ellos, para sus familias", indicó Faucy.

Por eso el gobierno se plantea ahora un mes de máximo esfuerzo para llegar a la población reticente a las vacunas, con campañas que pasan por lugares cotidianos como el transporte, los parques o los centros deportivos.

Se teme que si no se logra la llamada inmunidad grupal (que se alcanza a partir del 70% de la población completamente vacunada o del 85%, según expertos) el virus pueda mutar a versiones incluso más peligrosas entre los no vacunados y provocar nuevos brotes importantes el próximo otoño e invierno.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default