null: nullpx
Plan de Infraestructura

Senadores concluyen la redacción de un proyecto bipartidista de infraestructura

El plan de un billón de dólares fue acordado por legisladores de ambos partidos y ahora deberá ser sometido a enmiendas antes votarse en el pleno del Senado. En caso de aprobarse, la propuesta se trasladará a la Cámara de Representantes.
2 Ago 2021 – 02:49 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Senadores estadounidenses finalizaron el domingo la redacción del proyecto de ley de infraestructuras promovido por el presidente Joe Biden, que podría ser aprobado en cuestión de días, dijo el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.

El grupo de demócratas y algunos republicanos que trabajaban en ese plan "terminaron de redactar el texto de la ley de infraestructura", dijo Schumer ante la cámara alta, que excepcionalmente se había reunido en el fin de semana.

El texto, de más de 2,000 páginas según la prensa estadounidense, apunta a gastos en obras por alrededor de un billón de dólares y es una piedra angular del mandato de Joe Biden.

Los senadores y el personal estuvieron trabajando tras bambalinas durante días para redactar el enorme proyecto de ley. Se suponía que iba a estar listo el viernes, pero para el domingo se detectaron aún más errores y se efectuaron cambios. Para impulsar el trabajo, Schumer mantuvo a los senadores en sesión el fin de semana, alentándolos a que terminaran el trabajo.

El domingo por la noche, la mayoría de los 10 senadores involucrados en las labores bipartidistas se pusieron de pie en el piso del Senado para conmemorar el momento.

Prácticamente ningún sector de la economía estadounidense queda al margen del plan elaborado principalmente por los senadores Kyrsten Sinema (demócrata) y Rob Portman (republicano). Aproximadamente la mitad de su costo constituye un nuevo gasto federal, mientras que el resto procede de inversiones existentes y planificadas en las carreteras, autopistas y puentes del país, según los detalles publicados en los últimos días por los legisladores y la Casa Blanca, indica un reporte del diario The Washington Post.

El plan "toma nuestras envejecidas y anticuadas infraestructuras en este país y las moderniza, y eso es bueno para todos", declaró Portman el domingo por la noche, uno de los muchos de los principales arquitectos del acuerdo bipartidista.

“Sabemos que este ha sido un proceso largo y en ocasiones difícil, pero estamos orgullosos esta noche de anunciar este proyecto de ley”, dijo la senadora Sinema. El proyecto mostró “que podemos hacer a un lado nuestras propias diferencias políticas por el bien del país”.

El plan ahora deberá ser sometido a enmiendas antes votarse en el pleno del Senado.

"Creo que el Senado podrá procesar las enmiendas y aprobar esta ley en los próximos días", señaló.

Del Amtrak al agua potable

Hace un mes, Biden y un grupo de 22 senadores demócratas y republicanos anunciaron con bombos y platillos fuera de la Casa Blanca que habían alcanzado un acuerdo, pero más tarde las negociaciones se complicaron, especialmente por las reticencias de los republicanos sobre cómo se financiará la inversión en infraestructuras.

Antes, en marzo, el presidente estadounidense había propuesto una inversión de 2.3 billones, pero la Casa Blanca tuvo que rebajarla ante las críticas de los republicanos.

El objetivo del plan de Biden es modernizar lo que ha llamado "infraestructura física": carreteras, puentes, ferrocarriles, puertos y aeropuertos, internet, entre otros.


Entre otros objetivos, se ha planteado una inyección de 66,000 millones de dólares para los ferrocarriles de pasajeros, la mayor inversión de este tipo desde la creación de Amtrak hace casi medio siglo, según la Casa Blanca, reportó el Post.

También se han reservado 55,000 millones de dólares a mejorar el agua potable del país, incluyendo un programa que pretende sustituir todas las tuberías de plomo de Estados Unidos y unos 25,000 millones de dólares para reparaciones en los principales aeropuertos.

El plan establece una inversión de 73,000 millones de dólares para modernizar la red energética del país y 21,000 millones para tecnología medioambiental, mencionó el Post.

Vía rápida en el Senado... ¿y luego?

"Me he propuesto dos objetivos muy ambiciosos para el Senado este verano, y ahora estamos en camino de lograr ambos", dijo este domingo un optimista Schumer, quien estima que a finales de esta semana debería haberse discutido y aprobado el plan, de acuerdo con el calendario de vía rápida establecido.

Una vez que el texto haya sido enmendado y votado en el pleno (donde es previsible que se apruebe), la propuesta de plan se trasladará a la Cámara de Representantes, también controlada por los demócratas, pero donde varios de estos condicionan su aprobación a que se vincule a un paquete de medidas contra la pobreza y el cambio climático.

Biden ha puesto sobre la mesa un plan económico y social por 3,500 millones de dólares para inversiones en lo que él llama infraestructuras "humanas".

Los demócratas, sin embargo, no cuentan con ninguna voz republicana para apoyar este plan, que proporciona enormes fondos para el sistema educativo, las familias, el medio ambiente y la salud.

El gran proyecto político de Joe Biden es hacer de Estados Unidos la alternativa por excelencia al modelo autoritario chino, lo que implica estar a la vanguardia en innovación pero también garantizar puestos de trabajo y prosperidad para la clase media.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default