publicidad
La viuda Chris Kyle rompió en llanto mientras declaraba cómo había sido el día en que su esposo fue asesinado por Eddie Routh.

Viuda de Chris Kyle rompe a llorar durante el juicio contra el asesino de su esposo

Viuda de Chris Kyle rompe a llorar durante el juicio contra el asesino de su esposo

La viuda Chris Kyle rompió en llanto mientras declaraba cómo había sido el día en que su esposo fue asesinado por Eddie Routh.

La viuda Chris Kyle rompió en llanto mientras declaraba cómo había sido...
La viuda Chris Kyle rompió en llanto mientras declaraba cómo había sido el día en que su esposo fue asesinado por Eddie Routh.

Stephenville (EE.UU.), 11 feb (EFE).- La viuda del francotirador estadounidense Chris Kyle, Taya Kyle, rompió hoy a llorar al recordar las últimas horas con vida de su marido antes de ser asesinado por un veterano de guerra en febrero de 2013.

Taya Kyle fue la primera persona en testificar tras las exposiciones iniciales de la acusación y la defensa en la apertura del juicio que se celebra en la ciudad de Stephenville contra el exmarine Eddie Routh, acusado del asesinato del quien era considerado el francotirador más letal de la historia de Estados Unidos, así como de su compañero Chad Littlefield.

Ante la pregunta "¿Con quién estaba usted casada?", apenas la tercera que se le hacía, Kyle estalló en lágrimas frente a una sala repleta de familiares, amigos y periodistas, que escucharon en silencio el relato de la viuda del "héroe americano".

publicidad

"No estoy nerviosa, solo emocionada", respondió luego, tras comentar varias fotografías de su esposo en las que aparecía con sus padres, con ella en el embarazo de su segundo hijo o en su labor de ayuda a los veteranos.

Según la declaración que hizo, su marido y Routh se conocieron a través de la madre del exmarine, que le pidió ayuda para su hijo, con problemas de estrés postraumático tras su regreso de Irak.

Jodi Routh trabajaba en la misma escuela a la que acudían los hijos del matrimonio Kyle y sabía que el hombre ayudaba a veteranos de guerra a retomar la vida civil.

El 2 de febrero de 2013, su marido y Littlefield recogieron a Routh en casa de sus padres y acudieron a un rancho para disparar.

Los disparos funcionaban como terapia y, normalmente, en el viaje de vuelta en auto, los veteranos "se abrían y tenían una conversación de verdad sobre sus problemas", detalló Taya Kyle.

Pero la viuda también confesó, entre pañuelos, que un detalle la puso en alerta ese día: en una llamada rutinaria para planear la cena, su marido estuvo extrañamente cortado, "como si quisiera decir algo más, pero sin hacerlo".

Más tarde le escribió un mensaje de texto que no respondió, "algo raro, ya que él no quería que me preocupara nunca por nada".

El trágico desenlace lo supo esa misma tarde, cuando se lo comunicó un oficial de policía amigo de la familia.

Ahí se vivió el momento de mayor tensión del primer día del juicio, cuando la viuda se enfrentó con uno de los abogados de Routh.

Kyle explicaba al jurado los momentos posteriores a saber que su marido había muerto cuando uno de los abogados protestó ante el juez por el hecho que "estaba haciendo un relato, en lugar de responder preguntas".

"Seguro que no le gusta mi historia", dijo Kyle con la voz entrecortada, pero desafiante.

Routh, por su parte, se mantuvo cabizbajo durante toda la declaración, sin cruzar una mirada con la viuda.

El juicio contra Routh ha despertado un gran interés, ya que coincide con el éxito de la película "American Sniper", inspirada en la historia de Kyle y dirigida por Clint Eastwood.

Kyle sirvió en la guerra de Irak en la "Navy SEAL", la unidad de élite de la Armada de Estados Unidos, y es reconocido como el francotirador más letal de la historia del país, con 160 muertes confirmadas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad