Patrocinios

¡Enciendan los motores! ¿Realmente debes calentar tu coche en invierno?

Dicen que hay que encender el carro un rato antes de conducir. Averigua si esto es un mito o una realidad.
12 Ene 2015 – 3:53 PM EST

Texto: Irina Kenigsberg

Muchas personas creen que es necesario calentar el motor de sus carros cuando llega el invierno y las temperaturas bajan. ¿Adivina qué? ¡Es un mito! Tal vez en los autos antiguos esto fuera cierto, pero no es así hoy en día. Ya sea que lo hagas porque crees que es beneficioso para el funcionamiento del motor o para que el interior del carro no esté tan frío, aquí te contamos por qué se trata de una práctica que te conviene dejar de implementar.

Para calentar el interior del vehículo, es mejor conducir. Al poner el carro en movimiento, la temperatura del interior se elevará más rápido que simplemente dejando el motor encendido. Así que si lo que te preocupa es pasar frío al conducir, encender el motor y no hacer nada más no ayudará mucho. ¡También puedes tener un suéter o abrigo extra dentro del auto!

Es una práctica que puede dañar tu carro. Los coches fueron hechos para ser conducidos, por lo que estar quieto con el motor en marcha durante períodos extendidos de tiempo puede generarle daños. Con el tiempo, el motor podría tener un peor rendimiento y esto, a su vez, afectaría a todo el vehículo. La realidad es que encenderlo un minuto antes de arrancar es más que suficiente.

Dejarlo en marcha es costoso. Es básico: el carro está encendido y, por lo tanto, está consumiendo gasolina. ¿Necesitas más datos? Si dejas el motor andando por cinco minutos diariamente durante un año, utilizas unos 20 galones de gasolina.

Estás dañando el medio ambiente. Por supuesto, los autos contaminan a través de la emisión de gases causantes del efecto invernadero. Como decíamos: la función del carro es ser conducido, estar andando. Si está parado y con el motor en marcha, no está cumpliendo su función principal e igual está contaminando.

Dejarlo encendido en un lugar cerrado puede ser fatal. Seguro ya lo sabes, pero no está de más recordarlo. La gasolina, al consumirse, produce monóxido de carbono: ese gas tan peligroso por ser incoloro e inodoro. Si se inhala una cierta cantidad, se puede llegar a perder la conciencia e inclusive puede ser fatal. Además, si el garaje está conectado a la casa, el monóxido puede llegar rápidamente al interior. ¡Cuídate a ti y a tu familia!