publicidad

Maduro aumenta el precio de la gasolina y devalúa la moneda

Maduro aumenta el precio de la gasolina y devalúa la moneda

El combustible de mayor calidad pasará a costar un 6,000% más. La medida responde a la grave crisis económica que atraviesa Venezuela

Maduro anuncia aumento de la gasolina en Venezuela Univision

Por Maye Primera @mayepri

Nicolás Maduro al fin se atrevió: este miércoles, el presidente venezolano ha anunciado el aumento en los precios de la gasolina que se consume en Venezuela y que no habían sido modificados durante los últimos 20 años por temor a un estallido social.

La medida forma parte de un conjunto de decisiones adoptadas por Maduro para hacer frente a la crisis económica que atraviesa Venezuela. Éstas incluyen, entre otras, la devaluación de la moneda en el marco del control de cambio vigente desde 2003, de 6,3 bolívares por dólar a 10 bolívares por dólar.

A partir de este viernes 19 de febrero, el combustible de mayor octanaje pasará a costar un 6,185% más. Y sin embargo, seguirá siendo el precio más bajo del mundo.

publicidad

La gasolina de 95 octanos, que ahora cuesta 0,097 bolívares fuertes por litro, aumentará a 6 bolívares fuertes; esto equivale a poco más de 50 centavos de dólar, bajo la nueva tasa de cambio oficial. Mientras tanto, la gasolina de 91 octanos -que, junto con el diesel, es la más utilizada en el transporte público y de mercancías- pasará de 0,070 bolívares el litro a 1 bolívar fuerte por litro.

“Llamo a la paz y al respeto junto al pueblo a todas estas decisiones necesarias”, dijo el presidente venezolano, dirigiéndose especialmente al sector de los transportistas.

El temor de Maduro es que se repitan los episodios de violencia callejera que vivió Venezuela en febrero 1989, cuando el entonces presidente Carlos Andrés Pérez aumentó el precio de los combustibles para hacer frente al trance económico del momento. Aquella revuelta recibió el nombre de El Caracazo y en ella murieron cientos de personas a manos de los cuerpos de seguridad del Estado.

"Venezuela tiene la gasolina más barata del mundo. Vamos a aumentarla porque Pdvsa (Petróleos de Venezuela) y el gobierno estábamos pagando por echarla. (...) Ha llegado la hora de que instalemos un sistema que garantice el acceso a los precios justos, que garantice los costos de producción de Pdvsa y el funcionamiento sano de Venezuela", argumentó Maduro.

Sin embargo, Maduro adelantó que su gobierno no planea invertir el excedente por el aumento de los combustibles en la alicaída industria petrolera estatal. El dinero será utilizado para costear gastos: concretamente, para sostener los programas sociales ideados por el difunto Hugo Chávez -las misiones- y garantizar con ello que haya liquidez en moneda local.

Además del aumento de la gasolina y la devaluación, el presidente venezolano anunció un aumento del 20% en el salario mínimo.

Este conjunto de medidas buscan contrarrestar la grave crisis económica en la que se encuentra sumido el país, como consecuencia de la caída de los precios del petróleo -única materia prima exportable, que financia más del 70% del presupuesto- y de una administración corrupta e ineficiente durante los tiempos de bonanza, según admite en voz baja un sector del propio gobierno.

De acuerdo a las más recientes cifras ofrecidas por el Banco Central de Venezuela, la inflación acumulada en el país hasta octubre de 2015 es de 141%, mientras que la escasez de productos básicos como medicinas y alimentos se calcula en 87%.

publicidad
publicidad
La jornada electoral se realizó este domingo en medio de la falta de participación y la ausencia de los tres principales partidos opositores. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganó casi la totalidad de las alcaldías, según el Consejo Nacional Electoral (CNE) en su primer boletín con un 92.07% de urnas escrutadas.
La comunidad venezolana radicada en el Doral llevó a cabo una recaudación con el fin de enviar regalos y comida a los menores más necesitados de su país en esta Navidad. Si usted quiere ayudar con la causa puede llamar al 305-629-9292.
Johan Fajardo, quien llevaba 15 días en una institución médica de la ciudad Guanare en el estado Portuguesa, es el segundo miembro de una familia en pobreza extrema que muere por esta causa y uno de sus hermanos permanece hospitalizado. La organización Cáritas estima que 300,000 infantes están en riesgo de perder la vida en el país suramericano por la falta de alimentos.
El medio reportó que según el Departamento Penitenciario del Condado Miami-Dade, Luis Palacios Madariaga, de 28 años, está bajo custodia policial sin derecho a fianza. El sospechoso presuntamente intentó suicidarse después de que habría acabado con la vida de Wendy Bandera, quien también era su prima, en Hialeah.
publicidad