publicidad

Texas, protocolo para ejecucio

Texas, protocolo para ejecucio

Las autoridades penitenciarias de Texas han iniciado el protocolo para la ejecución del reo mexicano José Ernesto Medellín para el 5 de agosto.

Texas, protocolo para ejecucio 0781bb5e778e4c8c9521136056e37daf.jpg

Sus restos serán entregados a una amiga

EL PASO, Texas - Las autoridades penitenciarias de Texas han iniciado el protocolo para la ejecución del reo mexicano José Ernesto Medellín, pautada para el próximo 5 de agosto, al tiempo que se espera la resolución de la Junta de Perdones.La vocera del Departamento de Justicia Penal de Texas, Michelle Lyons, indicó a Efe que Medellín se encuentra en una celda especial destinada a aquellos reos que cuentan ya con una fecha de ejecución cercana, localizada también en la Unidad Polunsky, en Livingston.

En la nueva celda, Medellín tiene vigilancia de circuito cerrado las 24 horas del día y contará con dos visitas en los dos días previos a su ejecución.

publicidad

El mexicano ha pedido ya que sus pertenencias, así como su cuerpo, le sean entregados a una amiga residente en Houston quien será la única testigo de ejecución elegida por él, además de sus dos abogados.

"Por ser uno de los dos próximos reos programados para ser ejecutados, ha sido albergado en una celda equipada con cámara. Lo que permite la vigilancia en todo momento", dijo Lyons.

La portavoz explicó que de esta celda saldrá únicamente el día de la ejecución y será trasladado hasta "Walls Unit" en Huntsville, donde se realizan las ejecuciones en Texas.

En tanto, la directora de asuntos legales de la Junta de Perdones de Texas, María Ramírez, señaló a Efe que actualmente el organismo integrado por seis miembros analiza la petición de clemencia de Medellín, interpuesta por sus abogados.

De acuerdo con Ramírez, el reo originario de Nuevo Laredo, pidió a la junta la conmutación de su sentencia, o una suspensión de 240 días de su ejecución.

La solicitud fue enviada a cada uno de los siete miembros de la junta, radicados en San Antonio, Amarillo, Huntsville, Palestine, Gatesville, Angleton, Texas, y cada uno emitirá su voto a favor o en contra.

El presidente del organismo hace entonces llegar su recomendación al gobernador de Texas, Rick Perry, quien finalmente emite una decisión que podría llegar en cualquier momento e incluso minutos antes de la ejecución.

No solicitó atención médica ni espiritual

Pero por lo pronto, el procedimiento oficial sigue su curso, y Medellín firmó el 22 de julio un documento en el que rechazó una última cena, así como cualquier visita de reporteros y la presencia de su familia como testigos de ejecución.

Lyons dijo que el reo mexicano no ha solicitado atención médica ni espiritual, sin embargo se tendrán preparados bocadillos y bebidas por si decide comer durante la tarde de su ejecución, y un líder espiritual estará disponible en todo momento.

La vocera sostuvo que esta es la primera ocasión en que Medellín cuenta con una fecha de ejecución, y que no ha tenido ninguna falta disciplinaria en los últimos tiempos.

Sandra Babcock, abogada del mexicano, y quien representó a México durante el fallo "Avena", emitido en 2004 y por el que la Corte Internacional de Justicia ordenó a EEUU la revisión de las sentencias a muerte de medio centenar de mexicanos que no habían recibido asistencia consular en el momento de su detención, con lo que se violó la Convención de Viena de 1963, contó que su defendido describe el lugar donde ha sido recluido como "deprimente".

La Coalición para la Abolición de la Pena de Muerte urgió el miércoles a la comunidad estadounidense a escribir a la Junta de Perdones para solicitar clemencia para el mexicano.

publicidad

La coalición dice que la petición debe basarse en que el desobedecer al CIJ perjudicará a los estadounidenses que viajen o radican en el extranjero porque se trata de acuerdos recíprocos.

El caso de Medellín sentará precedente en el del resto de los mexicanos (cuatro) en el corredor de la muerte en Texas, y por ello es tan importante.

En 1993, el mexicano junto con otros cinco miembros de su pandilla en Houston violaron y asesinaron a dos jovencitas de 15 y 16 años.

Otro de los detenidos por el mismo crimen, Derrick o' Brien, fue ejecutado en julio de 2006, en tanto que el resto, porque eran menores de edad al momento del crimen, recibieron condenas de tiempo en prisión.

O'Brien murió pidiendo perdón, y diciendo que el crimen en contra de las dos menores, había sido el peor error de toda su vida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad