Educación

Estudiante desafía a su escuela y marcha sola contra las armas pese a amenaza de suspensión escolar

Rosa Rodríguez fue la única estudiante de su secundaria que marchó en la jornada en la que miles de alumnos de todo el país salieron de las aulas para protestar contra la inacción de los políticos para aprobar leyes que restrinjan la venta de armas.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles en Nueva Jersey (ACLU, por sus siglas en inglés) denunció que el Distrito Escolar Público de Sayreville amenazó con suspender a los estudiantes que participaran en la marcha nacional en la que jóvenes de todo el país protestan contra la violencia generada por armas de fuego y en la que piden mayor control de estas.

"El enfoque de Sayreville es el más punitivo del que hemos oído hablar en Nueva Jersey", dijo Amol Sinha, directora ejecutiva de ACLU-NJ.

"Es absurdo que un estudiante que se salte su última clase para ir a ver una película sea tratado con más indulgencia que uno que abandone la clase durante 20 minutos para hacer un comentario político", señaló.

Agregó que, en lugar de recurrir a una disciplina dura, los distritos escolares deberían aprovechar momentos como este para enseñar la importancia del compromiso cívico y la democracia.

Pero la amenaza de suspensión no fue suficiente para Rosa Rodríguez, una estudiante de la escuela secundaria Sayreville War Memorial, quien salió a las 10 de la mañana como lo hicieron miles en otras ciudades del país.

La joven la salió a marchar sola y se mostró decepcionada por la falta de apoyo por parte de sus compañeros.

"Si ibas a comer afuera inicialmente, aun así deberías haber salido. Solo porque no querías estas consecuencias te quedas adentro. Tendrías que haber salido y demostrar que estaban en lo incorrecto", recalcó la estudiante a la emisora WINS.

En otras escuelas de Nueva Jersey, los estudiantes salieron a marchar este miércoles a las 10 de la mañana durante 17 minutos, uno por cada víctima mortal del tiroteo ocurrido en la escuela Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida.

Los jóvenes marchantes han recibido apoyo por parte de algunos políticos, incluyendo líderes demócratas como Nancy Pelosi, líder de la minoría en la Cámara de Representantes, y el senador por Nueva York, Chuck Schumer, líder de la minoría en el Senado, quienes salieron de sus oficinas en Washington DC para marchar con algunos de los estudiantes.