null: nullpx
Delitos Fiscales

Allen Weisselberg, el hombre que lo sabe todo sobre las finanzas de los Trump

Es neoyorquino, tiene 73 años y ha trabajado casi toda su vida adulta para los Trump, primero para el padre, Fred, y después para el expresidente, Donald. Es la única persona sin apellido Trump en la que el exmandatario confía para manejar su dinero.
4 Jul 2021 – 01:58 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Nadie conoce las finanzas de los Trump como Allen Weisselberg. El actual director financiero de la Organización Trump es una de las pocas personas que han trabajado largo tiempo tanto con Donald Trump, antes con su padre, Fred, y después con los hijos del expresidente.

Esa labor como mano derecha financiera de los Trump le ha arrojado como consecuencia la imputación por supuestos delitos fiscales por la que este jueves se ha entregado a las autoridades de Nueva York y por la que comparecerá ante un juez junto a otros representantes de la Organización Trump imputados también en el mismo caso.

Por ahora se desconocen exactamente los cargos que pesan sobre ellos, pues la acusación aprobada el miércoles por un gran jurado, según varios medios, se mantiene aún bajo secreto y los fiscales no ha dado a conocer ningún detalle.

Según adelantó The Wall Street Journal, las acusaciones estarán vinculadas con la evasión fiscal, después de que la Fiscalía haya estudiado durante meses si Weisselberg y otros empleados de la compañía evitaron ilegalmente el pago de impuestos sobre algunas compensaciones que recibían como vehículos, apartamentos o matrículas en escuelas privadas.

En caso de que los fiscales puedan demostrar que la empresa y sus ejecutivos esquivaron sistemáticamente el pago de impuestos, podrían presentar cargos más graves, añade el periódico.

Los cargos serán los primeros correspondientes a las pesquisas que mantiene desde hace unos tres años el fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance, sobre los negocios del expresidente.

Las investigaciones en torno a la empresa del exgobernante se han acelerado en los últimos meses, con varios ejecutivos siendo llamados a testificar ante un gran jurado en preparación de las posibles acusaciones.

La Organización Trump dijo el jueves que la inculpación de su director financiero, Allen Weisselberg, es "un intento de dañar al expresidente" Donald Trump.

"Esto no es justicia, es política", declaró un portavoz de la empresa familiar del magnate neoyorquino en un comunicado.

Y añade: "El fiscal de Manhattan está presentando cargos relacionados con privilegios para uno de los empleados que ni el fisco ni ningún otro fiscal consideraría llevar a cabo".

Una vida a la sombra de los Trump

El empresario neoyorquino ha progresado a la sombra de los Trump: desde su origen humilde en Brooklyn hasta la burbuja social más exclusiva de Manhattan.

A sus 73 años, ha pasado más de 40 manejando las finanzas de los Trump y es la única persona en la que el expresidente confía para manejar sus asuntos monetarios.

Entre sus labores han estado negociar créditos, gestionar sus impuestos y figurar como administrador de sus recursos junto a sus hijos Don y Eric durante sus cuatro años de mandato en la Casa Blanca.

"Sabe cada céntimo que sale del edificio", explicaron Corey Lewandowski y David Bossie en un libro publicado el año pasado sobre su etapa dirigiendo la campaña presidencial de Trump.

Weisselberg comenzó en la Organización Trump en 1970 como contable del padre de Donald Trump, Fred. Enseguida tuvo relación con el ahora expresidente porque solo se llevan un año de edad.

En sus inicios, Weisselberg se trasladaba cada día desde su sencilla vivienda en Long Island hasta la imponente Trump Tower en el corazón de Manhattan.

A partir del año 2000, las dos familias comenzaron a hacerse más cercanas, más de lo habitual para un director financiero y su jefe, según reporta Bloomberg. En esa época Weisselberg y su mujer se mudaron a un apartamento lujoso de los Trump en Manhattan.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default