null: nullpx
Control de Armas

Nueva ley en California bloqueó 100 compras de municiones durante su primer mes en vigor

La Propuesta Estatal 63 fue aprobada fue aprobada por los votantes en las elecciones de 2016 y entró el vigor el pasado 1 de julio. A finales de este mes, un juez federal determinará si la legislación representa una violación a la Segunda Enmienda y a otras leyes federales.
7 Ago 2019 – 9:20 PM EDT

La ley de California que requiere que los compradores de municiones se sometan a revisiones de antecedentes bloqueó al menos 100 transacciones durante su primer mes en vigor, informó el fiscal estatal Xavier Becerra, durante una mesa redonda en la que también participó el gobernador Gavin Newsom y funcionarios estatales de todos los niveles.

“A un sinnúmero de personas con prohibiciones se les disuadió de siquiera trata de comprar municiones que no pueden tener de manera legal”, explicó el procurador en un documento judicial que forma parte del reto legal que enfrenta la nueva medida. La querella fue interpuesta por un grupo defensor de los derechos a portar armas en un intento por bloquearla.

La Propuesta Estatal 63 fue aprobada fue aprobada por los votantes en las elecciones de 2016 y entró el vigor el pasado 1 de julio. A finales de este mes, un juez federal determinará si la legislación representa una violación a la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y a otras leyes federales.

“Las armas solas no matan personas”, señaló el gobernador Newsom al tiempo que hizo notar que éstas necesitan municiones. El mandatario estatal convocó este lunes por la tarde a una reunión de emergencia para determinar qué más puede hacer California para prevenir tiroteos masivos como los del pasado fin de semana en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, pero también como el que hace más de una semana ocurrió en el Festival del Ajo en Gilroy, al norte del estado.

Además de las 100 transacciones que fueron bloqueadas, a cerca de 11,000 compradores potenciales se les negó la aprobación para comprar municiones de manera inmediata, aunque esto no les prohíbe el derecho a poseer armas. El documento presentado en una corte federal detalla que el estado procesó más de 57,000 transacciones desde que la ley entró en vigor, aprobando alrededor de 47,000.

Cómo funciona la ley

Los compradores que se encuentran en la base de datos del Departamento de Justicia de California actualmente pagan una tarifa de $1 cada vez que compran municiones, mientras que a otros se les permite comprar licencias con mayor vigencia siempre y cuando no tengan antecedentes penales o historial de problemas de salud mental.

Quien no cuente con este requisito, tendrá que pagar por una verificación de antecedentes más extensa por un costo de $19, la cual podría demorar varios días en completarse. Sin embargo, una vez que el nombre de la persona está en los registros estatales, “las revisiones de antecedentes toman un promedio de menos de cinco minutos”.

Los datos ofrecidos por la Fiscalía estatal refutan directamente las aseveraciones de la Asociación del Rifle de California, quienes aseguran que las verificaciones de antecedentes llevan demasiado tiempo y resultan en muchos rechazos ilegítimos. Pero la Procuraduría, por su parte, asegura que “no existe ningún impedimento substancial. Los compradores de municiones deben pasar esta revisión que, en la mayoría de los casos, retrasa las compras solo unos minutos”.

Cuando la ley entró en vigor, el fiscal Xavier Becerra explicó a través de la red social Facebook que estas revisiones de antecedentes ayudan a “mantener las armas peligrosas fuera de quienes no deberían tenerlas”. De acuerdo con el procurador, es “sentido común que las personas que no son elegibles para comprar armas no deberían ser elegibles para comprar las balas que las hacen funcionar”.

Dos niños y un recién graduado: estas son las víctimas del más reciente tiroteo masivo en California (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Control de ArmasCalifornia

Más contenido de tu interés