publicidad

Usuarios de facebook serían narcicistas

Usuarios de facebook serían narcicistas

Más que mirar, lo que hacemos ahora los humanos es retratarnos a diario ante millones de personas, en Facebook o Twitter.

El filósofo italiano Giovanni Sartori bautizó al hombre de la era multimedia como "homo videns". Pero el sustituto del "homo sapiens" tiene los días contados. Más que mirar, lo que hacemos ahora los humanos es retratarnos a diario ante millones de personas, mostrar nuestra cara en redes sociales como Facebook o Twitter. Aunque más que una cara, a veces sea una careta.

Los usuarios de estas páginas cuelgan fotos, comentan sus vidas a través de sus estados y opinan acerca de las publicaciones de sus amigos, pero, ¿qué buscan exactamente al exponer su intimidad a través de la red?.

El 9% de los usuarios de Facebook actualizan su estado a diario y el 44%, una vez a la semana, según un estudio reciente realizado por el centro Pew de investigación social.

El informe, centrándose en los datos y sin entrar en motivaciones de índole social o psicológica, se limita a apuntar que lo que se esconde tras este "desnudo online" es la necesidad de conseguir apoyo de sus conocidos.

Aunque aún no existen muchos estudios acerca de las connotaciones sociales y psicológicas del comportamiento de los usuarios en las redes sociales, informes como el elaborado por la estudiante de psicología Soraya Mehdizadeh, de la Universidad de Toronto, van desentrañando poco a poco esta realidad en auge.

A través del análisis de las cuentas en Facebook de 100 jóvenes, Mehdizadeh estableció una curiosa relación entre las actualizaciones de los usuarios y rasgos de su carácter real que denotan cierto narcisismo.

publicidad

Las personas consideradas "narcisistas" presentan una mayor tendencia a revisar de forma recurrente su estado de Facebook para comprobar si han recibido mensajes de sus amigos. Sin embargo, en el otro extremo de la autoestima, aquellas personas que se valoran poco a sí mismas, también visitaban con más frecuencia la red social en busca de comentarios.

La explicación a estas similitudes es que bajo una apariencia narcisista se puede esconder una baja autoestima: los usuarios crean una especie de careta que enmascara su "yo real" para dar rienda suelta a un perfil virtual o alternativo. Una decisión que en los casos más extremos puede dar lugar a una patología conocida como el "Yo interactivo".

Los internautas que sufren este trastorno de la personalidad, se convencen de que sólo en internet pueden ser ellos mismos, se sienten frustrados en el mundo real, con el que acaban perdiendo el contacto y la imagen que tienen de sí mismos se distorsiona.

La aparición de un problema psicológico no es la única consecuencia de la exhibición de la vida privada a través de la red. Fotos, actualizaciones de estados y publicaciones en Twitter o blogs acaban generando una "reputación online" que en ocasiones no representa la realidad, o lo que queremos que se diga de nosotros, y debe ser gestionada.

Crear una buena imagen en la red es fundamental, pero no todo vale, y lo mejor es siempre ir con la verdad por delante porque, tal y como recuerda Víctor Puig, responsable del área de reputación online de agencia de Marketing Overalia, "en Internet todo se acaba sabiendo, así que la transparencia y la honestidad son las recomendaciones más útiles".


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad