publicidad
Padres pidieron mejores servicios al DOE

Juntan fuerzas por los estudiantes de educación especial en NYC

Juntan fuerzas por los estudiantes de educación especial en NYC

Padres demandan al DOE servicios de educación especial.

Padres pidieron mejores servicios al DOE
Padres pidieron mejores servicios al DOE

Hace 15 días, un estudio del Departamento de Educación evidenció que 40% de los estudiantes con necesidades especiales en el sistema educativo de la Ciudad de Nueva York nunca recibe los beneficios de los programas a su disposición. ¿Por qué? Organizaciones comunitarias, padres y maestros tienen la respuesta.

Rosa María Téllez, de 44 años y residente de Queens, contó a Univision Nueva York que ofrecer una educación de calidad a su hijo Jean Damián, de 3 años, implicó discusiones con el personal del Departamento de Educación (DOE), llenar montañas de papeleo y sobre todo una larga espera.

publicidad


“Soy madre soltera de un hermoso niño con Síndrome Down. Lo que menos quiero es que la Ciudad ponga en mis hombros más trabajo del que ya tengo todos los días”, admitió.

En su experiencia, son tantos los obstáculos que plantean los procesos del DOE que hay padres que al final desisten en su lucha por una educación de calidad para sus hijos. “He tenido que exigir el derecho a la educación de mi hijo en español y en inglés, pero hay quienes no tienen la paciencia, el tiempo, ni las herramientas para enfrentarse a este martirio”, como describió el acceso a los programas especiales del DOE.

Luego de una larga batalla, Téllez logró que su hijo fuera matriculado en la escuela Kennedy Child Study Center, en Manhattan. Pero le costó.

Rosa María Téllez luchó por educación de calidad para su hijo.
Rosa María Téllez luchó por educación de calidad para su hijo.


La misma experiencia tuvo Rosa Aquino, cuyo hijo de 10 años necesita terapias del habla. “Es un calvario. Es muy difícil conseguir servicios si no luchas con uñas y dientes”, suspiró.

Señaló que seguir los procesos del DOE “es un problema porque constantemente hay nuevo personal y la burocracia es desesperante”.

Aquino, residente de Manhattan, fue una de las casi 300 asistentes anoche a la asamblea convocada por East Brooklyn Congregations, Manhattan Together, South Bronx Churches, Westchester United, LI-CAN y EQUAL. La intención de la reunión fue compartir herramientas para que los padres de estudiantes con necesidades especiales puedan obtener lo mejor para sus hijos.

Decenas de padres pidieron servicios para niños especiales.
Decenas de padres pidieron servicios para niños especiales.


“Es inaceptable”, sentenció Virginia González, maestra retirada de educación especial que mantuvo reuniones con padres afectados en la Iglesia Inmaculada Concepción, en El Bronx. “El DOE ha fallado vergonzosamente a los estudiantes que más necesitan educación y servicios de calidad”.

Y la agencia no lo niega.

En su reporte, el DOE establece que las “principales deficiencias” en el diseño del Sistema de Información de Estudiantes de Educación Especial (SESIS) -que debería realizar un seguimiento de los estudiantes que reciben educación especial- “continúan afectando la capacidad de informar de manera fiable la métrica específica de cumplimiento”.

La supuesta burocracia del DOE preocupa a los padres de niños especiales.
La supuesta burocracia del DOE preocupa a los padres de niños especiales.


De eso puede dar fe Megan Moskop, profesora de educación especial en Washington Heights, Manhattan, quien se quejó de los errores técnicos y de la burocracia del DOE.

“Mi día se esfuma haciendo papeleo. Yo quiero enseñar a los niños, pero el sistema roto de la Ciudad no me permite hacer mi trabajo eficientemente”, lamentó. “Pierdo más de 20 horas a la semana fuera del salón de clases, porque tengo que ayudar con juntas y cuestiones técnicas”.

El DOE detectó que 30% de los estudiantes cuyos padres o maestros habían solicitado evaluaciones iniciales para determinar si requerían educación especial, no fueron evaluados dentro de los 60 días que dispone la ley estatal. El informe señala que las cifras podrían incluir casos en que los que los padres habrían reprogramado las evaluaciones.

En la asamblea de anoche, fueron varios los que revelaron que las evaluaciones toman hasta seis meses.

La situación tiene que cambiar.

Por eso, entre las conclusiones de anoche, las organizaciones comunitarias, los padres y maestros solicitaron específicamente que la Ciudad habilite el sistema SESIS para el análisis preciso de estudiantes con servicios de educación especial o que tome otras medidas para el análisis de información. También pidieron más personal y que el DOE no exceda los 60 días de evaluación de los estudiantes con necesidades especiales.


EDUCACION YA ESTA EN PROCESO

“En los últimos tres años hemos lanzado nuevos programas para los estudiantes en el espectro del autismo, contratando a 300 proveedores de terapia ocupacional adicionales. También hemos inscrito a más estudiantes con discapacidad en nuestras escuelas y contratado a más personal de apoyo escolar dedicado a trabajar en el Plan Individualizado Educativo (IEP)”, dijo en un correo electrónico el secretario de prensa del DOE, Harry Hartfield.

“El resultado ha sido un aumento del 10% en las tasas de graduación y una disminución en las tasas de abandono de los estudiantes con IEP. Sabemos que hay más trabajo por hacer y vamos a seguir invirtiendo en programas y servicios para asegurar que cada estudiante puede tener éxito”.

Que así sea.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad