Huracán María

El polémico obsequio del gobierno de Puerto Rico a un alcalde de un municipio sin luz: una vela

Al alcalde de Yabucoa, municipio en el que 90% de sus habitantes no tienen electricidad, no le gustó el regalo de la primera dama de la isla. Ella afirma que fue un gesto que se malinterpretó.

La vela que recibió el alcalde de uno de los municipios más golpeados por el huracán María en Puerto Rico y que le llegó de parte de la mansión ejecutiva en momentos en que su pueblo aún continúa mayormente a oscuras no fue una broma de mal gusto sino un gesto que se mal interpretó, dijo la primera dama de la isla, Beatriz Rosselló.

La vela fue un regalo que La Fortaleza le envió a Rafael Surillo, alcalde de Yabucoa (ubicado en el sureste de la isla). El funcionario considera que fue un gesto inapropiado en momentos en que el 90 por ciento de su municipio sigue a oscuras a más de cuatro meses de la entrada del ciclón por las costas de ese pueblo.

“No se la intención que hay, pero llega en el momento menos apropiado para la situación que está viviendo nuestro pueblo”, dijo Surillo el martes pasado en el programa Jugando Pelota Dura, de Univision Puerto Rico, adonde llevó el obsequio que había recibido de Fortaleza.


Al día de hoy unos 400,000 clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (casi una tercera del total de 1.5 millones de clientes) siguen a oscuras en Puerto Rico y sin saber cuándo les restablecerán el servicio.

“Hay familias hoy día que han perdido a algún ser querido a consecuencia de esto que estamos viviendo en Yabucoa, yo no creo que esto sea el mejor detalle”, opinó Surillo, quien como otros alcaldes durante meses le ha estado reclamando al Gobierno que solucione la falta de electricidad en su jurisdicción.

Sin embargo, Rosselló aclaró que el regalo que envió a varias dependencias gubernamentales del país no tenía ningún mensaje oculto y que simplemente fue un obsequio que se malinterpretó.


Lamento mucho que se malinterprete el detalle que los artesanos prepararon y lo tardío que se recibió", dijo escribió Rosselló en un mensaje que puso en su página de Facebook, aclarando que las velas fueron enviadas entre diciembre y enero pasado.

"La intención fue una sola, de unión y esperanza como lo dijimos en el mensaje que incluimos con el detalle”, agregó.

La vela de olor “fue hecha por manos de una puertorriqueña que está echando hacia delante su microempresa. Una mujer como tantas otras que luchan día a día por salir adelante. Cada vela está hecha a mano; fueron muchas horas de intensa labor con un propósito de unión y esperanza”, explicó Rosselló.

Junto con las velas, agregó la primera dama, se enviaron unas placas de madera hechas por confinados con madera de un un árbol centenario de La Fortaleza que el huracán Irma derrumbó, explica la tarjeta que acompaña los obsequios y que según Rosselló, fueron enviados entre diciembre y enero pasado.