null: nullpx
Entretenimiento

Puerto Rico: 205 perritos abandonados buscan hogar en los Estados Unidos

Los refugios de animales no tienen los recursos para cuidar de las mascotas abandonadas, en muchos casos animales saludables son sometidos a eutanasia para abrir espacio.
29 Ago 2017 – 3:58 PM EDT

La semana pasada un avión salió del aeropuerto Luis Muños Marín con 205 pasajeros en busca de una mejor vida que ha sido tronchada por la crisis económica que aferra la isla.

Los pasajeros son 205 perros que se encontraban en varios refugios de animales. De acuerdo a CBS News, los perros transportados por aire se encaminaban a un “futuro sombrío en Puerto Rico, donde el hacinamiento crónico hace que muchos perros sean eutanasiados.” Kimberly Alboum, directora de compromiso público y alcance a refugios para la Humane Society de los Estados Unidos, señalo que los refugios en Puerto Rico carecen de opciones. La cantidad de animales desamparados hace que los empleados de estos centros sometan a eutanasia a los animales para crear espacio para otros, una carga que tiene un impacto emocional en los que cuidan de los perros.

De acuerdo al reportaje, la mayoría de los perros provinieron de dos centros del área oeste de Puerto Rico en Mayagüez y Cabo Rojo, por ser en sitios remotos que impide mayor flujo de personas para adopción, además de los grandes costos de infraestructura.

Se estima que el transporte de la semana pasada es hasta el día de hoy el más grande que se ha hecho desde que comenzaron a trasladar animales a los Estados Unidos. El grupo de pasajeros de cuatro patas iba en destino a la Florida, Nueva York y Carolina del Norte entre otros estados donde eran esperados para ser adoptados.

De los 205 perros una gran parte fue descargada para ser distribuida en varios refugios de ese estado. Otras decenas siguieron su rumbo a York y Carolina del Norte entre otros estados donde eran esperados por sus nuevos cuidadores para poder ser adoptados.

Mary Steffen directora de un refugio para Humane Society del condado de Broward en Fort Lauderdale se sintió confiada de que todos los animales puertorriqueños que recibieron van a ser adoptados rápidamente.


Publicidad