null: nullpx
Naturaleza

Millones de abejas provenientes de todo el país trabajan en huertos de California

En el Valle Central de California se dan cita apicultores y abejas durante febrero y marzo para trabajar principalmente sobre los huertos de almendros. El crecimiento de esta industria requiere que abejas del este del país viajen a la zona para hacer su tarea de polinización.
4 Mar 2021 – 10:37 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

MERCED, California.- No viven más de un mes y medio, pero la labor que cumplen es crucial para la industria de la alimentación y la economía mundial. Se trata de las abejas, quienes son protagonistas de uno de los eventos más grandes de polinización que ocurren en el país, y que se da en el Valle Central.

Estas trabajadoras, esenciales desde que nacen, son las encargadas de la fecundación de las semillas de los frutos, y por ende, del desarrollo de la agricultura.


En el Valle Central se produce más del 80% de las almendras que consume el mundo. California es uno de los principales exportadores del fruto, siendo el Valle Central, el área donde más almendros florecen.

El condado de Fresno obtuvo dividendos sobre el millón y medio de dólares en la venta del almendro durante el 2019, posicionando al condado como el líder de la producción agrícola estatal.

Para poder polinizar los millones de acres de almendros, cada año llegan abejas de diferentes estados del país. Se cree que vienen desde tan lejos como Nueva York y Florida, y se estima que el 90% de las abejas de la nación están en la zona durante la febrero y marzo.

Se necesitan al menos dos colmenas de abejas para cada acre de almendros en este proceso de polinización, por eso es que apicultores se reúnen en el evento más grande del mundo.

“Cuando el rayo de sol se asoma, ellas comienzan a trabajar" dice el apicultor Sergio Munguía, quien trabaja en un campo de Merced.

La tarea del encargado de las abejas es que estas puedan trabajar y ser productivas. "Que estén pobladas para que puedan desempeñar mejor trabajo cuando la flor empiece a abrir" explica el apicultor.

Sin las abejas no hay almendras, comenta un agricultor de la zona, Joe del Bosque.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, en el 2020, California produjo alrededor de 3 mil millones de libras en almendras, y los condados del Valle aportan significativamente a esa comercialización.

“Si es necesario... trabajamos de noche para no molestar a las abejas. Queremos protegerlas" dice del Bosque, quien aclara que hay que dejarlas trabajar.

Viajan miles de kilómetros para llegar aquí. Y vienen a trabajar, porque incluso después de cumplir con su papel en la floración del Valle de San Joaquín, apicultores se las llevan a la costa o a las montañas, lejos de la producción agrícola para que continúen su trabajo en el panal.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:NaturalezaAgriculturapolinizacion

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés

Default

Default