publicidad

Un gesto superior

Un gesto superior

El gobierno castrista no va a ceder un ápice en abrir Cuba al mundo y está gozando de lo lindo con la situación que se le está dando en bandeja

Pero, ¡nunca nada va a ser suficiente para el dragón que gobierna la Isla!

Como esos cuentos de mi niñez, seguirá exigiendo nuevas pruebas, cada

vez más imposibles, para el rescate de la princesa que ha dormido medio

siglo, en este caso Cuba.

El Club de los Tontos Útiles, donde son miembros Estados Unidos y

Europa (no contemos a América Latina) no se da cuenta del juego.

No comprende o no quiere entender que el gobierno de los hermanos

Castro no ha querido que se levanten las sanciones del embargo porque

no le conviene.

Cada vez que se ha estado a punto de que Estados Unidos cambie las

medidas, surge un acontecimiento echado a andar desde La Habana, que da

por tierra las buenas intenciones de los estadounidenses. Uno de los

más dolorosos fue el derribo de las avionetas de Los Hermanos al

Rescate.

En Chile hay un dicho para cuando alguien expresa falta de ganas de que

algo ocurra: "quiere la breva pelada y en la boca"...Yo la adapté al

Caribe y digo "quiere la piña pelada y sin ojitos"... Raúl Castro hace como que quiere, pero en realidad no quiere. Con

publicidad

Estados Unidos está como esas novias que le baten las pestañas al nuevo

marido, pero está mirando por sobre sus hombros a ver si asoma algo

mejor.

Vamos a repasar las actuales circunstancias.

El Convaleciente parece que no ha escrito más Riflexiones, después del

agotamiento mental que tuvo al analizar por qué el equipo de beisbol

nacional no cumplió sus órdenes y no ganó el Clásico de ese deporte.

Así que hay que hablar mejor, para no perderse en el laberinto de la Nomenclatura cubana, del Pensamiento Castro.

Este Pensamiento es lo más alto en la cúpula gobernante en estos

momentos. Es el que arrasa con los que tratan de hacer algo un

milímetro por sobre la velocidad permitida y al cual todos le tiritan

desde la última purga...(no vaya a ser que...).

Este Pensamiento es el que escribe ahora en el Granma.

El diario oficial de Cuba declaró que no han habido cambios y que el

bloqueo comercial y financiero que aplica Estados Unidos a Cuba desde

1962 "sigue en pie". Sentencia, las recientes enmiendas del nuevo gobierno que encabeza el presidente Barack Obama no son suficientes.

El Granma afirma que "si bien las enmiendas aprobadas sobre Cuba

representan un primer revés para la mafia anticubana y sus

representantes en el Congreso, en la práctica no modifican el cerco que

sucesivas administraciones han mantenido".

El artículo del Granma agrega que, "esas medidas no restituyen el

derecho de los cubanos residentes en Estados Unidos a viajar libremente

a Cuba, como tampoco contemplan el derecho de los ciudadanos de aquel

país a visitar la vecina isla".

Esta es la primera noticia sobre el tema de los viajes en los medios de

comunicación cubanos desde que Barack Obama promulgó el pasado día 11

de marzo la ley de presupuesto estadounidense, que suaviza las

restricciones a los viajes a Cuba aprobadas en 2004 por el anterior

presidente, George W. Bush. También comenta Granma las nuevas regulaciones del departamento

estadounidense del Tesoro que reducen limitaciones para los viajes de

publicidad

cubano-americanos y el envío de dinero a sus familiares. Tampoco estas son suficientes para la gula del régimen castrista.

No hay caso en casa

Sin embargo, el Granma no menciona para nada las múltiples

restricciones que tienen los residentes en la isla para viajar. Para

salir al exterior a cumplir invitaciones, como la bloguera Yoani

Sánchez o ir a consultas o tratamientos médicos para los que no pueden

hacerlo dentro de la Isla.

El caso de la doctora Hilda Molina, secuestrada de por vida por el

capricho de Fidel Castro, es uno de los mejores ejemplo del sadismo sin

límites del régimen cubano.

No menciona tampoco, cómo es que a muchos nacionales que están afuera

se les engaña para que viajen a ver a sus seres queridos, para despues

detenerlos en el aeropuerto José Martí y devolverlos, sin que puedan

ver a sus familiares.

Recientemente el viceministro cubano de Comercio Exterior e Inversión

publicidad

Extranjera, Ricardo Guerrero, calificó de "minúsculo gesto" esas

disposiciones de alivio del embargo y agregó que La Habana espera

"nuevas medidas" y un "gesto superior". "Esperamos un gesto más, un gesto superior y un gesto de diálogo como ha propuesto nuestro general presidente".

Guerrero añadió que el Gobierno cubano espera "que vengan nuevas

medidas, porque lo fundamental es que se levante el injusto bloqueo", y

afirmó que la reducción de las restricciones a los viajes era algo

"absolutamente indispensable", pues las normas vigentes eran

"discriminatorias" e "injustas".

Pero ¿de que parte?

Que le pregunten al escritor Hector Ramírez, cuya historia es triste. Las declaraciones del vice ministro Guerrero son una hipocrecía absoluta. El gobierno cubano es el que restringe mayormente las visas de salida y los pasaportes de entrada.

Dame-dame

"A más, menos" pareciera ser el lema del régimen cubano. La cúpula gobernante seguirá pidiendo, insaciablemente, más aperturas y

prebendas a la nueva Administración estadounidense, que está integrada

por izquierdistas reconocidos que irán cediendo, a medida que los

astutos de La Habana aumenten los pedidos.

publicidad

Mientras tanto, el gobierno castrista no va a ceder un ápice en abrir

Cuba al mundo y está gozando de lo lindo con la nueva situación que se

le está dando en bandeja, no solamente con el país del norte, sino

también con las naciones de América Latina afines y con los mayores

tontos útiles del Club, los países que integran la Unión Europea. ¡Entonces, para que molestarse en ceder en nada! En una racha de buena fortuna (para ellos), los mandamases de Cuba

tienen todo lo que ni en sueños pudieron desear...hasta que el pueblo

ya cansado no aguante más o lleguen cambios imprevistos desde afuera,

como en una inesperada pesadilla.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad