Vida NY

Black Lives Matter: un movimiento en desahogo al culminar una "semana dura"

Un panel en el Afro-Latino Festival en Nueva York puso la lupa sobre el movimiento que desde 2013 se ha evocado cuando surgen sucesos como los de esta semana que segaron la vida de dos afroamericanos en Minnesota y Louisiana.
9 Jul 2016 – 8:39 PM EDT

“Estoy cansado. Ha sido una semana muy dura para el movimiento”.

El profesor de New York University Frank Leon Roberts abrió así su intervención durante el Afro-Latino Festival, que se celebra desde este viernes hasta el domingo entre música y discusiones, como parte de los paneles que buscaron arrojar luz sobre lo que significa ser afrolatino en Estados Unidos.

La audiencia reciprocó el sentir. Unos “yeah!” se escucharon claramente.

A muchos les pesa la muerte de Philando Castile y Alton Sterling, los afroamericanos asesinados esta semana por la policía en Minnesota y Louisiana, respectivamente.

“Te levantas el martes y te levantas el miércoles para enterarte del asesinato de hombres afroamericanos y entonces jueves en la noche y viernes en la mañana toca procesar las muertes de estos policías en Dallas”, sostuvo Roberts.

El panel “#BlackLivesMatter Beyond Borders: Race, Space & Consciousness in the International Decade of Afrodescendants Part II” trajo consigo conversaciones que tras los sucesos de esta semana adquirieron una capa adicional de emotividad para los panelistas y la audiencia.

Black Lives Matter es un movimiento abolicionista y los movimientos abolicionistas siempre generan respuestas negativas”, indicó Roberts al poner tales reacciones en contexto con los discursos históricos de lo que calificó como la supremacía blanca.

De acuerdo con Roberts, el vigor que tomó unos años atrás el Tea Party y la popularidad del virtual nominado republicano a la presidencia Donald Trump ocurren “en respuesta al progreso imaginado de tener un presidente negro”. Ello, aunque muchos afroamericanos consideren que no ha habido tanto progreso como otros sectores perciben, agregó.

Como parte del panel, Black Lives Matter se relacionó a la afrolatinidad.

La estudiante de NYU Larnies Bowen expuso que aunque Black Lives Matter inició en los Estados Unidos, el movimiento ha resonado entre afrodescendientes en América Latina.

A su juicio, es importante que Estados Unidos reconozca qué están haciendo otras poblaciones negras en defensa de sus derechos y el reclamo de un espacio en países como Brasil, Colombia y Panamá.

“En este país solemos tener un lente muy estrecho para ver los movimientos sociales negros”, aseguró Bowen.

Pero a juicio de Roberts, aparte de considerar los movimientos negros en América Latina, es crucial entender la presencia que han tenido los latinos en el contexto de Black Lives Matter.

“Debemos entender que latinidad y los latinos en Estados Unidos han sido intrínsecos en la historia del surgimiento de este movimiento”, sostuvo Roberts.

La poeta y activista panameña Yvette Modestin argumentó que ser afrolatino en Estados Unidos trae otra serie de complejidades de identidad y de racismos por enfrentar en la sociedad. “Black Lives Matter no es una nueva conversación para aquellos que somos negros donde quiera que estemos parados”, subrayó.

De acuerdo con Roberts, Black Lives Matter también puede ser visto como un movimiento de derechos humanos. Se trata de la exigencia por que no ocurra lo que ha venido pasando con muertes como las de Philando Castile y Alton Sterling o Trayvon Martin, el gran símbolo del movimiento.

“Black Lives Matter no solo pide un nuevos derechos, estamos pidiendo derechos humanos”.


Lea también:


RELACIONADOS:Uforia Music
Publicidad