publicidad

Sismo en frontera Mexico - Estados Unidos despierta miedo en California por el "Big One"

Sismo en frontera Mexico - Estados Unidos despierta miedo en California por el "Big One"

El terremoto de 7.2 de magnitud en la frontera México - Estados Unidos fue un recordatorio para los californianos.

Sismo en frontera Mexico - Estados Unidos despierta miedo en California...

Cientos de réplicas

LOS ÁNGELES, California - El terremoto de magnitud 7.2 con epicentro en Baja California que sacudió el domingo la frontera mexicano-estadounidense, aterrorizó a California, que vive pendiente del esperado "Big One", aunque esta vez no hubo daños ni heridos.

El temblor, que según el Instituto de geofísica estadounidense (USGS) se produjo a las 3:40 hora del Pacífico, a 30 km al sureste de Mexicali y con una profundidad de tan sólo 10 kilómetros, provocó espanto entre los californianos, que llevan años preparándose para el "Big One", un fuerte terremoto que los sismólogos consideran como ineludible.

Pero no se reportaron ningún herido ni daño mayor en California, ni tampoco en los vecinos estados de Arizona y Nevada, donde se sintió también el temblor.

publicidad

El movimiento telúrico fue muy fuerte en el condado de Riverside al oeste de Los Ángeles. "Estaba en el desierto y lo sentí perfectamente", declaró Matt Diaz, un inspector de la oficina del sheriff.

Unos movimientos de pánico se observaron en un centro médico de Palm Springs, según la policía municipal.

En San Diego, donde las autoridades no señalaron ningún incidente mayor, los habitantes tuvieron mucho miedo, como un grupo de feligreses reunido en este domingo de Pascua en una iglesia luterana y que se precipitó afuera del templo al sentir el temblor.

En Los Ángeles, sólo una mujer estaba atrapada en el ascensor de un rascacielos, en el oeste de la ciudad, según los bomberos.

Unos 3 mil hogares de los condados de Orange y San Diego estaban a oscuras a raíz del sismo, informó Jennifer Ramp, portavoz de San Diego & Gas Electric.

La central nuclear de San Onoffre ni siquiera modificó sus operaciones, precisó la empresa eléctrica Southern California Edison.

El sismo, que duró de 30 a 45 segundos según los testigos citados por medios locales, fue lo suficientemente fuerte como para hacer caer objetos en las casas y desbordarse el agua de una piscina según imágenes televisivas.

Esta madrugada los residentes de Calexico, en el Valle Imperial, fueron despertados por un terremoto con magnitud de 3.1 grados que causó breves apagones pero no se informo de heridos.

Lucy Jones, sismóloga en el Instituto Californiano de Tecnología de Pasadena advirtió en una rueda de prensa que "cada sismo desata una posibilidad de sismo más fuerte en los siguientes días".

El terremoto del domingo fue el más fuerte en California desde 1992.

Calexico - la ciudad más afectada

Los negocios de Calexico, la zona de Estados Unidos más afectada por el terremoto, eran vigilados por la policía el domingo por la noche. El terremoto dañó edificios de antes de la Segunda Guerra Mundial que no han sido reforzados para soportar sismos así, dijo Gonzalo Gerardo, comisario de policía.

"El centro de la ciudad permanecerá cerrado hasta próximo aviso", dijo.

Los ladrillos cayeron de un edificio de un piso y algunas ventanas estaban rotas.

"Sentí que estaba en una canoa en media del océano", dijo Rosendo García, de 44 años.

También en Calexico, tres tendidos eléctricos cayeron y un escape de gas provocó la evacuación de unas 30 casas, al igual que de un centro para personas de la tercera edad.

Las autoridades dijeron que el terremoto fue seguido de varias réplicas más pequeñas, incluidas cinco con magnitudes entre 5.0 y 5.4, todas con epicentro en México.

Jessica Sigala, sismóloga de la Oficina Geológica de Estados Unidos, dijo que una réplica de magnitud 5.0 que sacudió la zona a las 8:15 horas del domingo y fue la más cercana a Estados Unidos, con un epicentro justo al sur de la frontera y a unos 20 kilómetros (13 millas) al suroeste de Seely, California.

publicidad

En Nevada, el terremoto se sintió en el centro médico y de bomberos del centro de Las Vegas, pero no hubo reportes de daños o heridos, según Tim Szymanski, un portavoz de los equipos de emergencia de la ciudad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad