null: nullpx
Patrocinios

Tu ‘fridge’, impecable y organizado con estos ‘tips’

Es hora de atacar de una vez por todas las suciedades en tu refrigerador. Los ‘basics’ para evitar malos olores y organizarlo para que no te falte nada.
20 Abr 2015 – 8:00 AM EDT


Texto: Cintia Saporito

Entre las ‘household chores’, una de las más ‘time-consuming’ es, sin duda, la limpieza del refrigerador. Como tarde o temprano tendrás que aventurarte dentro de su mundo, te acercamos algunos ‘tips’ básicos.

‘Clean it out!’ Aunque te llevará más tiempo la primera vez, es preferible hacerlo de una y no seguir arrastrando el problema. Vacíalo completamente, y lava con agua y jabón tanto el exterior como el interior, paredes y estantes incluidos. No uses productos de limpieza que puedan dejar olores que se impregnen en los alimentos, afectando su sabor, aconseja el sitio de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Usa un absorbente. Todas sabemos que en algún momento, especialmente si hay niños en casa, algo acabará salpicando la nevera. Porque prevenir es mejor que curar, forra el fondo de cajones y estantes con toallas de papel. Entonces, solo deberás reemplazarlas si se ensucian, en lugar de tener que volver a lavar todo de nuevo.

Sé organizada. La disposición de los alimentos en el refrigerador es clave, tanto para su conservación como por motivos higiénicos. Apunta estas sugerencias de la universidad mencionada:

Designa un estante para las sobras . De ese modo, evitarás que se pierdan en el “agujero negro” del refri. Congélalas si no piensas consumirlas en cuatro días.

‘Down shelves’: coloca los alimentos crudos, especialmente la carne, para evitar que gotee y se contamine el resto de tu comida.

La puerta: al ser el lugar más templado de tu refri, sólo deberías colocar ahí aderezos.

Agrupa los productos similares. Por ejemplo, pon la leche, el queso y el yogur juntos en el mismo estante. Encontrarás todo más fácilmente.



‘Tip’ extra para comer más sano

Mantén rebanadas de pimientos, bastoncitos de zanahoria, fruta trozada, ‘hummus’, yogur y huevos duros a la altura de los ojos. Según recopila el sitio Consumer Reports, es tres veces más probable que tomes comida sana del refri si está en los estantes del medio.

 

Conserva adecuadamente tus alimentos

Seguramente, alguna vez abriste tu refrigerador y te envolvió un olor sospechoso. ¿La responsable? Esa carne que habías comprado ¡hace sólo un par de días! Es hora de que mejores tus técnicas para guardar alimentos; créeme, ahorrarás dinero y aromas desagradables:

-Colócale doble bolsa a la carne cruda, aconseja el sitio Home Food Safety.

-Quita frutas y vegetales mojados de las bolsas plásticas, y sécalos con una toalla de papel (removerles el exceso de humedad los mantendrá frescos y crujientes por más tiempo).

-Opta por dejar los huevos en su cartón y en un estante, en lugar de ubicarlos en la puerta de la nevera.

Combate los malos olores

Sin importar cuánto limpies, a veces es difícil deshacerse del hedor. Existen un par de soluciones caseras: coloca un recipiente abierto con bicarbonato de sodio en el fondo de la nevera, y déjalo absorber los olores durante al menos 24 horas, propone el sitio Green Living Ideas. Si esto no funciona, repite la técnica usando café recién molido.

RELACIONADOS:Patrocinios

Más contenido de tu interés