null: nullpx
Coronavirus Nueva York

Descubren indicios de mutaciones de covid-19 en alcantarillas de NYC; temen posibles brotes entre ratas

Un estudio preliminar encontró mutaciones de coronavirus en aguas residuales de la ciudad de Nueva York. En las alcantarillas los investigadores también hallaron el ADN de animales, como ratas, por lo que ahora temen un brote del covid-19 entre estos animales tan comunes en la ciudad, y que son históricos portadores de enfermedades.
31 Jul 2021 – 01:45 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Un equipo de virólogos y microbiólogos de los colegios de Queens y Queensborough de CUNY, la New School y la Universidad de Missouri, que han estado estudiando las aguas residuales de la ciudad de Nueva York desde junio de 2020, descubrieron cuatro nuevas combinaciones de mutaciones de covid-19.

Un reporte de The City, señala que durante meses los investigadores han recolectado muestras de agua en botellas de plástico una vez a la semana y analizándolas para ver las concentraciones del virus.

Aunque los resultados son preliminares y no han sido publicados en una revista científica, un estudio preimpreso publicado por los investigadores el jueves pasado hay una posibilidad preocupante sobre la procedencia de las nuevas mutaciones en las alcantarillas.

Según los investigadores, que están preocupados por posibles infecciones en ratas y perros, estas mutaciones pudieran ser "algo resistentes a los anticuerpos, lo que podría reducir la eficacia de las vacunas", dice el artículo de The City.

El estudio, no obstante, no está contando con el apoyo financiero necesario por parte de la ciudad, dijeron los científicos.

ADN animal en aguas residuales con mutaciones

Los científicos comenzaron a analizar las heces fecales de ratas en busca de coronavirus para comprobar si esa era la fuente de las nuevas mutaciones, pero estas no coincidieron con el descubrimiento.

Entonces examinaron las aguas residuales, mediante un proceso denominado "secuenciación profunda", en busca de ADN animal.

En las aguas residuales hallaron el ADN de varios mamíferos, como vacas, cerdos y ovejas, lo que se le asigna a los alimentos consumidos por humanos. También hallaron el ADN de perros, gatos y ratas.

Sin embargo, la mayoría de las mutaciones se encontraron en tres plantas de aguas residuales diferentes. Para los investigadores, esto significaba que los animales de los que encontraron el ADN tenían que estar viviendo en la cuencua de estas aguas residuales o cerca de ellas, "limitado en gran medida a su ubicación geográfica y en un número lo suficientemente grande como para mantener una epidemia durante seis meses", señala el artículo.

El origen de las mutaciones aún es incierto. La hipótesis del equipo de investigadores es que estas variantes desconocidas podrían proceder de "pacientes asintomáticos, vacunados, inmunodeprimidos, pediátricos o infectados crónicamente que no están siendo muestreados en entornos clínicos".

El coronavirus también podría permanecer en diferentes zonas del cuerpo, como el intestino, lo que podría explicar su presencia en las aguas residuales.

Temen posibles infecciones de ratas

Las ratas no serían el primer animal en contraer el virus, por lo que los científicos temen un brote del covid-19 entre estos animales tan comunes en la ciudad, y que son históricos portadores de enfermedades.

Además, durante la pandemia aumentaron los informes sobre el comportamiento agresivo de ratas debido a la escasez de comida por menos basuras en negocios. Aunque reportes señalas que la falta de alimentos pudo haber disminuido la población de ratas.

Mira también

Cargando Video...
¿Es tan contagiosa como la varicela? Experta aclara dudas sobre la variante delta del coronavirus

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default