publicidad
Henry Cuéllar.

Henry Cuéllar defendió el uso de los drones en nuevo proyecto de seguridad fronteriza

Henry Cuéllar defendió el uso de los drones en nuevo proyecto de seguridad fronteriza

El representante de Texas dijo que funcionan en la frontera y se necesitan más para realizar una labor completa. 

Henry Cuéllar.
Henry Cuéllar.

Por Camilo Vargas (@caava)

Esta semana, Univision Investiga informó que varias de las compañías de defensa -que hicieron lobby por el proyecto de militarización de la frontera del Senado- también han financiado las campañas de los autores de la iniciativa de la Cámara baja, incluyendo al autor principal del proyecto, el representante Michael McCaul, y a su colega y patrocinador Henry Cuéllar.

Cuando fue miembro de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara (2011-2012) Cuéllar recibió contribuciones de campaña por unos 20,000 dólares de Boeing y de General Atomics, productora de los drones Predator y Guardian que utiliza el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) en la frontera. Hoy es miembro de la Subcomisión de Seguridad Nacional de la Comisión de Apropiaciones de la Cámara de Representantes y patrocina un proyecto de McCaul que podría destrabar a la reforma migratoria, frenada en la Cámara baja.

publicidad

Aunque también persigue lo que los críticos llaman la  ‘militarización’ de la frontera, la propuesta de McCaul exige al DHS definir resultados, indicadores de éxito y evaluar los sistemas de defensa que utiliza en el límite con México antes de comprar nuevos equipos.

Precisamente, los enormes gastos en la frontera son unos de los puntos más cuestionados por los legisladores. No solo por las cifras millonarias desembolsadas hasta el momento sino por la poca efectividad que se ha reportado.

-Hay informes de monitoreo que aseguran que varios proyectos del DHS no han funcionado en la frontera, como el proyecto de muro virtual de Boeing o los drones de Seguridad Nacional que no han operado a su capacidad esperada.

-General Atomics es la compañía que construye los UAVs (Vehículos Aéreos No Tripulados, en español) que se utilizan en Corpus Christi (Texas), ya sea el modelo Predator o el Guardian. Así que no sé a qué se está refiriendo exactamente. El programa SBI (Iniciativa de Seguridad Fronteriza, en castellano) sí tuvo muchos problemas y los presionamos fuertemente al respecto. Les dijimos: ‘Stick to the basics and get the job done’ (Manténganse en lo fundamental y consigan resultados). Estoy familiarizado con esa situación, pero con los UAVs son compañías distintas.

-A Seguridad Nacional la han criticado además por utilizar el modelo de contrato sin licitación para la compra de los drones de General Atomics.

-Sé que podrían hacer esos contratos de manera diferente para asegurar mayor competencia. Pero eso es algo que debe evaluar el Departamento de Seguridad Nacional. Es algo con lo que no estoy familiarizado, pero siempre apoyo la competencia.

-Un experto del Center for International Policy con al que entrevistamos en Nuevo México y el congresista Beto O’Rourke hablaron de presiones de la industria de defensa. El experto habló de la influencia de la ‘bancada de los drones’ a la que usted pertenece.

-No solo soy miembro, soy copresidente de la bancada. El propósito de la bancada de los UAVs es educar. Con todo respeto, no creo que su experto entienda nuestro propósito. Todos los encuentros que hemos tenido han sido para educar a los miembros del Congreso sobre los diferentes tipos de UAVs y las cuestiones que se presentan en relación con la Agencia Federal de Aviación, así como cuestiones de seguridad. Nosotros ayudamos a solucionar esos problemas y a hablar de ellos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad