Criminalidad y Justicia

Llora cuando una jueza lo exonera de culpa tras pasar 17 años preso por un asesinato que no cometió

Cuando tenía 14 años John Bunn fue declarado culpable de un homicidio sobre la base de pruebas falsas. Estuvo encarcelado desde 1992 hasta 2009 cuando salió en libertad bajo fianza. "Tuvieron (preso) al hombre equivocado todo este tiempo”, declaró al ser puesto en libertad.
17 May 2018 – 3:19 AM EDT

Las lágrimas corrieron por la cara de John Bunn cuando escuchó en la sala de la corte de Brooklyn, en Nueva York, que la jueza lo exoneraba de toda responsabilidad en un delito que no cometió por el que estuvo en prisión 17 años de su vida, que ya no volverían a intentar acusarlo por la misma causa, que estaba en libertad.

Tenía solo 14 años cuando fue encarcelado por el asesinato de un oficial de prisiones fuera de servicio en Brooklyn en 1991. Ahora el tiene 41.

Bunn lloraba mientras abrazaba a sus abogados en el tribunal. "Soy un hombre inocente, su señoría, soy inocente", dijo emocionado.

"Todos ustedes tuvieron (preso) al hombre equivocado todo este tiempo y tienen (a alguien) andando libremente y no tenían derecho a hacer lo que hicieron", añadió, según lo cita el New York Daily News.

La juez de la Corte Suprema de Brooklyn, Shawn'Dya Simpson, le dijo que se acercara, extendió su brazos y tomó las manos de Bunn, quien volvió a quebrarse del llanto, apoyando la cabeza contra el escritorio tras saberse libre de toda condena.

La jueza Simpson mantuvo una breve conversación en el estrado con Bunn y su madre, Maureen. "Estoy más que emocionada por este día", dijo Simpson con la voz quebrada. "Tenías 14 años en ese momento. Esto nunca debería haber sucedido".

"Este caso fue juzgado ... se eligió un jurado, se dieron testimonios y se concluyó todo en un solo día", agregó la jueza Simpson. "No considero eso justicia en absoluto".

Bunn fue declarado culpable de asesinato en agosto de 1991 del agente de prisiones Rolando Neischer en Crown Heights, sobre la base de evidencia contaminada producida por el exdetective Louis Scarcella.

Bunn y un compañero, Rosean Hargrave, que entonces tenía 16 años, fueron señalados por Scarcella en un conjunto de fotografías del tiroteo en el que murió el agente y del que solo hubo un testigo presencial, Robert Crosson.

En 2009 fue puesto en libertad condicional tras haber pasado 17 años en prisión. Hace dos años, ganó el derecho a un nuevo juicio luego de una audiencia probatoria que mostró las acciones irregulares de Scarcella.

"Han pasado 27 años, he estado luchando por mi vida y por mi inocencia", declaró Bunn a reporteros fuera de la sala de audiencias, acompañado de sus abogados Glenn Garber y Rebecca Freeman, antes de reunirse con sus familiares.

"Hubo problemas con este caso que fueron muy obvios", dijo el abogado Garber. "No había una causa probable para realizar un arresto".

Bunn dijo que estaba deseando continuar con su vida.

"No sé cómo llegué hasta aquí, pero creo que estoy aquí para un propósito", dijo Bunn, quien fundó el año pasado una organización sin fines de lucro llamada Avoice4TheUnheard.org, dedicada a proporcionar libros y estimular la lectura entre los prisioneros como una herramienta para su rehabilitación.

Fotos: En la mente de las asesinas en serie más temidas de la historia

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Presos EEUUNYC
Publicidad