Patrocinios

Palabras sabias de los abuelos

Un homenaje a los abuelos, esas sabias personas que nos han dejado grandes enseñanzas con pocas palabras.
20 Ago 2014 – 10:48 AM EDT

Texto: Male Cleris

Ellos suelen tener la palabra justa, en el momento exacto y dicha de una manera especial. Es eso mismo lo que hace que, muchos de los consejos recibidos de los abuelos sean mensajes imborrables para nuestras vidas.

Aquí, algunas frases célebres de abuelos que dejaron huella en personas como tú o como yo.

" 'Una tiene que probarse todos los vestidos, para elegir el que mejor le queda', me decía mi abuela para justificar mi soltería", recuerda entre risas Ángeles (30 años, periodista). Como este, hay muchos dichos que escuchamos de los abuelos, que inconscientemente repetimos ante determinadas situaciones y, a veces con humor o a modo de enseñanza, suelen hacer su aporte a nuestro día a día.     

"Más vale pájaro en mano, que cien volando", una tradicional, pero muy acertada frase que solía decirle su abuelo a Roberto (25 años, estudiante de ingeniería), para aconsejarle que no dejara pasar determinadas oportunidades laborales, por ir en busca de otras poco fiables.

Cada vez que Jorge (27 años, productor agropecuario) agarraba un pastel para cortarlo y servirle a sus hermanos, su abuelita le repetía: "El que parte y reparte, se queda con la mejor parte". Una forma de enseñarle a compartir y ser generoso, eso sí ¡en verso sin esfuerzo!

Magdalena (31 años, diseñadora de moda) no olvida las palabras que le decía su abuela, cuando renegaba por el cansancio que tenía, luego de haberse ido de fiesta hasta altas horas de la noche. "'Calavera no chilla', me repetía cada domingo", recuerda.

"Al mal tiempo, buena cara", le decían sus abuelos a Florencia (25 años, abogada) cuando se angustiaba porque le costaba conseguir trabajo. Una frase que no pierde vigencia y muy útil cuando nos encontramos con que las cosas no salen del modo que esperamos.

A todos nos ha pasado que nos arrepentimos alguna vez por hablar de más. Quién no ha escuchado el dicho: "el pez por la boca muere", muy citado por los abuelos. Una sabia reflexión para evitar decir esas cosas de las que luego podamos arrepentirnos.

"El que busca, encuentra", solía decirle su "abu" a Candelaria (29 años, veterinaria), cuando ella le contaba que revisaba la mochila de su novio para ver si hallaba algún indicio de infidelidad.

Frases memorables dichas con el mayor cariño. Hoy podemos decir que aplicamos varias de ellas ante diversas situaciones cotidianas y que, muchas veces, sirven para enseñarnos a analizar algunas de nuestras acciones o actitudes de cada día.

No olvidemos que... "el diablo sabe por diablo, ¡pero más sabe por viejo!"