null: nullpx
FBI

La práctica secreta del FBI que usaba sin permiso fotos de empleadas para atrapar a depredadores sexuales

Agentes especiales del Buró les pedían a empleadas de bajo nivel fotografías en las que ellas parecieran menores de edad o trabajadoras sexuales. Luego publicaban esas imágenes en sitios frecuentados por traficantes sexuales y abusadores infantiles, revela un informe.
3 Ago 2021 – 05:49 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Lo que comenzó siendo una investigación por un agente del Buró Federal de Investigaciones (FBI) señalado por tener una relación inapropiada con una empleada, terminó destapando una práctica secreta de esa dependencia: que en operaciones encubiertas para atrapar a depredadores y traficantes sexuales se usaron fotografías de empleadas de nivel inferior que se hicieron pasar por menores de edad y prostitutas.

Ninguna de esas mujeres tenía autorización para participar en esas acciones policiales y, para tratar de ocultar su participación, les pidieron “que no le dijeran a nadie, incluidos sus supervisores”, de acuerdo con un informe reciente de la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia (DOJ).

La dependencia advierte que esto podría afectar negativamente a esas trabajadoras del FBI, “lo que incluye potencialmente ponerlas en peligro de convertirse en víctimas de delitos penales”. Una de las consecuencias sería que sus fotos continúen circulando en sitios visitados por depredadores sexuales.

El reporte de ocho páginas señala que varios agentes del FBI “utilizaron fotografías de empleadas del personal de apoyo para hacerse pasar por mujeres menores de edad en una investigación de tráfico sexual”. También echaron mano de ese recurso para que ellas fingieran ser trabajadoras sexuales en las redes sociales. En las imágenes sus caras “estaban borrosas” y tenían ropa, aclara.

“El SA (agente especial) que fue objeto de la investigación de la OIG (Oficina del Inspector General) no documentó qué empleados participaron, no obtuvo el consentimiento por escrito de los empleados, no documentó los sitios de internet en los que se publicaron las fotos ni cuándo se publicaron las fotos… y aconsejó a los empleados del personal de apoyo que proporcionaron fotos que no le dijeran a nadie, incluidos sus supervisores, sobre las operaciones encubiertas”, describe el informe.


El FBI no pudo obtener documentación sobre cómo se obtuvieron las imágenes ni en qué períodos fueron expuestas en los sitios de internet, “tiempo durante el cual las fotografías podrían haberse descargado, copiado o difundido aún más”, menciona el reporte del inspector del Departamento de Justicia, el cual no precisa cuántas empleadas colaboraron en dichas acciones policiales.

La organización National Security Counselors criticó esta práctica del FBI indicando en su cuenta de Twitter que “era casi defendible hasta el ‘no se lo digas a nadie’".

En los operativos para detener a personas que solicitan servicios sexuales, una práctica que es ilegal en Estados Unidos, a menudo participan mujeres policías que se disfrazan de prostitutas. Mientras que en las redes sociales los agentes del orden se hacen pasar por menores de edad, aunque jamás revelan qué imágenes usan para engañar a los delincuentes.

A través de una carta firmada por Brian Turner, asistente en jefe de la unidad de crimen, cibernética, respuesta y servicios del FBI, la dependencia aceptó las recomendaciones del inspector federal, como establecer una norma sobre el uso de fotos de empleados que no tienen una certificación para realizar labores encubiertas, ya sea en campo o en internet.

Turner indicó en el documento que el FBI “evaluará la política existente y determinará qué políticas requieren ajustes, redactando un nuevo lenguaje para establecer las pautas necesarias”. También se comprometió a que todo su personal encubierto conozca la nueva normativa.

Al final de su informe, el inspector del Departamento de Justicia marcó el asunto como “resuelto”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default