null: nullpx
Radioactividad

Detectan fuga en tanque con residuos "radiactivos y peligrosos" en el estado de Washington

El Departamento de Ecología del estado denunció que uno de los tanques subterráneos de la Reserva Nuclear de Hanford pierde unos 3.5 galones de desechos radiactivos por día. Ese emplazamiento produjo cerca de dos tercios del plutonio para el arsenal atómico de EEUU, incluida la bomba lanzada en 1945 sobre Nagasaki.
30 Abr 2021 – 04:17 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un tanque subterráneo de almacenamiento de residuos nucleares en el estado de Washington que data de la Segunda Guerra Mundial parece estar filtrando líquido contaminado al suelo, según informó el jueves el Departamento de Energía de Estados Unidos, citado por la AP.

Es el segundo tanque que se cree que tiene una fuga de residuos procedentes de la producción de plutonio para armas nucleares en la Reserva Nuclear de Hanford, el emplazamiento de desechos radiactivos más contaminado del país.

El primer tanque con fugas fue descubierto en 2013. Se sospecha que muchos más de los 149 tanques de almacenamiento en el sitio presentan filtraciones.

El tanque B-109, el último del que se sospecha que tiene pérdidas de material, contiene 465,000 litros (123,000 galones) de residuos radiactivos. El gigantesco tanque se construyó durante el Proyecto Manhattan con el que se fabricaron las primeras bombas atómicas y recibió los residuos de las operaciones de Hanford desde 1946 hasta 1976.

El jueves se notificó al Departamento de Ecología del estado de Washington y a la Agencia de Protección Medioambiental que el tanque probablemente tenía una fuga.

Según el Departamento de Ecología del estado el tanque pierde unos 3.5 galones (13 litros) de desechos nucleares por día.


"Es un asunto grave cada vez que un tanque de Hanford tiene una fuga de sus residuos químicos radiactivos y peligrosos", dijo la directora de Ecología, Laura Watson, en un comunicado.

"Basándonos en la información que tenemos ahora mismo, la fuga no supone un aumento inmediato del riesgo para los trabajadores o el público, pero se suma a la continua amenaza medioambiental en Hanford", añadió Watson.

El problema, dijo la funcionaria, "pone de relieve la necesidad crítica de recursos para hacer frente a los tanques envejecidos de Hanford, que seguirán fallando y teniendo fugas con el tiempo".

"No hay riesgo para la salud"

La Reserva Nuclear de Hanford, cerca de Richland, en el sureste del estado, produjo cerca de dos tercios del plutonio para el arsenal atómico de la nación, incluida la bomba lanzada en 1945 sobre Nagasaki (Japón).

Desde hace décadas se está llevando a cabo una limpieza medioambiental multimillonaria en el extenso emplazamiento de Hanford.

La fuga del tanque B-109 se sospechó por primera vez en marzo de 2019, cuando pareció haber un pequeño descenso en el nivel de sus residuos líquidos. Las comprobaciones mensuales mostraron que el nivel era estable hasta julio de 2020, cuando se detectó otro descenso, y el Departamento de Energía inició una investigación.

"No hay un mayor riesgo para la salud o la seguridad de los trabajadores de Hanford o del público", dijo el jueves Geoff Tyree, portavoz del Departamento de Energía.

"La contaminación en esta zona no es nueva y las acciones de mitigación han estado en vigor durante décadas para proteger a los trabajadores, el público y el medio ambiente", agregó Tyree.


El tanque había sido vaciado previamente de líquidos bombeables, dejando una pequeña cantidad de residuos líquidos en su interior, dijo la agencia.

Los sistemas de la zona capturan y eliminan los contaminantes que llegan a las aguas subterráneas y garantizan la protección del río Columbia, aseveró la agencia.

Organizaciones reclaman acciones inmediatas

Pero el grupo de vigilancia Heart of America Northwest, con sede en Seattle, dijo que la fuga libera residuos radiactivos que son peligrosos durante cientos o miles de años.

"Las leyes federales y estatales de residuos peligrosos requieren que los tanques con fugas se vacíen inmediatamente. Los residuos de alto nivel filtrados al suelo se propagarán, no solo a las aguas subterráneas y a Columbia, sino que contaminarán el suelo durante miles de años", dijo la organización en un comunicado compartido por redes sociales.

Por su parte, Hanford Challenge, una organización sin fines de lucro, en un comunicado publicado el jueves exigió a las autoridades estatales y locales construir nuevos tanques para almacenar desechos nucleares.

“Esta nueva filtración de B-109 pone de relieve la necesidad de que el Congreso y el Departamento de Energía actúen de inmediato para aumentar los fondos para la limpieza, el diseño y la construcción de nuevos tanques lo antes posible”, dijo la organización. “Hanford necesita nuevos tanques ahora”.


El grupo ha recabado casi 2,000 firmas para una petición dirigida al secretario de Energía en la que exige la construcción de nuevos tanques en la reserva.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default