null: nullpx

Atacante somalí que dejó 11 heridos en Universidad de Ohio temía por su seguridad como musulmán

El autor de los ataques, un estudiante del campus identificado como Abdul Razak Ali Artan, de 18 años, fue abatido por las autoridades al negarse a soltar el cuchillo con el que apuñaló a sus víctimas.
28 Nov 2016 – 10:25 AM EST

Al menos 11 personas resultaron heridas este lunes en la Universidad Estatal de Ohio, en Columbus, después de que un joven de 18 años de origen somalí, identificado horas más tarde por las autoridades como Abdul Razak Ali Artan, utilizara un auto para embestir a un grupo de personas y después los atacara con un cuchillo antes de ser abatido por un agente de la policía.

De acuerdo con infomación de funcionarios a los medios el atacante llegó a Estados Unidos en 2014 tras haber abandonado su país con su madre y siete hermanos en 2007 y pasar siete años en Pakistán.

Abdul Razak Ali Artan, quien residía legalmente en el país, se instaló en Dallas antes de mudarse recientemente a Columbus, donde asistía como estudiante a la Universidad Estatal de Ohio. La ciudad de Columbus acoge la segunda comunidad somalí más numerosa del país.

Hace unos meses había manifestado que no se sentía seguro al ser musulmán, pues resentía el cambio de universidad y no encontraba donde orar comodamente en un lugar privado. "Si la gente me mira, como musulmán orando, no sé lo que van a pensar, lo que va a pasar", dijo Abdul Razak Ali Artan en un texto publicado en agosto en el periódico universitario.


El atacante mostraba su frustración en el artículo, donde señalaba a los medios como parte del problema por mostrar su cultura de forma errónea. "Quería orar en público, pero estaba asustado de todo lo que estaba pasando en los medios. Soy musulmán, pero no como los medios representan eso de mí", señaló.

Abatido por la autoridades

Alan Horujko, de 28 años, fue identificado como el oficial que neutralizó al estudiante somalí con un disparo mortal, tras intentar que este soltara el cuchillo con el que atacó a las víctimas.

Los hospitales donde fueron trasladados los heridos confirmaron que no se teme por sus vidas, aunque uno de ellos se encuentra en situación crítica. "Las heridas de las víctimas van desde puñaladas, lesiones ocasionadas por vehículo de motor y otras que están siendo evaluadas", dijeron las autoridades universitarias.

Monica Poll, directora de seguridad de la Universidad Estatal de Ohio, quien identificó al sujeto, confirmó que este lanzó su auto contra un grupo de personas que estaban en la acera y después utilizó un "cuchillo carnicero" para atacar.


En fotos: Atacante que dejó nueve heridos en la Universidad Estatal de Ohio fue abatido por la policía

Loading
Cargando galería

"Creemos que solo se trata de un sospechoso", afirmó más temprano uno de los portavoces ante los rumores de un segundo atacante. Craig Stone, jefe de seguridad de la universidad, especificó que el atacante "lo había hecho de manera premeditada".

Las autoridades sostuvieron que están investigando para "descubrir cualquier motivo que haya detrás de este ataque". Una de las hipótesis que se estudian es la de que haya motivaciones terroristas tras el incidente.

Ante los primeros reportes, la policía confirmó que "no hay pruebas de que el sospechoso utilizara cualquier tipo de arma de fuego".

Las autoridades anunciaron hacia las 11:38 (hora del Este) que el campus se encontraba ya seguro y se levantaba el perímetro de seguridad. Las clases de este lunes fueron suspendidas. La universidad anunció en un comunicado que agentes continuarán en la universidad monitoreando la situación.



"Correr, esconderse, luchar"

Al poco de conocerse la noticia en la mañana de este lunes, la universidad pidió a los alumnos y a los miembros de la comunidad educativa "correr, esconderse, luchar".

Wyatt Crosher, un estudiante entrevistado por CNN, dijo: "Mi compañero y yo oímos unos tres o cuatro disparos desde el otro lado de la calle y poco después escuchamos a la policía y ambulancias por la calle".

Además de la presencia de la seguridad en el recinto universitario, el FBI, la policía estatal de Ohio y de la ciudad de Columbus ayudaron asistiendo en la emergencia.

John Kasich, gobernador de Ohio, anunció en su cuenta de Twitter que estaba rezando por las personas presentes en el campus y les pidió "escuchar a las autoridades". Más tarde, en la conferencia de prensa, Kasich dijo que "sus pensamientos estaban con las vícitmas del ataque en este momento·.

"Estoy agradecido por el profesionalismo y la respuesta coordinada de los servicios de emergencia, que con sus esfuerzos ayudaron efectivamente a contener este incidente antes de que pudiera hacer más daño", señaló el gobernador del estado.


La Universidad Estatal de Ohio acoge aproximadamente a 65,000 estudiantes.

RELACIONADOS:TiroteosEstados Unidos

Más contenido de tu interés