Patrocinios

Las vitaminas, importantes a cualquier edad

Nuestra forma de vida puede llevarnos a descuidar requisitos básicos de nuestro cuerpo. ¿Sientes que te faltan vitaminas? Aprende cómo incorporarlas.
29 Dic 2014 – 3:01 PM EST

Texto: Bárbara Asnaghi

Decirte que lo que comes te aporta vitaminas, minerales y otros nutrientes para mantener una buena salud no es nada nuevo, ¿pero sabías que el 90% de los estadounidenses no llega a cubrir los requisitos nutricionales a través de la alimentación? Entérate cuál es la importancia de las vitaminas y cómo puedes integrarlas en tu dieta.

La vitamina D y el calcio

Para absorber el calcio, tu cuerpo necesita vitamina D. Sin ella, no podría formar la hormona calcitriol, mejor conocida como "vitamina D activa". Esto podría resultar en una absorción escasa del calcio que incorporas a través de tu dieta. Ante este panorama, el cuerpo deberá tomar el calcio de sus reservas en los huesos, debilitándolos y evitando que crezcan o se mantengan fuertes. 

Para incorporar esta valiosa vitamina, tienes tres opciones: la exposición solar, la dieta o los suplementos. Hasta los 70 años deberías consumir 600 IU (unidades internacionales) diarias, y luego de esta edad, tanto hombres como mujeres deberían aumentar a 800 IU diarias, aunque esto depende de lo que te aconseje tu médico.

- Dieta: podrías incorporarla a través del pescado, la yema de huevo y la leche.

- La piel: el contacto con el sol hace que tu cuerpo genere esta vitamina.

Vitaminas antioxidantes: los superhéroes del cuerpo

Las vitaminas A (retinol y carotenoides), C y E, son comúnmente conocidas como vitaminas antioxidantes y juegan un papel importante en el sistema de protección celular del cuerpo. Lo que hacen es neutralizar las moléculas muy reactivas e inestables que produce tu organismo, conocidas como radicales libres. Los antioxidantes los destruyen y desaceleran así el proceso de envejecimiento, previniendo algunas enfermedades crónicas. Puedes obtenerlas de este modo:

Dieta:

Vitamina C: bayas, kiwi, pimientos, tomates, melones, cítricos, naranjas.

Vitamina E: aceites vegetales, nueces, vegetales verdes, aguacates y granos enteros.

Vitamina A: lácteos, huevos, hígado, pescado, cereales fortificados, frutas de color oscuro y vegetales de hoja.

B6, B12 y ácido fólico (B9)

La deficiencia de estas vitaminas no es muy común, pero si existe, puede derivar en irritabilidad, depresión, confusión, así como inflamaciones de la boca y la lengua, y anemia. Aparte, el ácido fólico es esencial para el desarrollo del sistema nervioso central. Tanto niños como adultos necesitan folato para construir glóbulos rojos y prevenir la anemia. Para las mujeres embarazadas es también muy importante, ya que su deficiencia podría derivar en problemas fetales. Puedes obtenerlas de este modo:

Dieta:

Vitamina B6: pescado, aves, carne magra, granos enteros y patatas.

Folato: frijoles secos y frescos, vegetales de hoja verde, naranjas, aves, cereales fortificados y nueces.

Vitamina B12: pescado, carne roja, aves, productos lácteos y huevos.

Suplementos: 

Quizás sea ventajoso que incorpores una multivitamina a tu rutina diaria. Te recomendamos las  One A Day® Women's VitaCraves Adult Multivitamin Gummies o las   One A Day® Women's 50+ Multivitamin Tablets, disponibles en Walmart Recuerda que debes consultar siempre con tu médico antes de hacer cambios en tu dieta o incorporar suplementos.