publicidad

Sospechoso mató a cuatro personas y luego se suicidó durante el huracán Irene

Sospechoso mató a cuatro personas y luego se suicidó durante el huracán Irene

La cacería por Leonard John Egland inició la noche del 27 de agosto luego de que el sospechoso presuntamente asesinó a cuatro personas en Virginia y Pensilvania.

Cuatro víctimas en Pensilvania y Virginia

WARWICK TOWNSHIP, Pensilvania - Mientras los residentes de la comunidad de Warckwick Township se preparaban para recibir el embate del huracán Irene, las autoridades locales estaban inmersas en la  intensa búsqueda de un sospechoso que supuestamente mató a cuatro personas.

Leonard John Egland, un soldado del Ejército de Estados Unidos que había servido en Irak y Afganistán, estaba siendo buscado desde el sábado por presuntamente asesinar a cuatro personas en Virginia y Pensilvania, según el Departamento de Policía del Condado Bucks.

Sin embargo, la pesquisa llegó a su fin el domingo cuando las autoridades hallaron el cadáver de Egland, el cual presentaba evidencias de suicidio.

Inicio de un viaje sangriento

Las autoridades dijeron que Egland inició una sangrienta jornada el sábado por la noche en el estado de Virginia, cuando  acabó con la vida de su ex esposa, Carrie Egland, el novio de ésta y el hijo pequeño del novio, en la residencia en donde vivían.

El relato oficial añade que Egland continuó su misión fatal esa misma noche, a pesar de la inminente llegada del huracán Irene en la zona.

Tras abandonar la escena del crimen en Virginia, el sospechoso viajó en su vehículo hacia el estado de Pensilvania, en compañía de su hija de 6 años de edad.

De acuerdo al fiscal David Heckler, el presunto asesino arribó a la ciudad de Buckingham, Pensilvania, y acto seguido, acribilló a balazos a su ex suegra, identificada como Barbara Reuhl, de 66 años de edad.

publicidad

La mujer fue la cuarta y última víctima en la serie de homicidios atribuidos a Egland.

Búsqueda durante el huracán Irene

El fiscal David Heckler reveló a la agencia cablegráfica Reuters que el sospechoso intentó entregar a su hija a los empleados del Hospital St. Luke's, en la ciudad de Quakertown, antes de darse a la fuga.

Durante este intercambio, Egland presuntamente amenazó al personal del centro médico con una pistola. El departamento de policía fue alertado y recibieron una descripción del vehículo del soldado.

En medio del pánico desatado por el huracán Irene, las autoridades del condado Bucks se vieron obligadas a iniciar una búsqueda masiva por el presunto asesino.

Poco antes de la medianoche del sábado, el vehículo de Egland fue reconocido por una patrulla policial.  Al ser enfrentado por las autoridades, Egland les disparó con un rifle e hirió a un oficial.

El sospechoso logró evadir a la policía hasta la madrugada del domingo, cuando su carro fue observado nuevamente en la zona de Warwick Township.  Un segundo intercambio de balas se reportó en el lugar, pero los oficiales no lograron arrestar al prófugo.

Hallazgo del cadáver de Leonard Egland

La búsqueda por Egland llegó a su fin el domingo, cuando la policía halló su cuerpo detrás de un edificio abandonado.  Un rifle y una pistola fueron incautados en la escena.  El médico forense aún no ha confirmado si Egland se suicidó.

La hija del soldado fallecido está bajo custodia de las autoridades en Pensilvania.  Los investigadores todavía no han revelado si la pequeña presenció los asesinatos atribuidos a su padre.

Según los oficiales a cargo del caso, Egland recientemente había regresado de tres giras militares en Irak y Afganistán.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad