Una cuestión de seguridad
31 Ene 2009 – 7:30 PM EST

Una cuestión de seguridad

WASHINGTON - Tras ganar la pelea para quedarse con su BlackBerry, el presidente Barack Obama ha comenzado a usarla.

Al regresar a la Casa Blanca el jueves por la mañana luego de visitar la escuela de su hija menor para una presentación, Obama caminó hacia su oficina mientras miraba a su BlackBerry, que sostenía con ambas manos.

El secretario de prensa de la Casa Blanca Robert Gibbs dijo la semana pasada que se había alcanzado un acuerdo para permitir que el presidente usase el BlackBerry para mantenerse en contacto con sus colaboradores y algunos amigos cercanos.

Gibbs no especificó con quién se llegó al acuerdo, pero se supone que es con el Servicio Secreto que tiene a su cargo la seguridad del presidente.

Gibbs dijo que Obama va a limitar su uso del aparato, y que se había mejorado la seguridad para proteger sus comunicaciones.

Presidentes previos optaron por no usar correo electrónico porque puede ser solicitado por el Congreso y los tribunales, y pudiera estar sujeto a las leyes de dominio público.

Gibbs dijo que la oficina legal de la Casa Blanca asume que los mensajes electrónicos estarán sujetos a la Ley de Documentos Presidenciales, que requiere que los Archivos Nacionales preserven los documentos y comunicaciones presidenciales.

Pero dijo además que existen exenciones en la ley para "comunicaciones estrictamente personales".

No dijo cómo sería determinada esa calificación, pero dejó claro que el BlackBerry puede ser usado tanto para asuntos de trabajo como mensajes personales.

Obama ha mantenido el BlackBerry constantemente consigo, y había dicho públicamente que estaba negociando para encontrar una manera de mantenerlo, pese a preocupaciones de seguridad y otros.

RELACIONADOS:Tecnología
Publicidad