null: nullpx

¿En qué se diferencian las naves espaciales de Jeff Bezos y Richard Branson?

Echamos un vistazo a las dos naves que han marcado el inicio de una nueva era de vuelos comerciales al espacio exterior. Jeff Bezos, fundador de Blue Origin, y Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, fueron sus primeros ocupantes.
19 Oct 2021 – 10:36 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/16
Comparte
Tanto el New Shepard de Jeff Bezos (Blue Origin) como el VSS Unity de Sir Richard Branson (Virgin Galactic) han marcado el inicio de una nueva era de vuelos comerciales al espacio exterior. Y aunque en ambas naves los pasajeros han podido experimentar alrededor de cuatro minutos de ingravidez y una espectacular vista hacia la Tierra, estas difieren tanto en diseño como en la forma de operar.

Contenido relacionado: Jeff Bezos: ¿qué carros conduce el hombre más rico del mundo?
Crédito: Univision A Bordo
2/16
Comparte
El VSS Unity es un avión espacial supersónico que despega como cualquier otro avión desde una pista. Este va colgado del portaaviones VMS Eve, que una vez alcanza las 8 millas (13 km) de altura, donde tanto el tirón de la gravedad como la densidad del aire es menor, se desprende para encender sus motores impulsados por cohetes y emprender su propio vuelo fuera de la atmósfera a tres veces y media la velocidad del sonido.

Contenido relacionado: Conoce al VSS Unity, la nave de Virgin Galactic que dará paso al turismo espacial
Crédito: Virgin Galactic
3/16
Comparte
Por su parte, el New Shepard es una cápsula impulsada por un cohete desde una plataforma de lanzamiento, similar a los utilizados por la NASA. Una vez alcanza la suborbita, la cápsula se separa y el cohete regresa a Tierra. Crédito: Blue Origin
4/16
Comparte
El VSS Unity de Branson tiene la capacidad de transportar a dos pilotos y seis pasajeros. Crédito: Virgin Galactic
5/16
Comparte
Mientras que el New Shepard de Bezos es 100% autónomo. Esto significa que los cuatro a seis asientos a bordo pueden ser utilizados solo por pasajeros, ya que no requiere de pilotos que controlen la nave. Crédito: Michael Craft Photography
6/16
Comparte
La altitud máxima del VSS Unity es de unos 293,000 pies. Crédito: Virgin Galactic
7/16
Comparte
En el caso del New Shepard, la altitud máxima ronda los 327,360 pies. Crédito: Blue Origin
8/16
Comparte
La cabina del VSS Unity incluye un set de 16 cámaras encargadas de capturar la experiencia espacial desde todos los ángulos, además de un enorme espejo que permite a los astronautas verse ingrávidos y una docena de ventanas circulares (dos por persona) para ver al exterior. Crédito: Virgin Galactic
9/16
Comparte
Cada uno de los seis asientos están fabricados con fibra de carbono y cuentan con un mecanismo de reclinaje controlado por el piloto que posiciona a los ocupantes de manera óptima para manejar las fuerzas G. Crédito: Virgin Galactic
10/16
Comparte
El New Shepard también cuenta con asientos reclinables y las ventanas más grandes hasta ahora vistas en una nave espacial. Crédito: Blue Origin
11/16
Comparte
Finalmente, el VSS Unity aterriza como cualquier otro avión en una pista. Crédito: Virgin Galactic
12/16
Comparte
Mientras que el New Shepard usa paracaídas para regresar a la Tierra. Crédito: Blue Origin
13/16
Comparte
Tanto el VSS Unity como el New Shepard pueden ser reutilizados, lo cual es vital para reducir el costo de los vuelos comerciales y permitir que más personas tengan acceso a esta experiencia en el espacio.
Crédito: Blue Origin
14/16
Comparte
Sir Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, se convirtió en el primer turista espacial de la historia el pasado 11 de julio tras ser parte de la misión Unity 22. Crédito: Virgin Galactic
15/16
Comparte
Este fue el vigésimo segundo vuelo de prueba del VSS Unity. Su propósito era recopilar la mayor cantidad de datos posible sobre el viaje, incluyendo el entorno de la cabina, la comodidad de los asientos, la ingravidez de los pasajeros y la vista hacia la Tierra desde el área de pasajeros. Crédito: Virgin Galactic
16/16
Comparte
Por otro lado, Jeff Bezos realizó su primer viaje el 20 de julio acompañado por su hermano, Mark Bezos; Mary Wallace Funk, una mujer de 82 años conocida como Wally que fue una pionera en la formación de astronautas pero nunca había salido al espacio, y Oliver Daemen, de 18 años, la persona más joven en viajar al espacio. Crédito: Blue Origin
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default