publicidad
Retoca imágenes con tu computador

Retoca imágenes con computador

Retoca imágenes con computador

Gracias al Photoshop, podemos importar las imágenes de la cámara digital a la computadora y trabajar sobre ellas.

Retoca imágenes con tu computador
Retoca imágenes con tu computador

Los ojos, entrada del mundo

A medida que aumenta el potencial de las computadoras domésticas, los usuarios tienden a buscar nuevas e ingeniosas utilidades. Y con el auge de la fotografía digital, existen muchas herramientas para retocar imágenes hasta los límites que impone nuestra creatividad o nuestros conocimientos.

En nuestra sociedad multimedia, lo visual adquiere una responsabilidad capital. Casi todo nos entra por la vista. En consecuencia, un buen diseño, colores y formas atractivas y un aspecto agradable, son aspectos claves a la hora de discriminar contenidos.

Recogido el testigo, cada vez más tendemos a embellecer nuestras producciones, por cultas que sean, en busca de la aprobación del prójimo.

Con la universalización de los programas de creación gráfica, hemos domesticado el arte de crear imágenes. En este embrollo destaca por encima de todos los programas Adobe Photoshop.

publicidad

Nació Photoshop

Este programa surgió en 1990 y estaba destinado a los profesionales del diseño. En un principio sólo podía funcionar bajo ordenadores Macintosh (Apple), y en un principio funcionaba como una simple hoja sobre la que pintar, similar al programa Paint, que acompaña al sistema operativo Windows.

Versión tras versión fue incrementando sus posibilidades, creando la posibilidad de componer dibujos por capas y de múltiples filtros para aplicar a las imágenes, además de ofrecer el producto a los usuarios de ordenadores que funcionaban bajo Windows.

Tras el éxito entre diseñadores gráficos, maquetadores y otros profesionales de la imagen, los fotógrafos experimentados vieron en Photoshop la posibilidad de corregir pequeños defectos en las imágenes que tomaban y así optimizar el producto.

La polémica surgió a raíz de la posibilidad de retocar las imágenes hasta un extremo tal en el que se pueda falsear el contenido gráfico. Así se abrieron arduos debates entorno a los supuestos "engaños" generables gracias al retoque fotográfico.

Las distintas versiones de Photoshop que ha lanzado al mercado la empresa Adobe, propietaria del programa, se han ido adaptando progresivamente a las necesidades de los usuarios.

Para usuarios domésticos

La firma estadounidense quiso fidelizar al sector profesional manteniendo Photoshop como cabeza de cartel y, además, creando una suite (conjunto de programas) dedicada al diseño gráfico de alto rendimiento.

"Photoshop Elements" nació para ocupar el mismo lugar que su hermano mayor en casa del informático común.

Este y otros programas semejantes de la casa contienen las funciones básicas para optimizar imágenes, crear contenidos básicos y efectivos y permitir acercarnos de forma intuitiva al mundo del retoque fotográfico.

La baza principal es el módico precio del programa, alejado de las prohibitivas versiones de Photoshop.

Gracias a esta versión doméstica, podemos importar las imágenes obtenidas con nuestra cámara digital y trabajar sobre ellas.

Mejores imágenes en segundos

En un primer paso, podemos calibrar el brillo y el contraste, reforzar colores y hacer pequeñas transformaciones.

Más allá, disponemos de filtros de imagen y mil formas de modificar el contenido según nuestro objetivo. Sus múltiples opciones de exportación nos permiten destinar imágenes a páginas web e incluso a celulares.

Durante unos años hubo una disputa acérrima entre Photoshop y otro programa, Paint Shop Pro, por hacerse con el control del mercado, sobretodo el de andar por casa.

Otras alternativas

Al final, el segundo se retiró de la pugna, cosa que favoreció la generalización del término "photosop" a la hora de referirse al tratamiento de imágenes por computador. Sin embargo, de hace un tiempo acá, las alternativas renacen.

publicidad

Los abanderados del "software libre" (programas gratis cuyos códigos pueden ser retocados por los usuarios) han creado programas como Gimp, capaces de componer imágenes de forma similar a Photosohop y con resultados más que satisfactorios.

Similar y gratuito

Al igual que hicieron con Open Office a la hora de originar una alternativa a los programas privados de tratamiento de textos, Gimp ofrece funciones similares y una actualización constante para mejorar sus prestaciones.

El paso definitivo lo damos nosotros. Con un panorama propicio para crear contenidos gráficos de forma fácil y efectiva, sólo es necesaria nuestra creatividad y ganas de experimentar con estos programas para sorprender a los nuestros.

Además, se ofrecen a través de Internet numerosos cursos y tutoriales (documentos de aprendizaje) que desvelan trucos y métodos para exprimir al máximo las posibilidades de este sistema de creación visual.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad