Bikini perfecto=dieta a la orden

Luce espectacular con estas seis dietas y para mejores resultados combínalas con una buena rutina de ejercicios.
5 Jun 2012 – 2:52 PM EDT

¿Lista para enseñar curvas?

El sueño de muchas mujeres es vivir un verano perfecto, que incluya arena, sol, mar, playa, piñas coladas y un bikini de ensueño. Pero esas rollitos en ocasiones suelen ser un tremendo dolor de cabeza. ¿Cómo combatir esos malos momentos? Prueba con estas sencillas dietas y logra un cuerpo de 10. No se te olvide consultar a un nutricionista antes de iniciar cualquier tipo de dieta.

Dieta de la Sopa de Cebolla:

Algunas mujeres han comentado que esta es una de las dietas que las ha funcionado a la perfección. Esta sopa podría convertirse en tu aliado incondicional todos los días, siempre y cuando la combines con otros alimentos saludables como frutas y vegetales los cuatro primeros días, al quinto día agrega menos un poco de carne sin grasa.

Ingredientes:

6 cebollas, 2 pimientos, 1 manojo de apio, 1 lata de puré de tomate, 1 col y 1 cubito de caldo de pollo.

La preparación es sencilla, corta todos los vegetales en trozos pequeños y colócalos en una olla grande junto con la lata de puré de tomate y el cubo de caldo de pollo. Agrega agua hasta que queden dos dedos por encima del puré y deja que hierva todo por 10 minutos. Después baja la intensidad del fuego y espera hasta que los vegetales se cocinen.

Dieta Atkins:

Se caracteriza por el consumo de alimentos sin carbohidratos. Esta produce saciedad por el alto consumo de proteínas. Puedes consumir: carne, embutidos, pescado, mariscos, huevos, productos lácteos, mayonesa, mantequilla y aceite. Pero olvídate de las pastas, el arroz, las papás, el pan, las frutas, las leguminosas, el azúcar y las bebida alcohólicas. Los líquidos que puedes tomar son el té, el agua y la leche. Esta dieta no la debes seguir por más de 30 días o podría causarte una descompensación física importante. Algunas de sus desventajas es que puede producir problemas de estreñimiento por la carencia de fibra. Te sugerimos que consultes a un médico para que te hable más a fondo de la mejor forma que la puedes llevar a cabo y si eres candidata para ella.

Dieta Macrobiótica:

Algunos la consideran como una forma extrema del estilo vegatariano. Esta se basa principalmente, en ingerir cereales integrales, como arroz, cebada, maíz y trigo, los cuales se pueden comer hervidos, guisados, en sopa, tartas o croquetas; frutas y verduras que se deben combinar con carne magra (sin grasa) de vacuno, así como pollo y pescado sin piel.En este tipo de régimen se recomienda no consumir productos lácteos e inclinarse por vegetales de hoja verde, ya que contienen gran cantidad de vitaminas A y C, calcio, potasio, ácido fólico y hierro, lo que evita la deficiencia de nutrientes. Lo importante de esto es llevar un equilibrio entre las cantidades que se consumen.

Más dietas

Dieta de Proteína:

Las proteínas son elementos que ayudan a fortalecer el cuerpo y sabiéndolas utilizar nos pueden servir para eliminar algunas libras de más. Esta dieta está basada en estos nutrientes esenciales para el organismo, por la gran cantidad de funciones reguladoras y metabólicas que desempeñan. Algunos expertos en el tema recomiendan ser bastante estricto durante los primeros 15 días y tomar mucha agua mineral. Posteriormente disminuir el número de proteínas e ir incorporar frutas y verduras de manera progresiva.

Dieta Mediterránea:

Esta dieta se basa en la pirámide nutricional, ya que se reparten las calorías de la manera más adecuada posible. Los alimentos que constituyen la base de esta alimentación son: pan y pasta, como principal fuente de hidratos de carbono; aceite de oliva como principal fuente de grasa; vino en cantidades moderadas durante las comidas; frutas, los frutos secos y las legumbres para el aporte de fibra y antioxidantes; pescado, las aves de corral, los productos lácteos y los huevos como principal fuente de proteínas y un menor consumo de carnes y grasas animales. Lo que tienes que ingerir moderadamente son los lácteos, los huevos y las carnes de aves.

Dieta Post Vacaciones:

Estamos de acuerdo que cada que son vacaciones, nuestra alimentación cambia completamente y muchas veces nos propasamos. ¿Como olvidarnos de esta grasita acumulada en las vacaciones? Prueba con esta dieta, basada solo en algunas proteínas, fécula, lácteos y frutas. La base está consumir un desayuno compuesto por una pieza de fruta baja en calorías, café o té. Para la comida verduras cocidas, un filete de pechuga o pavo a la plancha y como postre, un yogurt. Finalmente en la cena, verdura, arroz y una pieza de fruta.

Te recomendamos que antes de iniciar cualquier dieta, visites a un nutriólogo para que realice un examen médico del estado de tu organismo y te asesore. No olvides también hacer ejercicio, esto te ayudará a no perder masa muscular y tendrás mayor éxito en la reducción de esas libritas.

RELACIONADOS:Belleza