Smart

smart fortwo electric drive

Desde su aparición como transporte urbano, el smart fortwo tenía por decantación destino de auto eléctrico.

Animal de ciudad

BROOKLYN, NY – Desde su aparición en el mercado como una solución de transporte urbano, el smart fortwo tenía por decantación su destino como auto eléctrico.

Un par de años pasaron desde que el smart fortwo se hizo un auto cada vez más popular en las grandes ciudades de Estados Unidos, por eso el lugar elegido para la presentación del modelo no sorprendió, ya que la ciudad de Nueva York parace ser su hábitat natural. 

Con una apariencia casi idéntica al smart fortwo convertible la verdadera diferencia se encuentra en su tren motriz. Este vehículo integra los componentes y la batería de un tren de tracción eléctrica, no hace sacrificios en seguridad, agilidad ni comodidad y cuenta con un espacio que resulta más amplio en su interior de lo que aparenta.

Una flota de 250 vehículos totalmente eléctricos comenzará a desplegarse en los Estados Unidos este otoño y será destinada a las ciudades clave en liderazgo de electrificación. Principalmente apuntará a empresas, municipios, organizaciones e individuos interesados en hacer una declaración apasionada en la conservación y sensibilización ambiental.

Mientras que la producción en serie para las ventas en los concesionarios de los consumidores inteligentes centro se iniciará en 2012 con el año 2013 modelo.

La flota de los Estados Unidos de 250 vehículos de propulsión eléctrica comenzará a llegar en octubre de 2010 y es la segunda fase de un programa de tres fases.

La primera fase comenzó con la colocación de 100 unidades de propulsión eléctrica en Londres en 2007. La segunda fase es la producción de 1.500 coches en ciudades de Europa, Estados Unidos y Canadá, así como los mercados de Asia, y las primeras entregas ya comenzaron en Alemania el año pasado.

La tercera fase será la producción en serie del volumen a partir del año de fabricación 2012.

El smart fortwo electric drive está impulsado por un motor de 30 kW que funciona con baterías de16,5 kWh de ion-litio. Los vehículos pueden alcanzar velocidades de carretera y ofrecen una autonomía de 82 millas con una sola carga.

La maniobrabilidad, así como su rápida aceleración y la facilidad para estacionarse en casi cualquier espacio, lo convierten en una solución para el transporte urbano

Bajo costo de millas

Con el uso de un toma corriente de 220V estándar, sólo se tarda tres horas y media para cargar la batería desde un 20 hasta 80% de su capacidad y menos de ocho horas hasta su completa cargo. La batería también se puede cargar mediante una toma corriente de 110V común de la casa.

Teniendo en cuenta que el conductor promedio conduce 40 millas por día, es posible cargar solamente las baterías del vehículo tres veces por semana.

El consumo de electricidad es similar al de un refrigerador, una vez conectado a la red el auto detecta cual es el período en que la electricidad en más económica, normalmente por la noche, para recargarse.

Primero identifica cuantas horas de carga necesita para que su batería esté full y luego, acorde al uso típico de cada persona, decide automáticamente en que horario recargarla.

El costo de cada milla que se conduce en modo eléctrico tiene un costo que equivale a 15% del valor de cada milla que se conduce utilizando gasolina.

El smart fortwo no cuenta con ningún sistema de GPS, ni hard drive para música, lo que encarecería el precio del vehículo, pero si permite integrar el iPhone en la consola central para que este cumpla con todas esas funciones, además la tienda de Apple cuenta con una aplicación exclusiva para el smart eléctrico que funciona como computadora de abordo para el vehículo.

Las 250 unidades del smart fortwo electric drive no se venden. Por ahora solo está disponible para lease.

El contrato implica 48 meses a $599 por mes, lo cual lleva el precio a $28,752, más $2,500 para gastos de adquisición. A pesar de su precio, en Europa todas las unidades han sido arrendadas y en Estados Unidos casi no quedan unidades por reservar.