Tormenta de Nieve

Poderosa tormenta invernal que azota al noreste del país con fuertes vientos y lluvia deja al menos siete muertos

Los siete fallecidos murieron por a causa de árboles caídos, indicaron autoridades. Miles de vuelos cancelados y 2.4 millones de usuarios sin energía eléctrica ha dejado hasta ahora este fenómeno meteorológico que, algunas predicciones, indican que podría tornarse en otro ciclón bomba como el ocurrido en enero.

Una poderosa tormenta invernal está afectando el noreste de Estados Unidos con inundaciones costeras, fuertes vientos y nevadas, que hasta el momento provocó al menos siete muertos mayormente a causa de abruptas caídas de árboles, informaron agencias de noticias.

Este sábado, las autoridades advierten de las inundaciones potenciales en la costa Atlántica, desde Maine hasta Maryland, incluyendo estados tan poblados como Nueva York y Massachusetts.

Los siete fallecidos, informaron autoridades y agencias de noticias, incluyen a una mujer de 77 años que fue golpeada por una rama en Baltimore, Maryland. La caída de árboles también causaron la muerte de un hombre y de un niño de seis años en Virginia; otro niño de 11 años en Putnam Valley, Nueva York, y de un hombre de unos 70 años en Newport, Rhode Island. En Connecticut, un hombre de 25 años murió cuando un árbol cayó sobre su auto en una autopista, informó la agencia AP.

Se calcula que hay unos 2.4 millones de clientes sin energía eléctrica desde Carolina del Norte hasta Maine y miles de vuelos han sido cancelados mientras que el transporte terrestre y los trenes sufren demoras o cancelaciones por las intensas nevadas.

Además de los árboles y postes caídos, hay automóviles sumergidos y hasta camiones volteados. En las costas de Massachusetts se registraron grandes olas, lo que obligó a escuelas y negocios a cerrar de cara a este temporal.

Las predicciones meteorológicas indican que puede tratarse de la más destructiva de esta temporada invernal, incluso la peor en décadas para zonas costeras.

El Servicio Nacional de Meteorología alertó en un boletín de este viernes que las nevadas serán intensas sobre Nueva York, donde la acumulación ya alcanza un pie de altura. Alertó, además, que se espera una fuerte lluvia en el sur de Nueva Inglaterra, especialmente para las zonas costeras de Nueva Jersey y en el este de Massachusetts.

Las altas velocidades de viento persistirán mientras que hay avisos por probables inundaciones por copiosas precipitaciones, así como marejadas que impactan gran parte del área costera que va desde Nueva Jersey hasta Massachusetts.

La costa este fue azotada por ráfagas superiores a los 80 kilómetros por hora (50 millas por hora) y en Cape Cod se registraron vientos de entre 128 y 144 kilómetros por hora (80 y 90 mph). En Ohio y Nueva York cayeron al menos 30 centímetros (un pie) de nieve. En Boston y Rhode Island se preveían entre cinco y 12 centímetros (2 a 5 pulgadas).


  • Hasta ahora, un pie (30 centímetros) de nieve ha caído en Nueva York y en algunas áreas de Nueva Inglaterra. Los vientos en pueblos costeros llegan hasta una velocidad de 50 millas por hora.
  • Unos 3,000 vuelos han sido cancelados y 1,700 atrasados en la zona.
  • Los aeropuertos de LaGuardia y Kennedy en Nueva York estuvieron prácticamente paralizados durante el viernes.
  • Unos 2.4 millones de usuarios están sin electricidad, informó The Weather Channel.
  • Ya se registran inundaciones generalizadas por la combinación de la marea alta y las marejadas en zonas costeras desde Nueva Jersey hasta Massachusetts.
  • El tren Amtrak suspendió su servicio entre Nueva York y Boston.

En el aire, hubo una fuerte turbulencia registrada en un vuelo de United Airlines que aterrizó en el Aeropuerto de Dulles, a las afueras de Washington DC. Los pasajeros indicaron al descender que los violentos movimientos del avión hicieron que buena parte de los pasajeros se descompusieran. “Prácticamente todos en el avión vomitaron”, escribió el piloto en un reporte al Servicio Nacional de Meteorología.

Hasta el presidente Donald Trump, quien viajó a Carolina del Norte este viernes, se vio obligado a partir desde Dulles y no desde la base Andrews en Maryland, donde se encuentra el hangar del avión presidencial, debido a los fuertes vientos.

Amtrak suspendió su servicio en el corredor noreste, desde Washington a Boston. En Nueva Jersey, un árbol cayó contra el cableado eléctrico, lo que obligó a suspender parte del servicio de pasajeros de New Jersey Transit.

El aumento de la marea en las costas de Massachusetts podría igualar o exceder los niveles de enero o incluso los de la tormenta invernal de 1978, conocida como la 'Gran tormenta de nieve de 1978' en la que murieron al menos 77 personas, según registros del Servicio Meteorológico Nacional.

El fenómeno es tan masivo que los vientos podrían igualar la velocidad de los que desarrolló el huracán Sandy en 2012, que generó marejadas tan peligrosas que invadieron los túneles del Bajo Manhattan.

El Servicio Nacional de Meteorología indicó que se trata de una situación de vida o muerte en las zonas costeras.

Oleaje fuerte y marejadas

Para agregar más problemas, la tormenta coincide con la luna llena, lo que significa que las marejadas se producirán en condiciones de marea alta. Eso significa que viernes y sábado unos 3 a 5 pies de marejada se sumarán a la marea alta.

El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, activó 200 miembros de la Guardia Nacional para ayudar con la tormenta, informó AP.

Las inundaciones en Quincy, Massachusetts, sumergieron varios vehículos y la policía rescató varias personas atrapadas.

"Estamos esperando ver problemas de inundación más severos que los que hubo con la tormenta del 4 de enero", cuando una ciclogénesis azotó la región con fuertes nevadas y lluvias, agregó Baker.

"Habrá un potencial de daños graves a hogares y otras estructuras cercanas al mar, por la combinación de marejada y acción severa de las olas", alertó a USA Today el meteorólogo Tom Niziol.

En mar adentro el oleaje podría alcanzar unos 30 pies de alto. Las autoridades esperan inundaciones de carreteras costeras u obstrucciones con restos de estructuras o vegetación marina destruida. Las playas sufrirán fuerte erosión.

La ciudad de Boston espera inundaciones tan temprano como en la mañana de este viernes y la tormenta sobrevivirá a tres ciclos de marea alta el mediodía del viernes y la medianoche y el mediodía del sábado.


En lo que respecta a los vientos, se espera que se intensifiquen a velocidades que podrían alcanzar las 70 millas por hora en el noreste y a 60 millas por hora en zonas más al sur como Washington y Baltimore. Esto significa que la intensidad será similar a los generados por el huracán Sandy.

Las nevadas son el problema menos importante, aunque se estima que caerán entre dos y tres pies de nieve en áreas localizadas de la Costa Este. Lo que podría complicar las cosas es la visibilidad en las carreteras cuando la nevada coincida con los fuertes vientos.

RELACIONADOS:Nueva YorkNueva JerseyPlaneta