publicidad
Un contratista de Whitefish Energy en Manatí, Puerto Rico.

Whitefish anunció que terminó sus labores de restauración del sistema eléctrico de Puerto Rico

Whitefish anunció que terminó sus labores de restauración del sistema eléctrico de Puerto Rico

La pequeña empresa estadounidense con apenas dos años de existencia levantó un escándalo por los altos costos que le estaba facturando al gobierno de Puerto Rico por reconstruir la red eléctrica destruida por María.

¿Hay o no materiales y dinero para reparar el sistema de energía eléctrica de Puerto Rico? Univision Puerto Rico

Whitefish Energy, la polémica empresa estadounidense contratada por el Gobierno de Puerto Rico por 300 millones de dólares para restaurar el servicio eléctrico de la isla destruido por el huracán María dio por terminadas sus labores en el país este jueves tras unos dos meses y medio de trabajo.

La concesión del multimillonario a Whitefish provocó un escándalo en Puerto Rico y en Washingon por los altos costos que la pequeña empresa le estaba facturando a la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), porque cuando la contrataron tenía apenas dos años de existencia y dos empleados a tiempo completo.

publicidad

La compañía también fue vinculada a un donante de la campaña presidencial de Donald Trump y al secretario del Interior de Trump, Ryan Zinke, amigo del director ejecutivo de la empresa, Andy Techmanski, y como él, oriundo de Whitefish, Montana.

Relacionado
preview
Gobierno de Puerto Rico no cumple meta de restauración de energía eléctrica que se impuso para el 1 de diciembre

El escándalo obligó al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, a pedir la anulación del contrato, que venció el pasado 30 de noviembre, aunque Whitefish siguió trabajando en la isla completando tareas que ya había comenzado.

La empresa fue la primera en llegar a la isla tras el huracán María el pasado 20 de septiembre y su trabajo se centró en reparar las líneas de transmisión principales de 230 kV que cubrían las áreas remotas y montañosas de Puerto Rico y conectaban estaciones y subestaciones clave de generación de energía con importantes centros de población e industriales.

Pese al escándalo provocado por el alto precio que Whitefish le facturaba al gobierno de Puerto Rico ( por cada celador de línea la compañía le facturaba a la AEE 225 dólares la hora, u 11 veces más que lo que se le paga a un empleado local por las mismas tareas), tanto Rosselló como el ex director de energía eléctrica, Ricardo Ramos, defendieron su contratación.

¿Cuándo va a llegar la luz a los 16 municipios que aún están totalmente a oscuras? Univision Puerto Rico

Ramos dijo en una audiencia pública en el Senado de EEUU que contrató a a Whitefish porque la compañía se podía movilizar de inmediato a la isla tras el desastre, era autosuficiente y traería a la isla sus propios trabajadores y materiales que no se les podían proveer localmente por la situación de emergencia.

En un comunicado de prensa, Techmanski hizo este jueves un balance del trabajo hecho por Whitefish en la isla y dijo que la empresa contrató a 550 empleados que reemplazaron más de 200 millas de cables de transmisión, 50 torres y 120 postes.

Estos trabajadores, a su vez, utilizaron 600 piezas de equipo pesado en la restauración de la línea de transmisión 50100 de 230 kV desde la Central Aguirre en Salinas a Aguas Buenas y la 50200 de 230 kV que va desde Manatí a Bayamón.

Relacionado
preview
Gobierno de Puerto Rico no cumple meta de restauración de energía eléctrica que se impuso para el 1 de diciembre

De igual manera, restauraron la línea 37400 de 115 kV que va de Manatí a Barceloneta y la 36200 de 38 kV desde San Juan a Juncos.

"Estamos extremadamente orgullosos del trabajo que nuestras brigadas completaron y por la contribución que hicimos por los esfuerzos de recuperación en PuertoRico", sostuvo Techmanski.

"Aún queda mucho trabajo por hacer, pero sabemos que nosotros tuvimos un importante rol por completar los trabajos lo más rápido, eficiente y seguro posible", puntualizó el ejecutivo.

A finales del mes pasado Whitefish afirmó que la AEE le debía unos 83 millones de dólares por los trabajos realizados, pero la AEE sostuvo que había recibido facturas por 25 millones y había pagado 13 millones de dólares.

El sistema eléctrico de Puerto Rico aún no se recupera y al día de hoy, a 78 días del paso de María por el país, 16 municipios de la isla siguen totalmente a oscuras y los 62 restantes tienen energía solo en algunos sectores.

No se sabe realmente cuántos clientes de los 1.5 millones que tiene la AEE aún no tienen electricidad (se supone que decenas de miles) y la corporación pública solo reporta el porcentaje de energía que está generando de acuerdo a su capacidad, que este jueves era de un 68 por ciento.

La AEE se quedará sin efectivo el 22 de diciembre y Acueductos va por el mismo camino Univision Puerto Rico
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad