Tormenta de Nieve

Lanzan alerta de tormenta invernal de Filadelfia a Nueva Inglaterra, un área que concentra a 50 millones de personas

Los meteorólogos advierten que las acumulaciones de nieve pueden superar fácilmente un pie (30 cm) en Pennsylvania, Nueva Jersey y Nueva York. La tormenta de este miércoles dejó sin servicio eléctrico a más de 300,00 suscriptores de toda esa región.
  • Por segunda vez en menos de una semana el noreste de EEUU se ve afectado por una tormenta de nieve.
  • El Servicio Nacional de Meteorología emitió un alerta de tormenta invernal para este jueves por la mañana desde Filadelfia hasta Nueva Inglaterra
  • Más de 3,000 vuelos fueron cancelados el miercóles, mientras que para este jueves la cifra ha bajado a 436.
  • En Nueva Jersey, las principales empresas de servicios públicos del estado reportaron que había más de 300,000 clientes sin electricidad.
  • Las condiciones de manejo en las carreteras son bastante pobres y continuarán así hasta este jueves.
  • La tormenta de este miércoles trajo el raro fenómeno de relámpagos con nieve.
  • Las marejadas en las costas también están produciendo inundaciones.

Cuando todavía no se recuperan de una tormenta invernal que azotó el pasado fin de semana el noreste de Estados Unidos, el Servicio Nacional de Meteorología emitió un alerta de tormenta invernal para este jueves por la mañana desde al área de Filadelfia hasta casi toda Nueva Inglaterra, que abarca a 50 millones de personas.

Los meteorólogos dijeron que las acumulaciones de nieve podían superar fácilmente un pie (30 cm) en Pennsylvania, Nueva Jersey y la ciudad de Nueva York y en zonas de Massachusetts podrían superar un pie y medio de acumulación (45 centímetros).

Se pronosticaron ráfagas de viento de hasta 60 millas por hora (96 kilómetros por hora) en Cape Cod, de 45 mph (72 kph) en las costas de Jersey y de 30 mph (48 kph) en los suburbios de Filadelfia.

Esta segunda ciclogénesis con lluvia y nevadas golpeó este miércoles la misma zona, provocó la cancelación de vuelos, el cierre de escuelas y una nueva ronda de cortes al servicio eléctrico.

En Nueva Jersey, las principales empresas de servicios públicos del estado reportaron que había más de 300,000 clientes sin electricidad, y algunos de ellos desde la semana pasada. PECO, la mayor empresa eléctrica de Pensilvania, reportó más de 100,000 viviendas y negocios sin luz.

Aunque esta vez la tormenta no fue tan impactante como la de la pasada semana, causó problemas para las cuadrillas que intentan restaurar el servicio de electricidad.

Un maestro de Nueva Jersey fue alcanzado por un rayo, pero sobrevivió, reportó AP.

La tormenta arrojó de 2 a 3 pulgadas (5 a 7.6 centímetros) de nieve por hora, y en lugares como Nueva Jersey, Nueva York y Connecticut se registraron más de un pie (30 centímetros) hasta la noche del miércoles. Butler, Nueva Jersey, recibió 22 pulgadas (56 centímetros) de nieve, mientras que en Sloatsburg, Nueva York, la nieve alcanzó 23 pulgadas (59 centímetros), y cayeron 14 pulgadas (35.5 centímetros) en Newtown, Connecticut.

En grandes ciudades ubicadas a lo largo de la Interestatal 95 hubo cantidades mucho menores. En el Aeropuerto Internacional de Filadelfia cayeron alrededor de 6 pulgadas (15 centímetros), y en la ciudad de Nueva York poco más de 2 pulgadas (cinco centímetros).


Vuelos cancelados o retrasados

Más de 3,000 vuelos fueron cancelados este miércoles en todo el país debido a la tormenta invernal que azota al noreste de EEUU y que ya ha dejado grandes cantidades de nieve en la región que abarca desde el estado de Maryland hasta Maine.

Este jueves 438 vuelos también han sido cancelados por las malas condiciones climatológicas que todavía afectan a la región, según la página de rastreo de vuelos FlightAware.com.

Los AirTrain que transportan pasajeros desde y hacia los aeropuertos de JFK y Newark estaba operando normalmente poco después del mediodía.

La gerencia de los aeropuertos pidió a los pasajeros contactar a sus aerolíneas y confirmar el estatus de los vuelos antes de ir a las terminales aéreas y de hacerlo, salir con mucho tiempo de anticipación.


Algunas áres de Filadelfia recibieron copiosas nevadas y se teme que hasta este jueves los conductores de vehículos sentirán el impacto de la nieve por el cierre de numerosas vías tan lejos como Nueva York y Nueva Inglaterra.

La localidad que ha registrado mayor cantidad de nieve es Gillbertsville, en Pennsylvania, a una velocidad de dos pulgadas por hora.

Las autoridades exhortaron a las personas a evitar conducir.

“Como que es detestable”, dijo Alessa Raiford, estudiante de la Universidad de Nueva York, quien le colocó dos capas de ropa a su perro pug de nombre Jengo antes de sacarlo a pasear por Manhattan, donde la lluvia le abrió paso a la nieve al caer la tarde. “Preferiría que solo fuera una nevada y no la lluvia y el aguanieve. Eso complica las cosas”.

Pensilvania y Nueva York prohibieron el tránsito de camiones con grandes plataformas en algunas de las principales autopistas, y las agencias de tránsito redujeron o cancelaron el servicio de trenes y autobuses.

Los fuertes vientos derribaron montones de nieve y escarcha de árboles y edificios en Filadelfia y Nueva York, lo que obligó a los peatones a caminar con cautela.

Relámpagos con nieve

El fenómeno más destacado ha sido la poco usual mezcla de relámpagos con nieve, algo que por lo general se desata por cargas eléctricas iguales en nubes recargadas de agua.

El peculiar suceso meteorológico, conocido en ingles como 'thundersnow', ocurre cuando las capas de aire más cerca de la tierra deben ser más cálidas que la que están más arriba, pero todavía lo suficientemente frías como para generar nieve.

Lo extraño del fenómeno es que las temperaturas en tierra durante el invierno son usualmente muy frías como para que los rayos y los truenos ocurran.

Otro evento que se repetirá tal como en el pasado fin de semana son las inundaciones costeras por el aumento de las marejadas.

RELACIONADOS:Planeta