null: nullpx
Melania Trump

Departamento de Justicia desestima demanda por el libro con revelaciones “explosivas” de la exasesora de Melania Trump

La demanda, presentada en 2019 por la administración Trump, alegaba que Stephanie Winston al publicar el libro: Melania y yo, mis años como confidente, asesora y amiga de la Primera Dama, violó su "deber fiduciario" y un acuerdo de no divulgación que firmó con un oficial de contratación de la Casa Blanca.
9 Feb 2021 – 01:36 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El Departamento de Justicia ha abandonado una demanda que buscaba confiscar las ganancias de un libro escrito por la socialité y diseñadora neoyorquina Stephanie Winston.

Los abogados del gobierno, de acuerdo con POLITICO, presentaron un aviso a un juez federal diciendo que están desestimando voluntariamente la demanda presentada en octubre pasado contra Winston, quien se desempeñó como asesora principal de Melania Trump y escribió el libro: Melania y yo, mis años como confidente, asesora y amiga de la Primera Dama.

La medida fue una de las primeras de la administración Biden sobre un litigio iniciado por la administración Trump. La demanda contra Winston Wolkoff a legaba que al publicar el libro violó su "deber fiduciario" y un acuerdo de no divulgación que firmó con un oficial de contratación de la Casa Blanca en agosto de 2017.

Un funcionario del Departamento de Justicia ofreció solo un breve comentario sobre la medida a POLITICO. " El Departamento evaluó el caso y concluyó que la desestimación era lo mejor para los intereses de Estados Unidos con base en los hechos y la ley", dijo el funcionario, quien pidió no ser identificado.

Algunos exfuncionarios del Departamento de Justicia y abogados externos dijeron al medio de comunicación que la demanda no era prudente porque amenazaba con dar lugar a fallos legales que podrían socavar la posición de litigio del departamento en casos más graves.

La demanda no citó ningún estatuto que protegiera la información en cuestión o autorizara a la Casa Blanca a firmar contratos como el que tenía con Winston Wolkoff, aunque el presidente Donald Trump tenía un largo historial de exigirlos a los funcionarios de campaña, el personal de la organización Trump y sus asistentes personales.

El caso de Stephanie Winston

Wolkoff fue nombrada asesora poco después de que Donald Trump ganó las elecciones de 2016, y desempeñó un papel de alto rango en el que ayudó a Melania a hacer la transición de Nueva York a la Casa Blanca. Ese mismo año, coincidencialmente, la ejecutiva creó una empresa de planificación de eventos, llamada WIS Media Partners, según Vanity Fair.

A pesar que Wolkof y Trump se la llevaban muy bien porque tenían una amistad de más de 15 años, pocos meses después fue expulsada de su cargo luego que se confirmara que WIS Media Partners había recibido $26 millones en pagos para ayudar a planificar la ceremonia de inauguración de Trump en 2017.

Según los informes, Winston actuó como asesora de Tom Barrack, el jefe del comité inaugural de Trump, pero su compañía retuvo millones de dólares. Durante su tiempo en la Casa Blanca, Winston ayudó a entrevistar a candidatos para puestos importantes, incluido el jefe de personal de la Primera Dama, el jefe de comunicaciones y la secretaria social.

El libro

De acuerdo con Vanity Fair, las memorias detallan el tiempo de Winston Wolkoff "navegando por la Casa Blanca y el ala este", donde las primeras damas tienen oficinas (el presidente trabaja en el ala oeste). También incluye su " viaje desde su amistad que comenzó en Nueva York hasta el papel de asesora de confianza de la Primera Dama para su partida abrupta y muy pública, a la vida después de Washington".

Winston Wolkoff fue considerada durante mucho tiempo una de las amigas más cercanas de Melania. Como miembro de la alta sociedad, anteriormente trabajó para Vogue y fue mejor conocida por su papel en la producción de Met Gala, la gala anual de recaudación de fondos repleta de estrellas para el beneficio del Instituto de Vestuario del Museo Metropolitano de Arte en Nueva York.

Trump y Wolkoff se movían en los mismos círculos de élite de Manhattan. Después de divorciarse del padre de Wolkoff, su madre se casó con Bruce Winston, hijo del famoso joyero Harry Winston, quien finalmente adoptó a la ejecutiva. La madre de tres hijos está casada con David Entratter Wolkoff, un desarrollador de bienes raíces.

Se graduó de la Universidad de Loyola en Nueva Orleans con un título en comunicaciones y se abrió camino en la industria de la moda, y finalmente comenzó su propia firma, SWW Creative.

En una entrevista con la revista Dujour, Winston Wolkoff dijo sobre Melania: "No la subestimes solo porque es callada y reservada. Hay una virtud en el hecho de que parece estar callada y no está en la línea del frente constantemente diciendo: 'Escúchame, mírame'. Pero tiene mucha confianza en su punto de vista".

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default