null: nullpx
Así se Vive Mejor Estilo De Vida

Caminadora vs. elíptica, ¿cuál es para ti?

Si debes elegir entre una de las dos, considera los pros y contras, y toma la mejor decisión según tus necesidades.
9 Abr 2015 – 02:40 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Texto: Irina Kenigsberg

Si no vas al gimnasio, que él venga a tu hogar. Arma en tu casa tu propio espacio dedicado a la actividad física. Puedes equiparlo para hacerlo más entretenido y dinámico, sin gastar fortunas. La cinta para caminar y la elíptica son dos de las máquinas más comunes para realizar ejercicio cardio. Si debes elegir entre una de las dos, considera los pros y contras, y toma la mejor decisión.

Cinta para caminar

- Pro: es conveniente cuando no tienes otro sitio donde salir a caminar o correr, por falta de espacios apropiados en tu vecindario o por el clima, nos explicó Charles J. Pelitera, doctor en educación, profesor adjunto de kinesiología en Canisius College y dueño de la empresa Pelitera’s Fitness Consultants.

- Pro: es súper fácil de usar.

- Contra: puede tener un alto impacto en tus articulaciones, sobre todo si la utilizas para correr, avisó Pelitera.

Elíptica

- Pro: los movimientos al utilizarla son naturales para el cuerpo y, por lo tanto, no generan estrés sobre la cadera y las rodillas, destacó Pelitera.

- Pro: es de bajo impacto, lo cual te permite cuidar tus articulaciones.

- Pro: es una buena opción para variar el entrenamiento, si ya te aburriste de correr o de caminar.

- Pro: puedes utilizarla hacia adelante o hacia atrás. Esto permite aliviar o evitar las posibles lesiones por sobreuso, agregó Pelitera. Además, el movimiento en reversa te ayuda a ejercitar un poco más algunos músculos, como los de las pantorrillas, menciona el sitio de la Clínica Mayo.

- Contra: puede causar dolor de espalda, nos advirtió el experto entrevistado.

- Contra: algunas personas tardan en aprender a usarla.

Recuerda tener una buena postura para realizar el ejercicio de una forma más efectiva. Mantén los hombros hacia atrás, la cabeza erguida y los músculos abdominales comprimidos. Mira hacia adelante, no a tus pies, y no te apoyes sobre las manijas.

Qué más tener en cuenta

Caminadoras: si corres, deberías fijarte en el largo de la cinta; de lo contrario, te arriesgas a que te quede demasiado corta, recomienda el sitio Consumer Reports. Para mantener alta la motivación, te conviene elegir un modelo que te permita combinar el ejercicio con la tecnología. Hay muchos que incluyen puertos USB para tu iPod, y conexión a Internet. También existen máquinas con programación electrónica, que automáticamente varían la intensidad del ejercicio, como si estuvieses caminando o trotando en un terreno real, con ondulaciones.

Elípticas: presta atención al tamaño, dado que estarás en una posición más elevada que con una cinta para caminar. Por lo tanto, el techo debería tener la altura suficiente. También incluyen puertos para el iPod y otras características del estilo, pero no son tan fáciles de usar mientras te ejercitas, explica el sitio mencionado. Al igual que las caminadoras, los programas electrónicos te permitirán variar la rutina: puedes ajustar la resistencia al avanzar y, en algunos casos, la inclinación.

Recuerda consultar a tu médico antes de realizar cualquier cambio en tu rutina de ejercicio físico.


Reacciona
Comparte
Publicidad