null: nullpx
Coronavirus

"La ventana se está cerrando para abordar esta pandemia": experto en vacunas removido de su cargo declaró al Congreso

Rick Bright dijo entre otras cosas que "no hay un plan rector coordinado sobre cómo responder a este brote" y que el cronograma de 12 a 18 meses para tener lista una vacuna contra el covid-19 es un "calendario agresivo" y muy optimista. "Los estadounidenses merecen la verdad", aseveró.
15 May 2020 – 11:51 AM EDT
Comparte
Rick Bright en su llegada al Congreso para testificar ante el Subcomité de Salud y Comercio de la Cámara Baja, en Washington DC. Crédito: GREG NASH/POOL/AFP via Getty Images

Rick Bright, quien estuvo que estuvo al frente de la agencia del gobierno que desarrolla tratamientos y vacunas, declaró este jueves ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, luego de haber denunciado que fue removido de su posición por cuestionar el uso de una droga contra el coronavirus que promovía el presidente Donald Trump.

Bright estaba al frente de la Autoridad de Desarrollo e Investigación de Biomédica Avanzada (BARDA, por sus siglas en inglés) y es un experto en inmunología.

El experto hizo una sombría predicción en un testimonio preparado para su comparecencia de este jueves: Estados Unidos enfrentará este año el "invierno más oscuro de la historia moderna" a menos que las autoridades actúen decididamente para impedir un rebrote del coronavirus.

Estas fueron las declaraciones más destacadas de su intervención ante el Congreso:


  • "No hay un plan rector coordinado sobre cómo responder a este brote".
  • Rick Bright dijo que el cronograma de 12 a 18 meses para tener lista una vacuna contra el covid-19 es un "calendario agresivo" y agregó que hay “mucho optimismo". Ante la posibilidad de que todo salga como está planeado dijo "nunca hemos visto que todo salga a la perfección". Indicó que su preocupación es que "si nos apresuramos demasiado rápido y consideramos eliminar los pasos críticos, es posible que no tengamos una evaluación completa de la seguridad de esa vacuna, por lo que todavía tomará algún tiempo".
  • Sobre los esfuerzos federales para detener la epidemia en EEUU dijo: "Creo que con el liderazgo y la colaboración adecuados en todo el gobierno, con la mejor ciencia a la vanguardia, podemos diseñar una estrategia integral, podemos diseñar un plan que incluya a todos los estadounidenses y ayudarlos a guiarnos a través de esta pandemia".
  • "La ventana se está cerrando para abordar esta pandemia porque todavía no tenemos un plan coordinado centralizado y estándar para llevar a esta nación a través de esta respuesta".
  • "Los estadounidenses merecen la verdad", dijo Brigth y aseveró que se debe permitir que los científicos "hablen sin temor a represalias".

"Déjennos liderar"

  • "Necesitamos ser sinceros con el pueblo estadounidense. Los estadounidenses merecen la verdad. La verdad debe basarse en la ciencia. Tenemos los mejores científicos del mundo. Déjennos liderar. Hablemos sin temor a represalias. Debemos escuchar. Cada uno de nosotros puede y debe hacer su parte ahora".
  • Sobre la vacuna, Bright hizo esta reflexión: "No hay una compañía que pueda producir lo suficiente para nuestro país o para el mundo", para luego aseverar: "Necesitamos tener una estrategia y un plan ahora para asegurarnos de que no solo podamos desarrollar esa vacuna sino fabricarla, distribuirla, administrarla en un plan justo y equitativo". Luego fue categórico: "Todavía no tenemos eso y es una preocupación importante".
  • Bright dijo a los legisladores este jueves que había presionado a los funcionarios federales desde el principio de la pandemia para que almacenaran el medicamento remdesivir, que apenas en las últimas semanas se ha comprobado que es útil para los pacientes con el virus. El médico dijo al Congreso que fue ignorado cuando propuso el almacenamiento.
  • Sobre las advertencias que hizo ante la falta de suficiente material médico en depósitos estratégicos: “Me encontré con indiferencia, diciendo que estaban demasiado ocupados, que no tenían un plan, que no sabían quién era el responsable de conseguirlos (...) Una serie de excusas. Pero nunca ninguna acción”.
  • “Las vidas estaban en peligro y creo que se perdieron vidas. No solo eso, nos vimos obligados a adquirir suministros de otros países sin los estándares de calidad adecuados, por lo que incluso nuestros médicos y enfermeras en los hospitales llevan hoy máscaras marcadas con N95 de otros países que no brindan la protección suficiente que la máscara N95 estándar los proporcionaría".
  • "Necesitamos dar rienda suelta a las voces de los científicos de nuestro sistema de salud pública en Estados Unidos para que puedan ser escuchados. Sus orientaciones deben ser escuchadas".

En la primera reacción de la Casa Blanca al testimonio de Bright este jueves, la secretaria de prensa, Kayleigh McEnany, afirmó que Bright no estaba "prestando atención" y agregó que la Presidencia puso en marcha "un documento de preparación para la pandemia con recomendaciones mucho antes de que llegara la pandemia. Parece que no ha estado prestando atención cuando sugiere que los estadounidenses deben distanciarse socialmente y lavarse las manos. Estas son todas las cosas que hemos dicho millones de veces ", dijo durante una aparición en Fox News.

La denuncia de Bright

El experto denunció hace unos días que fue removido de su cargo y ubicado en otro puesto de menor jerarquía luego de que cuestionara las intenciones de la administración Trump de "inundar" zonas afectadas por la pandemia con hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria promovido por el presidente y cuya efectividad contra el covid-19 no está avalada por ningún estudio científico.


Bright presentó días atrás una denuncia ante la Oficina del Asesor Legal Especial, la entidad gubernamental a cargo de recibir quejas internas, en la que señala que su despido fue una respuesta directa a su resistencia a "directivas equivocadas" para apoyar el uso de cloroquina e hidroxicloroquina para combatir el coronavirus.

Esos tratamientos fueron "promovidos por la administración como una panacea", pero "claramente carecen de mérito científico", indicó Bright, y advirtió que pedirá al inspector general del Departamento de Salud que investigue la politización de la BARDA y las presiones que ejerce el gobierno para favorecer compañías con conexiones políticas.

" Exigían que Nueva York y Nueva Jersey fueran inundadas con estos medicamentos, que venían importados de fábricas en Pakistán e India que no habían sido inspeccionadas por entidades estadounidenses”, subrayó el científico en su queja formal.
Desde mediados de marzo, Trump ha defendido el uso de esas drogas para combatir las infecciones de coronavirus, pese a la escasa evidencia que avala su seguridad y efectividad y en contra de la sugerencia de sus asesores científicos.

Bright agregó que el gobierno además había desestimado sus advertencias sobre el covid-19, la enfermedad causada por el virus. Aseguró que “actué con urgencia” luego de que la Organización Mundial de la Salud emitió su alerta en enero.

“Me topé con resistencia de los máximos niveles del Departamento de Salud y Servicios Humanos, incluyendo el secretario (Alex) Azar, quien parecía decidido a desestimar esta catastrófica enfermedad”, añadió.

Exige reincorporación al cargo

Bright, un experto en vacunas y terapéutica, fue nombrado para el puesto en 2016 antes de que Trump asumiera el cargo.

El HHS dijo el mes pasado que Bright había sido trasladado a una asociación público-privada bajo la supervisión del Instituto Nacional de Salud.

En su queja Bright exige su reincorporación al cargo y solicita una investigación completa sobre la politización de la BARDA y las presiones que ejerce el gobierno para favorecer compañías con conexiones políticas.

La exigencia de reincorporación de Bright fue avalada por el organismo supervisor federal, la Oficina de Asesoría Especial.

El ente supervisor recomienda que se reincorpore al experto en vacunas mientras investiga si la administración Trump tomó represalias contra él sacándolo de un puesto clave que trabaja en la respuesta al coronavirus.

Los abogados de Bright argumentan que su destitución como director de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado violó una ley federal que protege a los denunciantes del gobierno.

Cargando Video...
Expertos advierten sobre los posibles efectos secundarios de la hidroxicloroquina en casos de coronavirus


La portavoz del HHS, Caitlin Oakley, citada por la agencia Reuters, dijo en una declaración que Bright fue transferido a un trabajo en el que se le confió la tarea de gastar alrededor de 1,000 millones de dólares para desarrollar pruebas de diagnóstico.

"Estamos profundamente decepcionados de que no se haya presentado a trabajar en nombre del pueblo estadounidense y a liderar este esfuerzo crítico", señaló Oakley.

Trump ha promocionado repetidamente las drogas contra la malaria como tratamiento para el coronavirus, aunque pocos estudios sugieren un posible beneficio.


El mes pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) pidió a los médicos abstenerse de recetar remedios recomendados por Trump, a excepción de hacerlo dentro de hospitales o como parte de un experimento científico. Los expertos mencionaron la posibilidad de fallas cardiacas en enfermos que hayan tomado hidroxicloroquina o la sustancia afín cloroquina.

"La hidroxicloroquina y la cloroquina están aprobadas por la FDA para tratar o prevenir la malaria. El sulfato de hidroxicloroquina también está aprobado por la FDA para tratar el lupus y la artritis reumatoide. No se ha demostrado que estos medicamentos sean seguros o efectivos para tratar covid-19. Sin embargo, se están realizando ensayos clínicos adicionales para determinar si estos medicamentos pueden beneficiar a pacientes con covid-19", señaló la agencia.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés