publicidad
Héctor O'Neill, exalcalde de Guaynabo, renunció al cargo en junio de 2017 en medio de un escándalo de acoso sexual.

El escándalo sexual por el que el gobernador de Puerto Rico insiste en pedir la renuncia de O'Neill

El escándalo sexual por el que el gobernador de Puerto Rico insiste en pedir la renuncia de O'Neill

Ricardo Rosselló le solicitó al alcalde de Guaynabo que abandonara el cargo por el revuelo causado por su supuesto uso de fondos públicos para zanjar una demanda por hostigamiento sexual a una policía.

Héctor O'Neill, exalcalde de Guaynabo, renunció al cargo en junio de...
Héctor O'Neill, exalcalde de Guaynabo, renunció al cargo en junio de 2017 en medio de un escándalo de acoso sexual.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, reiteró este jueves que ha hecho todo lo que está a su alcance para que el alcalde de Guaynabo, Héctor O'Neill, abandone a su cargo por el escándalo de acoso sexual a una policía en el que se encuentra involucrado, por el cual se dice usó fondos públicos para arreglar con la demandante.

"Mi solicitud es que renunciara inmediatamente. Yo creo que está en el mejor interés del pueblo de Guaynabo, del pueblo de Puerto Rico y del mismo alcalde que lo haga ya. Pero, ciertamente, hasta el momento yo he hecho todo lo que está en mi poder constitucional para que el alcalde renuncie y, sobre todo, para investigar lo que son unas acusaciones muy serias", dijo Rosselló en un evento público en la isla, citado por el diario El Nuevo Día.

publicidad

El asunto ha recibido gran atención mediática en la isla en los últimos días por el peso en la vida política local del veterano alcalde del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP), quien ha decidio desafiar la autoridad de Rosselló al negarse a dejar su puesto.

O'Neill se ha negado a ceder a las presiones del gobernador y hasta el momento solo ha renunciado a la presidencia municipal de su partido, del cual Rosselló es el presidente.

Por su parte, el Departamento de Justicia inició una investigación para esclarecer el caso. Además de la denuncia por acoso sexual, se suma el hecho de que los 300,000 dólares que se conoció le pagó a la funcionaria para cerrar el caso podrían haber salido de fondos del municipio.

"Aun cuando he explicado que en este asunto personal no hay involucrado ni un centavo de las arcas municipales, sobre lo cual me reafirmo, mi contable pondrá a la disposición de Ética todo lo concerniente para que pueda realizar el análisis de mis finanzas y la evaluación de mis informes financieros", señaló O'Neill hace poco más de una semana al presentar su renuncia como presidente del PNP en Guaynabo.

Por esta razón el gobernador ordenó al Departamento de Justicia que investigara, no solo la conducta desde el aspecto criminal, sino de dónde provino el dinero que usó O'Neill para zanjar la demanda interpuesta por la agente de la Policía con la que el alcalde supuestamente tuvo una relación consensuada durante varios años.

"El interés público reclama transparencia total en esta investigación y es responsabilidad del gobierno asegurarse que las investigaciones se realicen correcta y diligentemente, garantizando los derechos de todos los involucrados en esta lamentable situación", dijo Rosselló en su momento.

La investigación de un caso 'cerrado'

La secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, aseguró que la agencia que encabeza actuará una vez tenga toda la información disponible, pero que previamente debe tener conocimiento directo del caso, del que se hizo responsable la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente (PFEI) desde el 20 diciembre, cuando fue presentada la demanda.

De acuerdo con medios locales, la querella alegaba que el alcalde empezó a hostigar y a acosar a la mujer después de que la relación entre ambos terminara y esta tuviera ya otra pareja, quien también era policía, que según trascendió entabló otra demanda contra O'Neill ante esa misma dependencia.

Al haberse iniciado el proceso en la oficina del PFEI, será allí que se deba resolver el caso, aunque otras agencias gubernamentales puedan investigar y facilitar todo tipo de información para que actúe. La oficina del PFEI atendió el asunto como una querella administrativa, ya que solo puede hacerse cargo de un caso por vía criminal si es referido por el Departamento de Justicia, la Oficina de Ética Gubernamental o alguna agencia federal.

publicidad

La presidenta de esta dependencia, Nydia Cotto Vives, confirmó que la demandante notificó por escrito, a los siete días de haber interpuesto la querella, que había llegado a un acuerdo con el alcalde O'Neill para solicitar la desestimación de la demanda.

Por su parte el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien también pertenece al PNP, exhortó a la justicia para que cite "a la mujer policía (la víctima) lo antes posible y le ofrezca todas las garantías que tenga que ofrecer y que esa dama diga todo lo que tenga que decir".

Pero la policía implicada, identificada como Yenetamine Díaz Zayas, dijo en un comunicado enviado a través de un abogado que "las alegaciones que han trascendido sacan de proporción un asunto que ha sido resuelto por la vía legal y en un plano personal".

"No soy figura pública y no quiero afectar mi vida privada. Solicito respeto para mí y mi familia. En lo que a mí respecta, no habrá comentarios ni comparecencias para hablar de un asunto resuelto y concluido", advirtió la mujer.

El caso O'Neill es el primero de esta naturaleza al que se enfrenta el gobernador desde que asumió su cargo en enero y ha concentrado la atención de la opinión pública, pues se trata de un asunto de gran sensibilidad que ha desatado numerosas críticas para el partido gobernante.

publicidad

El uso de fondos públicos: el centro de la polémica

La Oficina de Ética Gubernamental es una de las agencias que estudia el caso —en concreto la información financiera relacionada con las cuentas de O'Neill— con el objetivo de determinar si el alcalde contaba con suficiente ingreso y activos para completar el pago con el que cerró privadamente el asunto con la perjudicada.

Medios de la isla apuntan que el acuerdo alcanzado supuso para O'Neill el desembolso de 300,000 dólares para la agente de la Policía del municipio y otros 150,000 para la pareja de esta, lo que no sería posible dado su patrimonio.

La directora de la Oficina de Ética, Zulma Rosario, señaló que ha recibido información del Municipio de Guaynabo que certifica que no se hizo un desembolso a favor de O'Neill.


Vea también:

Puerto Rico conmemora 100 años de la ciudadanía estadounidense
Relacionado
Puerto Rico
Junta de Supervisión recibe plan fiscal del gobierno de Puerto Rico que no cumple con las exigencias
El martes a medianoche el ejecutivo de la isla entregó la propuesta para el recorte de presupuesto pedida por la junta de control impuesta por EEUU. El plan se queda corto en los ahorros solicitados por el organismo.
Relacionado
El escándalo sexual por el que el gobernador de Puerto Rico insiste en p...
El caso de los puertorriqueños: un siglo siendo estadounidenses a medias
Los habitantes de Puerto Rico son ciudadanos de Estados Unidos desde que en 1917 se firmó la Ley Jones, pero eso no se traduce solo en tener un pasaporte con el que entran y salen libremente de EEUU. Es, sobre todo, una relación de dependencia llena de contradicciones que trastocan la identidad nacional de todo un pueblo.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad