null: nullpx
Cartel de Sinaloa

Construyó varios túneles para ‘El Chapo’, evitó una cadena perpetua y saldrá libre pronto

El criminal que estuvo a cargo de los túneles del exjefe del Cartel de Sinaloa recibió una sentencia reducida que lo pone cerca de salir de una prisión federal en Estados Unidos. Casi ha cumplido el tiempo en prisión que este miércoles le impuso un juez de California.
1 Ago 2021 – 11:18 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Cuando las fuerzas de seguridad de México lo arrestaron en enero de 2012, José Sánchez Villalobos fue catalogado como el principal constructor de túneles del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Al descubrir una de sus obras, decomisaron 26 toneladas de marihuana en California, uno de los mayores alijos en la historia de Estados Unidos. En el lado mexicano había seis toneladas de la hierba.

Todo indicaba que este criminal de 58 años, a quien apodan ‘Quirino’ y ‘El Gato’, pasaría el resto de su vida en una prisión estadounidense, siguiendo los pasos del exjefe del Cartel de Sinaloa. No fue así. Este miércoles un juez federal en San Diego, California, le impuso una sentencia mínima para un traficante de su nivel: diez años y un mes de prisión, lo cual lo pone a unos meses de su liberación.

Sánchez Villalobos está por cumplir ese castigo, sumando los ocho años que permaneció en un penal de máxima seguridad en México y casi dos años que lleva en una prisión de California, tras su extradición.

¿Qué le ayudó a evitar la cadena perpetua? Haberse declarado culpable de tráfico de marihuana, su buena conducta tras las rejas, el arrepentimiento que manifestó, prometer que no volvería al Cartel de Sinaloa, que no tenía antecedentes penales, varias cartas que sus familiares le enviaron al juez pidiendo le impusiera una sentencia menor y su delicada salud que retrasó su traslado a Estados Unidos.


La abogada defensora Guadalupe Valencia indicó en un memorando de sentencia con fecha del 7 de julio que su cliente tiene una afección cardiaca grave por la cual toma tres medicamentos al día, necesita una cirugía y está en riesgo debido a las infecciones de coronavirus en las cárceles.

“El señor Sánchez Villalobos ha manifestado que lamenta sinceramente sus actos y que ha tenido tiempo para reflexionar y es plenamente consciente de las consecuencias de sus actos y que está decepcionado de sí mismo y no se atrevería a cometer el mismo error”, indicó la abogada.

“Al concluir su sentencia, el señor Sánchez Villalobos solo quiere regresar a México para estar con su familia y retomar el rol de hombre de familia cariñoso que se le conoce… Se irá a vivir con sus hijos, novia y madre anciana” de 87 años, agregó Valencia.

El Buró Federal de Prisiones (BOP) aún no ha establecido una fecha de liberación para este narco. Valencia indicó que es posible que su cliente sea deportado por el tipo de delito que cometió y porque tiene una tarjeta de residente permanente, que seguramente le quitará la Oficina de Migración.

Los túneles de ‘Quirino’

Hace una década, el gobierno lo tenía en la mirilla por considerarlo “un miembro de alto rango del Cartel de Sinaloa” y, sobre todo, muy cercano a ‘El Chapo’ Guzmán, en ese entonces el narcotraficante más buscado del mundo. Sánchez Villalobos era el encargado “regional” del cartel en Jalisco y Baja California, particularmente en la ciudad fronteriza de Tijuana.

Era el encargado de construir varios narcotúneles que llegaban hasta San Diego, supervisar el transporte de marihuana desde el sur de México y hasta la frontera, almacenar los cargamentos y coordinar el trasiego de la hierba por esos pasajes subterráneos. Según la acusación, él decidía quiénes usaban los túneles, qué cantidad de droga movían por estos y les cobraba tarifas a los traficantes que lo utilizaban.

Les rendía cuentas a los jefes del cartel, pero a nadie más entre ellos. Por eso lo catalogaron como el miembro de más alto nivel que era responsable de dicho método de tráfico de droga.


De acuerdo con la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una dependencia del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), Sánchez Villalobos construyó, financió y operó un túnel transfronterizo de 612 yardas que fue descubierto el Día de Acción de Gracias de 2010.

Estaba equipado con vías férreas y conectaba un almacén en el parque industrial Otay Mesa de San Diego con otra en Tijuana. En el lado mexicano, se accedía a través de una puerta de acero controlada hidráulicamente y un ascensor oculto debajo del piso de la bodega. Hallaron más de 22 toneladas de marihuana.

Otro narcotúnel a su cargo fue detectado el 29 de noviembre de 2011 en el mismo parque industrial en San Diego. Tenía una extensión de 600 yardas. Dicha operación concluyó con la incautación un total de 32 toneladas de marihuana, incluidas 26 toneladas recuperadas en el lado estadounidense.

Tras su arresto en México en 2012, la Fiscalía federal en San Diego desveló una acusación contra Sánchez Villalobos por trece cargos criminales, incluyendo distribución de marihuana con la intención de importarla hacia EEUU. Un oficial de libertad condicional federal que preparó un informe previo a su sentencia señaló que no lo habían vinculado con drogas más dañinas, como cocaína, heroína y metanfetamina.

“La droga involucrada en este caso ahora es legal para uso medicinal en 36 estados y para uso recreativo en 18 estados”, citó a favor de su cliente la abogada Guadalupe Valencia.

“Todo lo malo tiene un precio”

No está claro cómo es que alias ‘Quirino’ ingresó y fue subiendo de rango en el Cartel de Sinaloa.

La parte amable de su vida fue contada por su defensora legal, quien relató su cliente nació en Atequiza, en el estado de Jalisco, en el seno de una familia de campesinos. Es uno de once hijos y desde niño se dedicó a la agricultura y a la crianza de ganado.

A los 20 años emigró a Los Ángeles, California, donde vivió más de 20 años. Tiene cinco hijos, dos de las cuales viven en EEUU y otros estudian en la Universidad de Guadalajara. Es residente permanente.

Por una razón que no se indica, él se mudó a Guadalajara, la capital de Jalisco, en 2005. Valencia afirmó que su cliente ha mantenido una relación cercana con sus cinco hijos desde la cárcel, a pesar de que nadie lo ha visitado desde que surgieron los casos de coronavirus.

“A menudo les dice a sus hijos que deben aprender de su trágica situación, que no hay atajos en la vida. Él expresa que todo lo malo tiene un precio, y ciertamente lo está pagando”, dijo la abogada en su memorando de sentencia. “Siempre los anima a tener vidas valiosas a través de una buena educación y a tener una actitud positiva”, agregó.

Una de sus hijas mayores, Viridiana Sánchez, quien tiene 33 años y vive en Los Ángeles, le escribió una carta al juez federal Michael M. Anello en la cual pide clemencia para su padre, a quien describe como “mi héroe” y quien la llenó de amor desde la niñez.

“He sido testigo de primera mano de su abnegación, es el padre que hará cualquier cosa y todo por su familia”, escribió. “Aunque no estamos físicamente juntos, se ha esforzado por ser parte de mi vida”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default