publicidad

Una dieta para el niño autista

Una dieta para el niño autista

Novedoso estudio encontró que los síntomas del autismo podrían superarse notablemente a través de una dieta especial.

Julie Matthews, nutrióloga certificada y especialista en nutrición para autistas en EU, encontró que existe una clara conexión entre el sistema digestivo y el cerebro de un niño autista. "La asociación se vuelve evidente cuando los padres cambian la dieta de sus hijos y notan mejoras en la digestión, en las habilidades cognitivas y en su comportamiento", afirma Matthews, autora del estudio Nourishing Hope For Autism (Alimentando la esperanza para el autismo) que dicta una guía nutricional para niños autistas.Matthews ha puesto a prueba sus hallazgos en cientos de pacientes con buenos resultados y los padres quedan sorprendidos al ver avanzces. La madre de Lucas Davis, autista de Ontario, Canada, relata que su hijo duerme mejor, su comportamiento ha mejorado y su habla es imparable. "Nuestro hijo está de maravilla y vemos mejoras cada día", añade.De acuerdo al National Institutes of Health (NIH), el autismo es un trastorno que suele diagnosticarse en la infancia temprana que afecta la comunicación, las interacciones sociales y se muestra con conductas repetitivas en los infantes.Dado que las personas con autismo pueden tener características y síntomas muy diferentes, los CDC (Centers for Disease Control and Prevention) consideran que el autismo es un trastorno de 'espectro', es decir, de un grupo de discapacidades del desarrollo provocadas por una anomalía en el cerebro."Las sustancias y productos químicos en los alimentos pueden afectar el cerebro, y los alimentos pueden alimentar a microbios perjudiciales en el intestino que crean toxinas que afectan las funciones del cerebro", explica el estudio.

publicidad

Ante los resultados de su investigación, Julie Matthews brinda los siguientes consejos para lograr mejorías en este trastorno:Ataca la inflamación.

Debes eliminar de su dieta alimentos como el pan, galletas, pastas,

pasteles que estén hechos a base de gluten, caseína -que es una

fosfoproteína presente en los lácteos-, maíz, trigo, avena comercial,

huevos no orgánicos, azúcar o jarabes sintéticos y aceites refinados.

Al mejorar la digestión, reducir la inflamación y sanar al sistema

digestivo, mejoraremos su salud en general. También hay que restringir

las papas fritas que en su etiqueta no dicen muchas veces que contienen

gluten, así como la salsa de soya y la malta.Logros: Mejoras

en el comportamiento, comienzan a hablar o a tener un lenguaje más

fluido, menos salpullido en la piel, eliminación de pensamientos

confusos.Adiós a los ingredientes artificiales: Entre estos

ingredientes se encuentran los aditivos, sabores artificiales, colores,

endulzantes, proteína vegetal hidrolizada. Los ingredientes

artificiales son difíciles de romper por el hígado.Logros: Estos ingredientes están asociados con la hiperactividad, asma, agresión, irritabilidad, dificultad para dormir. Acaba

con la toxicidad. Desde evitar los recipientes de aluminio y plástico

en los alimentos, comer alimentos orgánicos libres de pesticidas y

hormonas, hasta añadir alimentos que incrementen los niveles de

bacterias buenas como espárragos, plátano, legumbres, granos, ajo,

miel, yogurt de coco, cebolla, chícharos. También debes eliminar los

alimentos que contienen levadura, como uvas, ciruelas, carnes secas,

quesos y vinagres, para evitar la inflamación.Logros: Los

ingredientes tóxicos pueden cruzar la barrera de la sangre del cerebro

y afectarlo, así al evitarlos combatirás la hiperactividad, agresión,

irritabilidad y acciones como lastimarse a sí mismos. Combate

deficiencias. La falta de nutrientes es común en los niños autistas y

algunos nutrientes específicos se requieren para procesos bioquímicos

complejos y sólo pueden ser absorbidos a través de la comida y

suplementos cuando el sistema digestivo está funcionando bien. Entre

los nutrientes esenciales están: la Vitamina A y el Beta caroteno

publicidad

(zanahorias, patatas dulces, duraznos, calabazas, mangos); Vitamina C

(brócoli, hojas verdes); Vitamina B6 (pistaches, nueces, granos,

arroz); Vitamina B12 (hígado, pescado, cordero y ternera); Omega 3

(pescado, semillas de linaza, clara de huevo); Hierro, Zinc, Magnesio,

Ácido Fólico y Calcio.Matthews recomienda que es aconsejable

buscar el apoyo de un médico para asegurar una buena nutrición respecto

a la dieta autista y acercarse a otros padres que ya han probado con

ello. Y manifiesta que si bien la aplicación de una dieta para niños

autistas requiere de diligencia y compromiso, las recompensas para los

niños lo valen.

Si crees que tu hijo puede tener autismo o acaba de ser

diagnosticado con esta enfermedad, puedes buscar más información y

conseguir ayuda comunicándote con estas organizaciones:Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).BRAIN. (800) 352-9424.Association for Science in Autism Treatment.Autism National Committee (AUTCOM). Autism Network International (ANI).Autism Research Institute (ARI)Autism Society of America 800-3AUTISM (328-8476) National Dissemination Center for Children with Disabilities 800-695-0285National Institute of Child Health and Human Development (NICHD)National Institute of Mental Health (NIMH)MAAP Services for Autism, Asperger's, and PDDAutism Speaks, Inc.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad