publicidad

La columna de Mónica Navarro: Salud de Año Nuevo

La columna de Mónica Navarro: Salud de Año Nuevo

Está llegando la hora de volver a nuestra rutina y nuestro diario vivir, esos días que amanecemos y se nos pegan las cobijas.

Por Mónica Navarro

SAN ANTONIO, Texas - Hola amigos, espero que hayan pasado unas fiestas invadidas de buenos deseos  en compañía de sus seres queridos, y quizás les haya sucedido lo mismo que a mí, fue tiempo de disfrutar deliciosos platillos tradicionales de la temporada y no estuvimos muy activos, quizá solo caminamos para ir a las compras.

Pero ya está llegando la hora de volver a nuestra rutina y nuestro diario vivir, esos días que amanecemos y se nos pegan las cobijas  diciendo un ratito más antes de realizar nuestras  tareas.

Pero a partir de hoy los invito a comprometernos seriamente, y sacrificarnos cada mañana, levantándonos por lo menos 30 minutos antes de lo  acostumbrado y antes de empezar el día, movernos  más.

¿Qué le gusta hacer? Limpiar su casa, caminar, correr, bailar, nadar, cualquier tipo de ejercicio es bueno. Sí, ejercicio es la palabra mágica a la que muchos le tememos o simplemente no queremos ni mencionarla porque se relaciona con la actividad que muy a menudo nos da flojera realizarla.

Pero solamente para refrescarles la memoria, quiero repetir lo que me han dicho un sin número de médicos durante mi larga carrera como reportera de salud:

El ejercicio es la clave de la prevención de muchas enfermedades, tanto físicas como psicológicas, eliminando el estrés e incrementando la energía dan ganas de hacer más cosas.

publicidad

De acuerdo al cardiólogo Jesús García, los beneficios son muchos.

Al movernos la sangre transporta mayor cantidad de oxígeno a los músculos aumentando así su capacidad de trabajo.

Se estabiliza la presión arterial, se fortalecen los músculos, baja el colesterol, fortalece el corazón disminuye el riesgo de infartos cardiovasculares, contribuye en gran medida a la reducción de grasa  en el organismo y a la reducción de peso y también estimula la liberación de endorfinas, hormonas internas que producen sensaciones de placer y bienestar, contribuye en el control de la diabetes, y la previene, así como  existen recientes estudios realizados por el Instituto Nacional de Cáncer que indica que el ejercicio ayuda considerablemente también a la prevención de diversos  tipos de cáncer.

Lo mejor es practicar un ejercicio que nos guste, si no estamos en forma, antes de empezar a hacerlo debemos prepararnos, aumentando las actividades de la vida cotidiana cogiendo menos el coche o el autobús, paseando por nuestro vecindario, subiendo por las escaleras.

Conviene combinar el trote con ejercicios repetitivos de estiramiento y fortalecimiento de los músculos, la frecuencia ideal sería hacer tres horas por semana o más.

Pero antes de hacer ejercicios, consultemos a nuestros médicos, más aún si padecemos alguna enfermedad crónica, hipertensión o problemas ortopédicos o de espalda. También se recomienda que:

- No hagamos más de 20 minutos al principio

- Parar si perdemos el aliento o sentimos algún malestar

- No hacer  ejercicio si estamos  cansados o enfermos

- No comer dos horas antes

- Hacer siempre precalentamiento para prevenir lesiones

- Usar ropa holgada, de algodón y calzado deportivo de calidad.

¡Año Nuevo  Vida Nueva Cuerpo Sano!

(Mónica Navarro es reportera de salud de Noticias 41 en San Antonio, Texas)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad