Estafa y Fraude

La ciudad de Nueva York estrena ley contra el fraude en servicios migratorios

Tras su aprobación en el Concejo Municipal de Nueva York el pasado 5 de abril, el alcalde Bill de Blasio firmó la ley 746-A que impondrá estándares más estrictos a los proveedores de servicios migratorios para así prevenir prácticas no autorizadas y el llamado fraude de notario.

NUEVA YORK. - En momentos que la comunidad inmigrante, especialmente la indocumentada, es vulnerable a personas inescrupulosas que dicen brindar ayuda migratoria cuando en realidad realizan acciones fraudulentas, el Concejo Municipal de Nueva York votó el pasado 5 de abril a favor de un proyecto de ley que busca proteger a los inmigrantes de estafa en los servicios de inmigración.

Este martes 25 de abril, el alcalde Bill de Blasio firmó la ley 746-A que enmendaría el código administrativo para imponerles a los proveedores de servicios migratorios directrices más estrictas y prevenir las prácticas no autorizadas de la ley migratoria.

Esta ley requerirá que el Departamento de Asuntos del Consumidor (DCA, por sus siglas en inglés) le reporte al Concejo quejas de estos proveedores y sus acciones para investigarlos.

El concejal Daniel Dromm, quien impulsó este proyecto, indicó que como parte del mismo se doblarán las sanciones a aquellos proveedores que buscan aprovecharse de inmigrantes con multas que oscilarán entre 500 y 10,000 dólares.


Los proveedores deberán, también, pegar letreros requeridos en inglés y en los idiomas que ofrezcan servicios. Asimismo, la legislación les prohibirá a estos proveedores brindar servicios que solo deben ser provistos por un abogado así como pronunciar aseveraciones que puedan llevar a que un cliente crea que el proveedor es un abogado o alguien autorizado a brindar asistencia legal.

La presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark Viverito, señaló que imponerles a los proveedores estándares más estrictos y las acciones del DCA ante estos casos, "asegurará que los clientes no se vuelvan víctimas de fraude migratorio".

La legislación que se presentó en 2015, tuvo una audiencia en 2016 y alcanzó a inicios de abril el voto unánime del Concejo Municipal, había confirmado una portavoz de ese cuerpo.

Vea también:

RELACIONADOS:InmigraciónNueva York