null: nullpx
Coronavirus

No se vacunaron y dejan cinco huérfanos por el covid-19: la tragedia de una familia de Virginia

Este caso se suma a la larga lista de historias dramáticas que deja la pandemia en Estados Unidos y en el mundo. Tenían 46 y 48 años pero se habían negado a vacunarse contra la enfermedad.
16 Oct 2021 – 09:22 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Kevin y Misty Mitchem, un matrimonio de Virginia, fallecieron en un lapso de dos semanas por covid-19 y dejan cinco hijos huérfanos: es la última de la larga lista de historias trágicas que deja la pandemia en EEUU y en el mundo.

Solo tenían 48 y 46 años, respectivamente, pero no estaban vacunados a pesar de la presión que hacían sobre ellos algunos familiares que sí habían recibido su inmunización contra la enfermedad.

La pareja, que se conoció en la secundaria, se casó hace 17 años y tenían cuatro hijos juntos: Riley (17), Leah (14), y los gemelos Taylor y Aiden (11). El tenía otra hija de una relación anterior, Angel, de 22 años y que le dio un nieto, Lincoln, a punto de cumplir dos años.

Ahora los cuatro hijos del matrimonio vivirán con sus tíos paternos en Carolina del Sur, según explicó el hermano de Kevin, Mike Mitchem, al medio local Richmond Times-Dispatch.

" Nuestras dos familias han quedado patas abajo. Los chicos son lo principal. Su hija mayor recién tuvo un hijo y estoy segura de que quería que fuera cercano con su abuelo y eso ya no va a pasar", dijo.

El primero en enfermar fue Kevin Mitchem, que estaba bien de salud, y después lo hizo su esposa Misty, que padecía diabetes, una de las enfermedades que aumentan el riesgo de sufrir un caso severo de covid-19.

Ella fue la primera en morir: solo pasaron cinco días entre su primer síntoma y el fallecimiento el 23 de septiembre. Para su marido el declive fue más gradual y tuvo algún momento de mejora, pero también terminó muriendo, el 8 de octubre.

No se vacunaron: la familia tiene dolor y también enfado

"Parte de nuestro dolor es enfado. Enfado porque la gente sigue sin ponerse la vacuna. Ellos desconfiaban, hablaban de esto y lo otro, de lo que oían y leían en internet", explicó Mike, el hermano de Kevin Mitchem.

Como tantos otros, Kevin Mitchem se arrepintió en sus últimos días de no haberse puesto la vacuna. Llamó a su madre y le pidió perdón por no haberse puesto la vacuna.

La hijastra de Mike Mitchem, Rachael Rhodes, está especialmente frustrada porque es enfermera y se esforzó por animar a sus familiares a que se vacunen, así como hace con sus pacientes.

" Es increíblemente frustrante ser un sanitario ahora mismo con toda la desinformación que se propaga en internet", indicó.

Y añadió: "Ha llegado a un punto en el que ni siquiera merece la pena discutir más porque ya no tiene ninguna relación con algo médico o científico lo que dicen".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés